Análisis de los Goles de la Eurocopa 2016 de Francia

Goal Analysis of the Eurocup France 2016

Asier Puente Varona y Ibon López Aristondo

1Profesor del departamento de fútbol del centro público de enseñanzas deportivas KIROLENE (País Vasco)

Artículo publicado en el journal Revista de Entrenamiento Deportivo, Volumen 30, Número 4 del año .

Resumen

El estudio se centra en analizar los goles de la Eurocopa 2016. Se crea una herramienta "ad hoc", donde dos observadores en diferido realizan los registros de datos, de calidad óptima (Pearson 0,98). Se observa cómo el 47,4% de los goles son anotadosdespués de robo del balón y el 52,6% en juego de continuidad, de estos últimos las acciones más utilizadas para la consecución del gol fueron las faltas. Las zonas de robo de balón más utilizadas para la posterior consecución del gol fueron las centrales, pudiéndose entender un cierto predominio de sistemas de presión alta (o en campo del contrario y central) la zona de más robo de balón. La pierna más utilizada en la finalización fue la derecha (40%) versus la izquierda (36%). Aproximadamente un 52% de los ataques que consiguieron gol tuvieron una duración de entre 6 y 10 segundos.

Palabras clave: análisis, gol, Eurocopa, metodología observacional

Abstract

This study analyses the goals during the 2016 European Cup by means of an ad-hoc methodology – 2 observers compile the data examining video recordings of the games – allowing for optimum quality (Pearson 0.98). It is observed that 47,4% of the goals are scored after a ball steal and a 52,6% of the goals are in the continuity of the play, being fouls the most used actions to score a goal. The section of the pitch where tackles are most likely to lead the goals is central area, one can speak of “pressure systems” in this central area and the opposition half of the pitch as being the most common. The most used body part for finishing is the right leg with 40% versus 36% the left leg. On the other hand, the use of a double phase of play is predominant with 41% of the goals. Bound to this aspect it is observed that the 52% of the goal attacks have a duration between 6 and 10 seconds.

Keywords: analysis, goal, Eurocup, Observational methodology

INTRODUCCION

El fútbol es un deporte muy complejo que discurre bajo una lógica interna, la cual dependiendo de numerosos factores habla de un impredecible desarrollo. Lo que si se conoce es que esta lógica sigue unos patrones, y son estos los que se intentan definir de una manera exhaustiva  de forma que podamos acercarnos más a describir lo sucedido en el juego y con ello aumentar el conocimiento acerca de este.

Un partido de fútbol es ganado por el equipo que consiga introducir más goles que el contrario en la portería adversaria, es el gol por lo tanto el hecho más relevante en el desarrollo del juego y un aspecto muy analizado en la bibliografía. Lago (2006) nos habla de los procesos ofensivos que llevan al gol en la 1ª y 2ª división española, indicando la importancia relativa de los goles a balón parado y en continuación del juego. Otros autores hablan de los mismos valores relativos y profundizan un poco más en cuanto al protocolo seguido para la consecución de estos, así Puente et al (2008) observan el modo de ejecución y las zonas de remate más predominantes en los saques de esquina en el Mundial de Alemania del 2006, Armatas, V.; Yiannakos, A. (2010) analizan todos los goles del mismo mundial. Pérez (2010) analiza los goles marcados en la UEFA Champions League durante la temporada 2005-2006 observando las diferencias de goles entre continuidad de juego y acciones a balón parado. Dentro de las acciones a balón parado como medio para la obtención del gol Palao (2010) observa y analiza los lanzamientos desde los 11 metros, sus distintos destinos y eficacias en el gol. Rabadán (2007) observa las diferencias de la utilización de los carriles o zonas centrales para la obtención del gol, Braun (2004) en su tesis doctoral analiza el gol desde diferentes perspectivas en el campeonato de apertura chileno, analizando criterios como las zonas desde donde se realiza el gol, puesto especifico del realizador, nacionalidad de este etc.

