721 results about Entrenamiento de la Fuerza y Potencia

Blog - 10 abril, 2019

Efectos fisiológicos del Entrenamiento Concurrente Combinando Esprints Muy Breves y Entrenamiento de Fuerza

By Mg. Stefano Benítez.
El entrenamiento de resistencia y de fuerza realizado en una misma sesión es una práctica muy común en ámbitos donde se busca mejorar la salud o el rendimiento físico. Esta combinación es denominada como entrenamiento concurrente (EC) y surge con la idea de poder entrenar diferentes expresiones deportivas en un mismo régimen. Desde el primer trabajo realizado por Hickson en 1980 hasta la actualidad se ha comprobado un efecto de interferencia generado por el alto volumen o intensidad del entrenamiento de resistencia en las adaptaciones neuromusculares (Coffey & Hawley 2017). De esta forma fue sugerido que el HIIT puede combinarse mejor con el entrenamiento de la fuerza ya que por su reducido tiempo de entrenamiento podría no afectar
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2019

Efectos de Diez Semanas de Entrenamiento Isométrico o Dinámico de Core en el Rendimiento de la Escalada en Escaladores Altamente Entrenados

Atle Hole Saeterbakken, Einar Loken, Suzanne Scott, Espen Hermans, Vegard Albert Vereide and Vidar Andersen.
Este es el primer estudio en comparar los efectos del entrenamiento de core isométrico versus dinámico y caracterizar las adaptaciones del entrenamiento de core utilizando tests de rendimiento específico de escalada y de fuerza de core en escaladores de élite. El objetivo del estudio fue comparar los efectos de asistir a un programa progresivo de entrenamiento de core sobre el rendimiento de la escalada. 19 escaladores avanzados y de élite (7,3±5,6 años de experiencia en escalada, grado de habilidad de redpoint 19, IRCRA) fueron asignados al azar en un grupo de entrenamiento de core dinámico (DCT) o isométrico (ICT) y entrenaron dos veces por semana durante diez semanas. Los escaladores fueron probados usando dos tests de core específicos de escalada (lock-off del cuerpo y levantamiento del cuerpo) y cuatro tests de fuerza de core no específicos: uno dinámico (superman) y tres isométricos (flexión del tronco y rotación del tronco a la izquierda y a la derecha). Las comparaciones entre grupos no mostraron diferencias entre los grupos post-test (p = 0,328-0,824) y ninguno de los grupos demostró una mayor mejoría en comparación con el otro (p = 0,300-0,926). El grupo de ICT demostró una mejoría del 10,8% y 29,6% en la flexión del tronco y el levantamiento del cuerpo (p = 0,029-0,037 sin mejoría en el lock-off y la rotación del cuerpo (p = 0,101-0,343). El grupo de DCT demostró una mejoría del 5,0-14,9% en los tests de fuerza de core (p = 0,012-0,043), una mejoría no significativa del 33,8% en el levantamiento del cuerpo (p = 0,100) y ninguna mejoría en el lock-off del cuerpo (p = 0,943). En conclusión, ninguno de los grupos de entrenamiento demostró una mayor mejoría que el otro y tanto el entrenamiento de core dinámico como el isométrico mejoraron el rendimiento de los tests específicos de escalada. El entrenamiento dinámico fue ligeramente más favorable, aunque no significativamente superior al entrenamiento isométrico de core para mejorar la fuerza del mismo.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2019

Efectos de un Entrenamiento de Core de 8 semanas en la Resistencia del Core y la Economía de la Carrera

