6 maneras en las que los atletas sabotean su propio éxito en la competición

6 maneras en las que los atletas sabotean su propio éxito en la competición

5 DE ABRIL DE 2017. POR PATRICK J. COHN, PH.D. Y ANDRE BEKKER

Si pudiera mejorar sus resultados de carrera sin comprar nuevo equipamiento o entrenar más, ¿por dónde empezaría? Puede analizar el enfoque mental con el que se enfrenta a las competiciones – cómo su enfoque mental ayuda o sabotear su éxito. ¿Comprende cómo el enfoque mental le hace obtener peores resultados en las competiciones? Las actitudes, creencias y la mentalidad con las que los corredores, ciclistas, triatletas y atletas de resistencia asumen las competiciones dictan su éxito en las mismas. El primer paso para mejorar el enfoque mental en las competiciones es comprender cómo puede sabotear el éxito con la duda, las altas expectativas, el perfeccionismo y otros obstáculos de carácter mental. Aquí, aprenderá acerca de los seis errores que más repercuten en el resultado sobre el enfoque mental previo a las competiciones.

1. Tener expectativas estrictas sobre su rendimiento

A pesar de lo que otros le han enseñado acerca de las expectativas positivas, el mantener altas expectativas de resultados puede limitar su éxito en las competiciones. ¿Por qué las altas expectativas le limitan? Si no consigue alcanzar sus expectativas previas a la competición, durante la misma, empezará a dudar de si mismo o se sentirá frustrado. Esencialmente, las expectativas le estarían preparando para el fracaso antes incluso de empezar la competición.

Además, las expectativas suelen estar relacionadas con los resultados, tales como lograr una marca personal, una determinada posición en la competición o incluso la victoria. Los atletas juzgan su resultado en cada disciplina en base a sus expectativas. En la mayoría de los casos, las expectativas hacen que los competidores estén enfocados en conseguir un determinado resultado y sientan más presión para conseguirlo, lo que puede convertirse en episodios de ansiedad o preocupación previos a la competición.

2. Dejar la confianza en sí mismo al azar

La confianza en sí mismo es el mejor amigo de un atleta. Si tiene un nivel alto de creencia en su capacidad, es difícil sentir ansiedad. Desafortunadamente, muchos competidores dejan la confianza en sí mismos al azar. Esto significa que no asumen la responsabilidad plena de sentirse seguros al comienzo de la competición. ¿Espera para sentirse confiado en sus habilidades sólo cuando tiene un buen comienzo en la carrera? Si es así, está dejando la confianza en sí mismo al azar o a la consecución de resultados inmediatos.

¿No está seguro de cuál será su resultado antes de una carrera? ¿Duda de su capacidad para terminar fuerte? Su principal objetivo es ser proactivo en lo que a confianza en sí mismo se refiere antes de la competición. No quiera que la confianza en uno mismo se vaya al traste por los resultados inmediatos al inicio de la carrera o en una disciplina en particular. Tiene que alimentar la confianza en sí mismo -como el combustible de su cuerpo- antes de comenzar la competición, no reaccionar a lo que suceda en los primeros compases de la carrera.

3. Preocuparse demasiado con los resultados

La preocupación previa a la carrera, la ansiedad o la tensión puede provenir de varias fuentes dependiendo de su predisposición. La mayoría de los atletas se preocupan demasiado por los resultados, por cometer errores durante una carrera o cuando piensan que deben obtener resultados similares a otras personas.

El miedo al fracaso es la principal razón por la que los atletas no obtienen tan buenos resultados en las competiciones como en los entrenamientos diarios. La mayoría de las veces, el miedo al fracaso tiene sus raíces en dos áreas: (1) la aprobación social o el hecho de preocuparse por lo que piensan los demás y (2) el síndrome de recompensas o la preocupación de que todo el trabajo duro que hacen para tener éxito podría no ser rentable. Debe entender su miedo subyacente para poder superar esta forma de auto-sabotaje.

4. Malinterpretar el nerviosismo previo a la carrera

Cada triatleta, corredor o ciclista experimenta un estado de nerviosismo previo a las competiciones. Estos son las emociones típicas previas al comienzo de una carrera. Sin embargo, algunos atletas convierten este nerviosismo previo en ansiedad sobre el resultado. La ansiedad le hará obtener peores resultados porque hará perder la confianza depositada en el plan establecido o en sus habilidades. El nerviosismo previo a las carreras es parte natural de la competición, pero la ansiedad en los momentos previos a las carreras hará que la mayoría de los atletas tengan demasiada tensión, se preocupen demasiado de su rendimiento y en última instancia no consigan obtener un rendimiento acorde con sus capacidades.

Los atletas experimentados agradecen el nerviosismo previo a las carreras. El nerviosismo pre-competitivo positivo ayuda a obtener un nivel óptimo de activación o excitación mental, lo que puede mejorar el enfoque mental durante la carrera. Su capacidad para aceptar el nerviosismo previo al inicio de las carreras es fundamental para tener un buen comienzo y un rendimiento consistente. Muchos atletas interpretarán el nerviosismo previo a la carrera como ansiedad, los hará sentirse estresados o ansiosos y, por lo tanto, poner el foco en señales de rendimiento equivocadas.

5. Preocuparse demasiado por lo que piensan los demás

Para muchos triatletas, corredores y ciclistas, una gran fuente de preocupación por el rendimiento antes de las carreras proviene de la aprobación social o la necesidad de que otros "aprueben" sus resultados. Si es su caso, puede tener la necesidad de ser admirado, aceptado, respetado por otros competidores, compañeros de equipo o entrenadores.

Esto lleva a muchos atletas a preocuparse únicamente por el resultado porque piensan que éste influye en lo que otros podrían pensar sobre ellos. Por lo tanto, si anhelan la aprobación de los demás, compañeros de equipo o competidores, es más probable que vivan estados de ansiedad o tengan miedo a fracasar durante las competiciones. Su necesidad de aprobación social apoya su miedo al fracaso. Los atletas que necesitan la aprobación de otros para sentir confianza en sus habilidades son propensos a sufrir episodios de ansiedad previos a las carreras.

6. Tratando de rendir a la perfección

El perfeccionismo puede ser simultáneamente una ventaja y una desventaja para los atletas. El Perfeccionismo puede llevar a rendir a menor nivel durante la competición. Por ejemplo, los atletas más perfeccionistas tienen expectativas increíblemente altas sobre su rendimiento. También carecen de confianza, en sí mismos antes y durante la competición. Sin embargo, el perfeccionismo también puede ayudar a los atletas ya que están orientados a objetivos, les hace ser comprometidos y se esfuerzan por mejorar sus habilidades.

¿Cómo querer ser perfecto te hace rendir menos durante las competiciones? Cuando los perfeccionistas intentan rendir sin el más mínimo fallo, se frustran fácilmente con cualquier error y, a menudo, se quedan atrapados en esa "mentalidad de entrenamiento" cuando afrontan una carrera. Ninguna de estas características es ideal para conseguir rendir al máximo durante las competiciones.

Durante las próximas semanas, profundizaremos en cada una de estas seis áreas de sabotaje mental para que pueda obtener las herramientas adecuadas que necesite para romper cualquier barrera de rendimiento o de ansiedad mental que pudiera estar estancando su rendimiento.

Sobre el Autor

El Dr. Patrick Cohn es un gran entrenador sobre Enfoque Mental y Rendimiento Deportivo en Orlando, FL. Andre Bekker ha ganado 11 IronMan y 70.3 triatlones en su categoría, exciclista profesional y dueño de 5th Dimension Coaching.

COMPARTIR