Otros estudios más exhaustivos acerca de la consecución del gol también son realizados, así Oliva y Blanco (2011) observan las acciones de éxito en el futbol, registrando las zonas de finalización e inicio de jugadas. Siguiendo con las penas máximas hay estudios como el de Selva et al (2000) quienes realizan un estudio cinético acerca del tiro de penaltis, Castillo et al (2009) analizan los penaltis teniendo en cuenta estrategias abiertas o cerradas por parte del portero ante la pena máxima.

Sobre la Eurocopa de 2012, Rodenas y Merce (2012) analizan sus goles, donde hablan del minuto, superficie de realización, zonas y modo de consecución del gol. Nuestro estudio complementa por lo tanto el realizado por Rodenas y Merce (2012), ya que se pretende observar aspectos no analizados por dicho estudio, aspectos tales como; la duración del ataque, inicio de este, secuencias realizadas antes del gol, zonas de robo o inicio de la jugada así como zona previa a la finalización.

MÉTODO

Este trabajo se aborda desde una perspectiva observacional, este método es utilizado por numerosos autores (Castellano y cols 2002; Hernández, 2001; Nevill y cols 2002; Anguera, 2004) y utilizado de similar manera en la anterior Eurocopa (Puente y col 2013), siendo reconocido como uno de los métodos más relevantes para determinar el desarrollo del juego.

MUESTRA

Se han analizado 108 goles de la Eurocopa del 2016, lo que supone el 100% de los goles anotados en dicha Eurocopa sin contar los anotados mediante el lanzamiento de 11 metros fuera del tiempo reglamentario. Entre estos 108 goles ha habido 8 desde el lanzamiento desde los 11 metros durante el desarrollo del juego y así como los goles anotados en propia puerta que ha sido 3. Estos 11 últimos no han sido analizados de manera exhaustiva por lo que nos han quedado 97 goles.

INSTRUMENTOS

Se utiliza el programa “MovieMaker” para realizar los cortes de todos los goles de la Eurocopa. Estos cortes son sometidos a análisis mediante el programa MatchVision y los datos son tratados mediante el paquete estadístico SPSS v14. Para el registro se diseña ad hoc una herramienta taxonómica en la que figuran los aspectos observados para la consecución del gol. (Tabla 1).

Tabla 1.Criterios y categorías del sistema taxonómico.

Inicio de juego (C.J.=continuidad del juego; Robo=recuperación del balón al adversario); R=zonas de robo; F=zonas de finalización, Acciones de inicio; (F=falta, R=robo, SB=saque de banda, C=córneres, SP=saque puerta), P=zona previa al gol, zona desde donde se da el último pase, Rechace;(RECH= proveniente de rechace, bien de un jugador o de portero, NO R=no rechace, PALOS= proviene después de dar al palo).

Para el correcto registro de las zonas realizamos dos cartogramas de un campo de fútbol. El primero (figura 1) sirve para el registro de las zonas de robo y de pase previo al gol y en la figura 2, se expone el cartograma utilizado para el registro de las zonas de finalización.


Figura 1. Cartograma para el registro de las zonas de robo y de pase previo


Figura 2. Cartograma para el registro de la zona de finalización.

PROCEDIMIENTO

Dos sujetos de manera independiente registran los datos con el programa MatchVision con la herramienta taxonómica creada y teniendo en cuenta los dos cartogramas definidos anteriormente. Estos sujetos realizan un periodo de adaptación y registro de 20 goles de la liga española hasta definir y perfeccionar la herramienta taxonómica, al igual que para familiarizarse con el proceso de recogida de datos. Uno de los sujetos registra en dos ocasiones con una separación entre registro y registro de una semana y el otro observador solo registra en una única ocasión.

ANALISIS ESTADÍSTICO

En primera instancia se realiza la prueba de calidad del dato, se analizan los registros intra e inter observadores, primero un mismo observador en dos momentos diferentes registra todos los goles (intra) y después es otro observador quien también lo registra (inter). En la mayoría de los criterios, tanto intra como inter, se acercan a uno pudiéndose hablar de una calidad del dato óptima. Cabe destacar cómo los valores inter observadores son más bajos, si bien todos superan el 0,94siendo este el dato más bajo obtenido sobre la zona de finalización. Después se utiliza el programa estadístico SPSS v14 utilizándose la prueba del Chi-cuadrado de Pearson con un nivel de probabilidad aceptada para la significación estadística de P<0,05, mismo dato utilizado por otros autores en estudios similares (Puente et al 2008; Lago et al 2006).