Kwong-Chung Hung, Ho-Wa Chung, Clare Chung-Wah Yu, Hong-Chung Lai and Feng-Hua Sun.
El propósito de este estudio fue examinar los efectos de un entrenamiento de core de 8 semanas en la resistencia del core y la economía de la carrera en deportistas universitarios. Veintiún deportistas universitarios masculinos fueron divididos aleatoriamente en dos grupos: un grupo de control (CON) (n = 10) y un grupo de entrenamiento de core (CT) (n = 11). Ambos grupos mantuvieron su entrenamiento habitual, mientras que el CT asistió a 3 sesiones adicionales de entrenamiento de core por semana durante 8 semanas. Los participantes fueron evaluados antes y después del programa de entrenamiento usando el test de organización sensorial (SOT), el test de plancha para resistencia específica del deporte (SEPT) y el test de carrera incremental de 4 etapas (TIRT). En comparación con el pre-test, se observaron mejoras significativas en el rendimiento post-test del SOT (78,8 ± 4,8 vs. 85,3 ± 4,8, p = 0,012) y del SEPT (193,5 ± 71,9 s vs. 241,5 ± 98,9 s, p = 0,001) sólo en el CT. En el TIRT, los valores de frecuencia cardíaca post-test fueron más bajos que los valores pre-test en el CT en las 3 primeras etapas. En la etapa 4, el consumo de oxígeno (VO2) post-test fue inferior al del pre-test en el CT (VO2: 52,4 ± 3,5 vs. 50,0 ± 2,9 ml/kg/min, p = 0,019). Estos resultados revelan que el entrenamiento de core de 8 semanas puede mejorar el equilibrio estático, la resistencia del core y la economía de la carrera en deportistas universitarios.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2019

Disociación Entre los Cambios en el Rendimiento del Sprint y la Fuerza de los Isquiotibiales Nórdicos en Jugadores Profesionales de Fútbol Masculino

Luis Suarez-Arrones, Pilar Lara-Lopez, Pablo Rodriguez-Sanchez, Jose Luis Lazaro-Ramirez, Valter Di Salvo, Marc Guitart, Cristobal Fuentes-Nieto, Gil Rodas and Alberto Mendez-Villanueva.
El objetivo del presente estudio fue evaluar las consecuencias de la implementación de un protocolo de Ejercicio de Isquiotibiales Nórdicos (NHE) durante las primeras 15 a 17 semanas de la temporada para evaluar el efecto sobre el sprint y la fuerza de los NHE (NHEs) en futbolistas profesionales. El estudio examinó a 50 futbolistas profesionales sanos (18,8±0,8 años; altura 176,8±6,9cm; peso 71,3±5,7kg) pertenecientes a 3 de los equipos de reserva de tres clubes Españoles de la La-Liga divididos en 2 equipos de intervención [Grupo-Nórdico1 (NG-1) y Grupo-Nórdico2 (NG-2, amplia experiencia en NHE)] y 1 equipo como grupo de control (CG). La NHEs y el sprint lineal (T5, T10, T20-m) se evaluaron al principio de la temporada y al final de un periodo de intervención de acondicionamiento y entrenamiento futbolístico, complementado con un protocolo de NHE (24 sesiones para NG-1 y 22 sesiones para NG-2) o sin utilizar el NHE en absoluto (CG). Los tiempos de sprint mejoraron sustancialmente en todos los grupos (ES de -2,24±0,75 a -0,60±0,37). La NHEs fue mejorada en términos absolutos y relativos a la masa corporal sólo en NG-1 después del período de entrenamiento (ES de 0,84±0,32 a 0,74±0,26), mientras que en el NG-2 sólo hubo mejoras en la NHEs promedio relativa a la masa corporal (ES = 0,39±0,36). Las mejoras en T20-m fueron sustancialmente mayores en NG-2 vs. NG-1, y no hubo diferencias en los cambios en el rendimiento del sprint entre NG-1 y CG. Los cambios en el rendimiento del sprint y la NHEs no estaban relacionados. La NHEs se correlacionó en gran medida con la masa corporal de los jugadores. Los resultados indican que las mejoras en el sprint no dependen de los cambios en la NHEs, sin relaciones entre la NHEs y el rendimiento del sprint, y entre los cambios de sprint y los cambios en la NHEs.
 
Blog - 21 febrero, 2019

Lo que Todo Entrenador debe Saber: Por qué se llama Pliometría a la Pliometría?