RESULTADOS

En la Eurocopa se anotaron 108 goles en el desarrollo del juego (sin contar las tandas de penaltis), de los cuales 8 fueron anotados bajo la pena máxima y 3 anotados en propia puerta. Nuestro estudio por lo tanto gira en torno a 97 goles, de los cuales el 47,4% de los goles son  anotados iniciándose la jugada en un robo, mientras que un 52,6% de los goles lo son tras una continuidad del juego. Dentro de este 52,6% como podemos observar en la tabla 2, los inicios para el gol se distribuyen de una manera en las que son las faltas las acciones de inicio más frecuentes en la consecución del gol y el saque de puerta el menor. (Un 24% frente a un 5%). Por otro lado los goles iniciados con un corner suponen el 13,4%.

Tabla 2. Valor absoluto y relativo del inicio de las jugadas que originan gol.

En la figura 3 se observan las zonas de robo donde posteriormente se origina gol, el 50% de los robos que suponen gol se realizan en campo ajeno, si bien la zona donde robado el balón se obtienen más goles es la zona 8, que está en campo ajeno con 28,26%, seguida de la zona 5, zona central en campo propio con un 23,91%. Si los datos los reflejamos en un carril central y los laterales izquierdo y derecho, el carril central es el más utilizado para la consecución del gol con un 60,87%, mientras los laterales son utilizados en un 19,57% el derecho y un 19,56% el izquierdo.




Figura 3. Valor absoluto y relativo de las zonas de robo en las jugadas que originan gol

En la figura 4 podemos observar los valores de las zonas de finalización, de manera que el 81,44% de los goles se realizan desde dentro del área grande y el resto desde fuera de esta, si bien cabe destacar que el 99% de los goles son anotados desde el carril central del juego, el delimitado entre las dos líneas del área grande solo un 1% (un gol en concreto desde la zona 9) se anota fuera de esta zona. Como dato destacar que todos los goles se han marcado desde campo ajeno.


Figura 4. Porcentaje de goles según la zona de finalización.

En cuanto a las superficies de contacto (tabla 3), es la pierna derecha la superficie de mayor utilidad en la obtención de gol con un 40,21 % de los goles anotados en la Eurocopa, después se sitúa la pierna izquierda como la superficie más utilizada con un 36,08% y por último la cabeza con un 23,71%. Mencionar que la diferencia en valor absoluto entre pierna derecha e izquierda es de solo 4 goles. Combinando los parámetros de superficie de contacto y zona de finalización podemos destacar como se aprecia en la tabla 3, que la cabeza no es la superficie predominante en ninguna de las zonas aunque a priori pueda parecer que las zonas de la línea de gol hasta el área de meta  podrían ser las zonas donde predomina dicha superficie. Desde la línea de gol hasta el área de meta (zonas F2 y F3), los goles realizados con la cabeza (25%) son los mismos que por ejemplo los realizados con la pierna izquierda (25%), si bien los goles realizados en la zona que comprende desde el área de meta al área grande (zonas F6 y F7) los goles realizados con la pierna derecha cogen mayor protagonismo, un 54,8% frente a un 29,2% de goles anotados realizados con la cabeza.

Tabla 3. Valor relativo de los goles dependiendo de la superficie utilizada en cada una de las zonas de finalización.

Si tenemos en cuenta las zonas previas (tabla 4), es decir la zona desde la cual se da el último pase antes de la consecución del gol, es la zona 11 con un 25,77% la más utilizada seguida de la zona 8 con un 22,68%, ambas las dos zonas centrales de campo ajeno. Cabe destacar que el 5,15% de los goles son realizados sin pase previo, es decir, o bien son realizados de lanzamiento directo o son realizados tras robo y consecución del gol por parte del mismo jugador.

Tabla 4. Valor absoluto y relativo de la zona utilizada para realizar el último pase antes del gol.

Otro aspecto que se valora es el número de secuencias utilizadas para la consecución del gol, entendida la secuencia como todo pase realizado, de manera que en ocasiones serán diferentes jugadores los que intervienen en la jugada (si cada uno de ellos interviene en una única ocasión), y en otras los mismos jugadores (si un jugador interviene en más ocasiones mediante combinaciones de pase con uno o más compañeros). Por lo tanto es el pase el que nos determina la secuencia, de manera que como refleja la Tabla 5 la secuencia más utilizada con el 41,24% de los goles conseguidos es a través de dos pases, esto podría estar relacionado con 2 cosas, por un lado el 47,42% de los goles tienen como inicio un córner, falta o saque de banda (los dos primeros cuando son próximos al área necesitan de pocas secuencias para finalización). Por otro lado que el 57,14% de los goles conseguidos tras robo, estos se producen en campo ajeno por lo que el juego no necesita ser tan combinativo como cuando iniciamos el juego desde propio campo. Destacar que solo un 4,12% de goles se anota tras 5 o más secuencias. También reafirmar como lo hemos mencionado anteriormente que el 5,15% no tienen una secuencia puesto que finaliza el mismo jugador.

Tabla 5. Valor absoluto y relativo del nº de secuencias utilizadas para la consecución del gol.

Otro dato interesante y analizado a parte del número de secuencias es el tiempo (segundos) empleado para su consecución desde el inicio de la jugada, bien sea a través de su puesta en juego por interrupción reglamentaria o a través de un robo, resultados reflejados en la tabla 6. En esta tabla destacaríamos que los goles tras 10 segundos de jugada o más no superan el 20%.

Tabla 6. Valor absoluto y relativo del tiempo empleado en s para la consecución del gol.

En cuanto a la forma de materializar el gol, como se refleja en la tabla 7, el 90,72% de los goles son anotados de manera directa, sin ningún tipo de rechace, si bien es importante indicar como el 9,28% lo son tras rechace, siendo el más habitual y el único tras rechace del portero con un 9,28%  puesto que no hay goles de ningún otro tipo de rechace como puede ser tras palos con un 0%.

Tabla 7. Valor absoluto y relativo de los goles anotados de manera directa o tras rechace.

Para finalizar también hemos analizado el tiempo del partido en el que se han marcado los goles separándolos en rangos de 15 minutos. Cabe destacar que en este caso también hemos computado los goles en propia puerta y el de los 11 metros en tiempo reglamentario 108 en total. 1 gol cada 44 minutos. Como se puede ver en la tabla 8 el rango donde más goles se meten es entre 46 y 60. El 59,25% de goles se consiguen en el segundo tiempo (sin tener en cuenta las prórrogas). Un dato interesante es que un 11% de los goles se han conseguido en tiempo de descuento.

Tabla 8. Valor absoluto y relativo de los goles anotados y en que rango de tiempo.

DISCUSIÓN

En la Eurocopa se anotaron 108 goles en 51 encuentros, dato superior a los obtenidos en las ultimas Eurocopas, Portugal (2004), Austria y Suiza (2008) se materializaron 77 goles y en la de Polonia y Ucrania (2012) 76. Cabe destacar que en esta Eurocopa se han jugado 20 partidos más que en las anteriores.