By Prof. Ariel Couceiro González.
Los ejercicios pliométricos son un medio de uso frecuente en muchos programas de preparación física. El verdadero valor de la pliometría y la justificación de su uso está en el nombre, el término no es, a diferencia de la práctica común, sinónimo de ejercicios de entrenamiento de salto. En 1978, los ejercicios pliométricos fueron definidos por Fred Wilt como: "ejercicios de entrenamiento diseñados para achicar la brecha entre la fuerza pura y la potencia (ritmo de trabajo o fuerza x velocidad) necesaria para producir los movimientos explosivos reactivos necesarios para la excelencia en saltar, lanzar y sprintar." Y continuó diciendo: "Hasta donde yo sé, no ha habido ninguna referencia anterior a los ejercicios pliométricos e
 
playlist_add_checkArticle - Revista de Entrenamiento Deportivo - 2019

Correlación del Método de Fuerza Basado en la Velocidad de Ejecución con el Rendimiento Físico de los Futbolistas Categoria Sub 17 en Competición

Raziel Omar Alba Rodríguez, Noé Valentín Santiago Lopez and José Moncada-Jiménez.
Introducción: El desarrollo de la fuerza física en los entrenamientos, es un indicador que favorece el rendimiento de los jugadores durante la competencia, diversos investigadores han realizado aportaciones relacionados con el desarrollo de la fuerza como factor de mejora en el rendimiento. Objetivo: comprobar las correlaciones que tienen las manifestaciones de la fuerza con la velocidad máxima alcanzada y el número de esprints en competición de futbol. Método: La investigación fue de tipo cuasi experimental, con la aplicación del método cuantitativo. Esta demanda fue monitoreada por un dispositivo GPS de 10 Hz, en el estudio participaron jóvenes futbolistas categoría sub 17, se utilizó un protocolo en un periodo de cinco semanas mediante el método de fuerza basado en la velocidad de ejecución en sentadilla fase concéntrica 1 m•s , utilizando un encoder lineal; con el propósito de digitalizar la trasferencia del entrenamiento y así mejorar la capacidad física especifica de los jugadores de futbol. Resultados: Se calcularon la estadística descriptiva (M ± DE). Con prueba de análisis de varianza (ANOVA) de un factor de medidas repetidas, para las variables dependiente velocidad máxima, numero de esprints (>5.0 m/s), fuerza y salto. Demuestran que las manifestaciones de fuerza, potencia en salto tienen una correlación significativa (r = 0.810, p = 0.015) con la velocidad máxima alcanzada durante la competencia. Conclusión: En base a estos resultados obtenidos, pueden ser de interés para futuras investigaciones, donde el objetivo este orientado a la mejora del rendimiento en competición y no solo en el campo de la evaluación del test.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2019

Adaptaciones Músculo-Tendinosas Asociadas al Género para el Entrenamiento de la Fuerza

Gerard McMahon, Christopher I. Morse, Keith Winwood, Adrian Burden and Gladys L. Onambélé.
Objetivo Comparar los cambios relativos en las propiedades del complejo músculo-tendón (MTC) después del entrenamiento de la fuerza de alta carga (RT) en hombres y mujeres jóvenes, y determinar cualquier relación con los niveles circulatorios de TGFβ-1 e IGF-I. Métodos Veintiocho participantes fueron asignados a un grupo de entrenamiento y subdivididos por sexo (T hombres [TM] de 20±1 años, n = 8, T mujeres [TF] de 19±3 años, n = 8), mientras que 6 hombres y 6 mujeres fueron asignados a grupos control (ConM/F). Los grupos de entrenamiento completaron 8 semanas de entrenamiento de fuerza (RT). Las propiedades del MTC (Vasto Lateral, VL), el área de sección transversal fisiológica (pCSA), el torque del cuádriceps, la rigidez (stiffness) del tendón rotuliano [K], el módulo de Young, el volumen, el área de la sección transversal y la longitud, los niveles circulatorios de TGFβ-1 y IGF-I fueron evaluados al inicio y después del RT. Resultados Después del RT, hubo un aumento significativo en las propiedades mecánicas y morfológicas del MTC en ambos grupos de entrenamiento, en comparación con el ConM/F (p<0,001). Sin embargo, no hubo cambios significativos específicos del sexo en la mayoría de las variables del MTC. Sin embargo, hubo diferencias significativas de sexo en los cambios en la K, con las mujeres exhibiendo mayores cambios que los hombres en los niveles de fuerza de la MVC (Contracción Voluntaria Máxima) más bajos (10% p = 0,030 y 20% MVC p = 0,032) y el efecto opuesto visto en niveles de fuerza más altos (90% p = 0,040 y 100% MVC p = 0,044). Hubo aumentos significativos (p<0,05) en el IGF-I tanto en el TF como en el TM después del entrenamiento, sin cambios en el TGFβ-1. No hubo diferencias de género (p>0,05) en el IGF-I o el TGFβ-1. De manera interesante, los datos poblacionales combinados mostraron que el TGFβ-1 se correlacionó con la K al inicio del estudio, sin que se identificaran correlaciones entre las propiedades del IGF-I y el MTC. Conclusiones Los niveles más altos de reposo del TGFβ-1 están asociados con propiedades mecánicas superiores de los tendones. El RT puede impactar en extremos opuestos de la relación fuerza-elongación del tendón rotuliano en cada sexo. Por lo tanto, pueden ser necesarios diferentes patrones de carga para maximizar las adaptaciones del entrenamiento de la fuerza en cada sexo.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2019