Desde la Eurocopa de Inglaterra (1996),  a partir de la cual se realizaba un campeonato con un formato competitivo bajo 31 encuentros fue en esa primera Eurocopa de Inglaterra 96 donde se marcaron menos goles ( 64 ) y en la del 2000 en los Países Bajos el mayor (85). Datos estos superados en la de 2016 por el hecho de jugar más partidos, aunque si analizamos la media de goles por partido, solo la de Inglaterra (2,06) es inferior a esta (2,12), en la del 2012 se anotaron 2,45 goles por encuentro. No se encuentran diferencias significativas entre goles iniciados tras robo o con inicio de jugada (puesta en juego tras una interrupción reglamentaria). Nuestro estudio no toma en cuenta solo las acciones a balón parado de una manera directa (saque y remate o lanzamiento directo) sino que analiza desde que se pone en juego independientemente del tiempo o secuencias, de esta manera podemos observar como el porcentaje relativo a las acciones con inicio del juego tras interrupción reglamentaria está en 52,58%, dato más alto que los registrados por Rodenas (2012) quienes hablan de un 29% y muy similar al 46,6% de Puente et al (2013). Como hemos indicado el hecho de abarcar más tiempo y secuencias hacen que este dato sea significativamente mayor. Comparando lo establecido en dicho estudio con respecto a este en los saques de esquina, faltas, penaltis y saques de banda se observa que son idénticos. El incremento del 29% al 52,58% viene en gran medida de los saques de banda ya que en el estudio mencionado observan el 2% del total de goles a través de esta acción, mientras que en este se observa un 10,31% muy similar al 10,9% del estudio de Puente et al (2013), puesto que atendiendo al parámetro de larga continuidad (tiempo y secuencias) que hemos analizado, nos permite registrar esta acción de una manera más óptima. Por otro lado un leve incremento también es atribuible al saque de puerta, ya que este no suele ser considerado en los estudios de acciones a balón parado, pero que en este estudio se observa cómo el 5,15% de los goles provienen bajo el inicio del juego mediante esta acción algo superior al de la Eurocopa del 2012 con un 1,37%.

En cuanto a las zonas de robo podemos mencionar que aunque las acciones de robo realizadas en el carril central tienen una mayor incidencia en el gol en un 61,6% Puente (2013), frente a un 38,4% Rodenas (2012),  Rabadán y col (2007) en un estudio sobre un equipo juvenil durante toda una temporada también observaron este aspecto. Puente et al (2013) mencionan que no pueden afirmar que los equipos deriven la presión a posiciones centrales, pero sí que pueden intuir que es más factible el gol tras el robo en estas zonas, aspecto a tener en cuenta para la definición del estilo y forma de juego de un equipo. En esta Eurocopa vuelve a predominar los robos en las zona central con un 60,87%, siendo la zona zona 8 en la cual más se roba, carril central y en campo de creación ajeno mismo que en la euro 2012 por lo que podemos intuir que los equipos han mantenido unos sistemas presionantes. Sobre las zonas de finalización el estudio es muy similar al realizado por Oliva y Blanco (2011), quienes analizando 688 goles del FC Barcelona observan cómo el 91% de los goles se anotan desde el área grande, y el de Puente et al (2013) donde observan un 87,7%, en nuestro estudio hablamos del 81,44%. También en lo referido a los goles anotados desde el carril central Puente et al (2013) son el 100% en nuestro estudio registramos un 99%. En nuestro estudio hemos querido observar también cómo están interrelacionados aspectos como las zonas de finalización y las superficies de contacto. Podemos observar que a diferencia de la última Eurocopa en esta no hay ninguna zona en la que la superficie predominante sea la cabeza. Puente et al (2013) citan que la cabeza es la superficie más utilizada en las zonas del área de meta a la línea de gol, con el 48,3% de los goles anotados frente al 41,1% de los goles realizados con pierna derecha. En esta Eurocopa en cambio los goles de cabeza en esa zona son el 29,11% superado hasta por la pierna izquierda con un 31,65% y predominando la derecha con un 39,24%. Destacar que la pierna derecha es la predominante en todas las zonas exceptuando las zonas 6 y 11 en las que la pierna izquierda es la más utilizada para conseguir el gol. Siguiendo con las superficies de contacto Puente et al (2013) citaban que llamaba la atención el bajo dato porcentual en cuanto a los goles realizados con pierna izquierda (el 15%), y que creían que este dato debería ser mejor estudiado y relacionado al número de jugadores derechos y zurdos, incluso con las probabilidades de poder ejercer finalizaciones por jugadores diestros y zurdos. Los resultados de esta Eurocopa ratifican esas conclusiones. En esta Eurocopa el 36,08% de goles se han conseguido con pierna izquierda siendo solo 4(valor absoluto) más los realizados con pierna derecha 40,21%. Destacar que el máximo goleador de la Eurocopa (Griezmann “zurdo”) anoto 6 tantos, 4 con pie izquierdo y 2 de cabeza. Entre los 7 primeros goleadores anotaron 24 goles 12 de ellos 50% con pie izquierdo, 7 de cabeza 29,16 % y solo 4 con pie derecho 16,66%.  Por lo que se debería estudiar más exhaustivamente jugadores diestros/zurdos, gol con pie predominante… 