Ratios de Fuerza de Rodilla en Deportistas Femeninas de Competición

Jaroslaw Kabacinski, Michal Murawa, Krzysztof Mackala and Lechoslaw Bogdan Dworak.
Las ratios de fuerza de rodilla están relacionadas con los patrones de movimiento, el entrenamiento específico del deporte y las lesiones de rodilla en los deportistas. El propósito de este estudio fue determinar las ratios de la fuerza isocinética concéntrica de isquiotibiales y cuádriceps y la fuerza isométrica de los extensores de rodilla. En jugadoras de baloncesto (n = 14) y jugadoras de voleibol (n = 12) se evaluó: la ratio de torque máximo de isquiotibiales-cuádriceps (H/Q) y la ratio de torque máximo de lado a lado (TR) para isquiotibiales y cuádriceps; la ratio entre la fuerza bilateral máxima y la fuerza unilateral máxima sumada (B/U) y la ratio de fuerza máxima de lado a lado (SR) para los extensores de rodilla. Para los valores de la H/Q, se calculó un análisis factorial mixto de varianza de 2 × 2 × 3 y una prueba post hoc de Bonferroni. Los valores de la H/Q aumentaron de 48,0 (3,9)% a 60°/s a 70,4 (7,9)% a 300°/s. Además, hubo diferencias significativas en los valores de la H/Q entre 300°/s y 180°/s, 300°/s y 60°/s en las jugadoras de baloncesto y voleibol, y entre 180°/s y 60°/s sólo en las jugadoras de baloncesto (p<0,05). Las jugadoras de baloncesto demostraron resultados significativamente más altos en la H/Q a 60°/s que las jugadoras de voleibol (p<0,05). Las diferencias en los valores medios de la TR y la SR oscilaron entre el 4,4% y el 8,6% y no indicaron déficits significativos de fuerza de lado a lado (p>0,05). En ambos grupos se encontró una mayor fuerza isométrica desarrollada bilateralmente (B/U>100%). Los hallazgos revelaron la magnitud de las ratios de fuerza de las rodillas en las jugadoras determinada por los movimientos específicos del deporte en baloncesto y voleibol. Este estudio resaltó la importancia del déficit de fuerza bilateral y el equilibrio muscular entre isquiotibiales y cuádriceps en las jugadoras de baloncesto y voleibol en actividades relacionadas con sus patrones de movimiento y entrenamiento específico.
 
Blog - 28 diciembre, 2018

Entrenamiento aeróbico en la diabetes, y la fuerza?

By Prof. Jorge Luis Roig.
Una visión cardiocéntrica que asegura una larga adherencia a la medicaciónJorge Roig (diciembre 2018) La indicación de ejercicios de tipo aeróbico en personas con enfermedades crónicas está encabezando la lista de los prescriptores que transitan las ciencias del ejercicio sin estar preparados en ese territorio. Y ello es prácticamente para todas las patologías, entre las cuales se encuentra la diabetes (DBT). Entrenar la fuerza para esos profesionales pareciera estar solo asociada a los atletas y, casi sin análisis, el abordaje de dicha capacidad en no deportistas está vinculado a ciertas alarmas infundadas en riesgos sobre la salud de quienes en ella se aventuran, principalmente los que padecen hipertensión, problemas cardíac
 
playlist_add_checkArticle - Revista de Educación Física - 2018

No Sólo Estático: Maniobras de Estabilización en Ejercicios Dinámicos - Un estudio Piloto