Respecto a las zonas previas son las zonas P11 y P8, justo las zonas centrales de campo ajeno, desde donde más se da el último pase antes del gol por lo que podemos concluir que el juego se desarrolla más por el centro que por banda antes del gol. Estos pases son el 48,45%, seguido de la banda derecha con un 22,68%  frente a un 16,49%  de la banda izquierda. Datos muy similares a la anterior Eurocopa encontrados por Puente y col (2012) con 43,84%, 20,55% y 13,70% respectivamente.

Braun y cols (2004) en un estudio del campeonato de apertura de Chile observan cómo el 31% de los goles son derivados de acciones individuales, Armatas y cols (2010) registran un 16,4% de los goles anotados en el mundial de Alemania a través de jugadas individuales. Es difícil registrar este tipo de acciones por lo que como en el estudio de Puente et al (2013) en este estudio se habla de acción individual, las cuales no se realicen más que a una única secuencia, representando esta acción un 5,15% de los goles (sin tener en cuenta los penaltis), aunque se puedan dar acciones individuales después de haberse realizado secuencias. Teniendo las acciones a balón parado un peso muy importante en el devenir de los Campeonatos Mundiales, Eurocopas, Champions como otorgan muchos autores (Puente y cols 2008, Armatas y cols,2010, Lago y cols, 2006) es lógico observar como las secuencia única es la más habitual en el juego. Estas jugadas pueden ser en situación jugada tras robo, pase y gol, y también acciones a balón parado como centros y remates de córner, faltas laterales o saques de banda. Por lo tanto es vital tener en cuenta que acciones muy esporádicas y rápidas suponen gol. Por lo tanto la concentración en el fútbol es vital, aspectos como las vigilancias defensivas, predecir qué puede pasar, interpretar el juego y anticiparse a las acciones son aspectos fundamentales a trabajar en la construcción de nuestro equipo.

Destacar que solo 20,62% de goles han sido marcados necesitando más de 10 segundos y un 51,55% se han anotado en un rango de 6 a 10 segundos de duración, el rango donde más goles se han anotado. Viendo esto y unido a que  en 2 secuencias se han marcado más del 40% de los goles podríamos decir que la mayoría de los goles han sido a balón parado o tras un robo y juego rápido, datos estos que no se parecen al estudio de Puente y col (2012) donde el 61% de los goles fueron anotados con ataques de duración de 10 o más segundos. Puente y col (2012) se refieren a que los equipos participantes en la Eurocopa mayoritariamente jugaron con sistemas que manejan el esférico de manera óptima para la realización del gol, con un entrenamiento de las acciones a balón parado avanzado y sin descuidar aspectos de ataques rápidos tras los robos originados por la presión alta establecida (mayoría de robos previos al gol en zona 8). Pues bien en esta Eurocopa mantenemos esto y también podríamos mencionar el buen trabajo táctico defensivo, conclusión esta extraída por el gran número de partidos que se decidieron en los minutos finales y muchos de ellos hasta en el descuento.  Datos estos que podemos ver en el apartado de goles en minuto de juego, destacar que en esta Eurocopa se ha marcado un gol cada 44 minutos y ha habido 2,12 goles de media por partido. Según los datos obtenidos podemos llegar a la conclusión de lo difícil que es ganar un partido y la igualdad entre todos los equipos. Hay un par de datos significativos que refuerzan estas ideas como que el 60,38% de los goles se han metido en el segundo tiempo. Pero aún más relevante es otro dato, en el segundo tiempo se marcaron 64 goles y de estos 64, 9 en tiempo de descuento y 7 de esos 9 goles fueron para dar la victoria o empatar el partido.

También destacar que en las 5 prorrogas disputadas solo se marcaron goles en 2 de ellas 1 gol en cada uno.

También destacar que el 9,28% de los goles se realizan tras rechaces, de ahí la importancia de la continuidad del juego, así como de las ayudas al portero tras las finalizaciones contrarias y atacar los posibles rechaces del portero o palos por parte de los jugadores ofensivos. Este estudio como ya hemos comentado sirve para complementar estudios realizados acerca de la última Eurocopa, centrándose en el gol. Trata de describir variables que rodean al gol y darnos información acerca del desarrollo del juego en esta acción tan importante, de manera que nos de información para saber cómo poder entrenarlas tanto para poder materializarlos como evitarlos. Aunque la realidad es que el 90,72% de los goles se marcaron sin necesitar un rechace.

Referencias

1. Anguera, M. T. (2004). Hacia la búsqueda de estructuras regulares en la observación en fútbol. Detección de patrones temporales. Cultura, Ciencia y Deporte, 1,1, 15-20

2. Armatas, V.; Yiannakos, A. (2010). Analysis and evaluation of goals scored in 2006 World Cup. Journal of Sport and Health Research. 2(2).:119-128.

3. Braun et al. (2004). Análisis de los goles del campeonato de Chile de apertura 2003. Tesis. Instituto nacional de fútbol.

4. Castellano, J y, Hernández, A (2002). Observación y análisis de la acción de juego en el fútbol. A investigaçaoemfutebol: estudos ibéricos, 15-27.

5. Castillo, J. M.; Oña, A.; Raya, A.; Bilbao, A.; Serra, E. (2009). Estrategias abierta y cerrada del penalti en jugadores de nivel intermedio de fútbol. European Journal of Human Movement. 22, 95-112

6. Hernández Mendo, J. (2001). La observación de la acción de juego en el fútbol (I) Contextualización de los acontecimientos. El entrenador español, 90, 12-31..

7. Lago, J. y Casáis, L. (2006). Análisis de los procesos ofensivos que llevan al gol. I Congreso Internacional de las ciencias deportivas. Universidad de Vigo.

8. Nevill, A.M.; Atkinson, G.; Hughes, M. y Cooper, S.M. (2002). Statistical methods for analysing discrete and categorical data recorded in performance analysis. Journal of Sport Science, 20, 10, 829-844..

9. Oliva, C. y Blanco, A. (2011). Codificación, registro y análisis de la acción de éxito en el fútbol. Cuadernos de psicología del deporte. Vol. 11, nº.2, 97-103.

10. Palao, J.M. López, M. y López, M. (2010). Relación entre eficacia, lateralidad y zona de lanzamiento del penalti en función del nivel de competición en fútbol RICYDE. Revista Internacional de Ciencias del Deporte, Vol. VI, N19, pp. 154-165.

11. Selva, F. Olcina, J. y Pino, J. (2000). Análisis cinemático del penalti en fútbol. APUNTS nº62, pp 34-40.

12. Pérez, J (2010). Análisis de los goles marcados en la UEFA Champions League durante la temporada 2005-2006. EFDeportes, Revista Digital. Buenos Aires, año 15, nº150.

13. Puente, A. Arostegi, B. y Castellano, J (2008). Acciones a balón parado del Campeonato de Fútbol de Alemania’06. Cuadernos técnicos 42,pp. WANCEULEN

14. Puente, A. Uranga I, Elorza J. y Gonzalez I. (2013). Análisis de los goles de la Eurocopa 2012 de Polonia y Ucrania. Revista internacional de deportes colectivos, 489-509

15. Rabadán de Cos, I. (2007). Análisis de las jugadas que terminaron en gol en un equipo juvenil de fútbol como medio básico para obtener información por parte de los entrenadores de base. EFDeportes, Revista Digital. Buenos Aires - Año 12 - N° 111

Cita en Rev Entren Deport

Asier Puente Varona y Ibon López Aristondo (2016). Análisis de los Goles de la Eurocopa 2016 de Francia. Rev Entren Deport. 30 (4).
https://g-se.com/analisis-de-los-goles-de-la-eurocopa-2016-de-francia-2208-sa-y58752c70352be

COMPARTIR