Giedrė Vaičienė, Kristina Berškienė, Agne Slapsinskaite, Vilma Mauricienė and Selen Razon.
Este estudio examinó las características de la actividad eléctrica de los músculos del tronco en adultos jóvenes realizada en el curso de ejercicios estáticos y dinámicos de fortalecimiento de los músculos del tronco mediante diferentes maniobras de estabilización de la columna lumbar. Veinte adultos jóvenes (Medad = 25,5 DE = 2,91) participaron en este estudio. De los 20, 11 sujetos (5 hombres y 6 mujeres) no informaron antecedentes de dolor, 9 sujetos (5 hombres y 4 mujeres) informaron dolor lumbar (DL) en los últimos tres meses. Los sujetos realizaron maniobras de estabilización de la columna lumbar (abdominales bracing (AB) y abdominales hollowing (AH)) con ejercicios estáticos y dinámicos de fortalecimiento de los músculos abdominales (por ejemplo, puente frontal, puente lateral y curl-ups). El dispositivo de electromiografía de doce canales Noraxon Telemyo (Noraxon EEUU, Inc.) se utilizó para registrar los datos EMG del músculo recto del abdomen (RA), los músculos oblicuos externos (OE), los músculos oblicuos internos (OI) y los músculos erectores de la columna vertebral (EC). En ejercicios estáticos como el ejercicio de puente lateral, se registró una actividad eléctrica muscular del RA significativamente mayor con la maniobra AB en comparación con la maniobra AH tanto en el lado derecho como en el izquierdo respectivamente (Z = -2,17; p = 0,03; Z = 3,40; p = 0,001). En ejercicios dinámicos como el ejercicio de curl-up, durante la fase de elevación, el valor medio de la actividad muscular del RA con AB fue significativamente mayor que con AH (Z = -2,315; p = 0,021). El valor medio de la actividad de los músculos OI con AH fue significativamente mayor que con AB (Z = -3,230; p = 0,001). Los resultados indicaron que aunque los músculos superficiales están más activados con los ejercicios de la maniobra AB, los músculos abdominales profundos están más activados con los ejercicios de maniobra AH. Estos hallazgos pueden ayudar a los profesionales a diseñar intervenciones para integrar la maniobra de AH para beneficiar a las personas con inestabilidad lumbar.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2018

El Entrenamiento de la Fuerza No Induce Adaptaciones Uniformes al Cuádriceps

Gerald T. Mangine, Michael J. Redd, Adam M. Gonzalez, Jeremy R. Townsend, Adam J. Wells, Adam R. Jajtner, Kyle S. Beyer, Carleigh H. Boone, Michael B. La Monica, Jeffrey R. Stout, David H. Fukuda, Nicholas A. Ratamess and Jay R. Hoffman.
El entrenamiento de la fuerza puede afectar de forma diferente a las adaptaciones morfológicas a lo largo de la longitud de los músculos uniarticulares y biarticulares. El propósito de este estudio fue comparar los cambios en la morfología muscular a lo largo de la longitud del músculo recto femoral (RF) y el vasto lateral (VL) en respuesta al entrenamiento de la fuerza. Después de una fase preparatoria de 2 semanas, 15 hombres entrenados en fuerza (24,0 ± 3,0 años, 90,0 ± 13,8 kg, 174,9 ± 20,7 cm) completaron las evaluaciones de pre-entrenamiento (PRE) de grosor muscular (MT), ángulo de penación (PA), área de sección transversal (CSA) y ecointensidad en el RF y el VL al 30, 50 y 70% de la longitud de cada músculo; la longitud del fascículo (FL) fue estimada a partir de las mediciones respectivas del MT y el PA dentro de cada músculo y región. Luego, los participantes comenzaron un programa de entrenamiento de fuerza de alta intensidad y bajo volumen (4 x 3-5 repeticiones, 3 minutos de descanso), en miembros inferiores, y repitieron todas las PRE-evaluaciones después de 8 semanas (2 d ∙ sem-1) de entrenamiento (POST). Aunque el análisis de varianza de medidas repetidas de tres vías (músculo [RF, VL] x región [30, 50, 70%] x tiempo [PRE, POST]) no reveló interacciones significativas para ninguna evaluación de la morfología, se observaron efectos simples significativos (músculo x tiempo) para el CSA (p = 0,002) y la FL (p = 0,016). Específicamente, los cambios promedio del CSA favorecieron al VL (2,96 ± 0,69 cm2, p < 0,001) sobre el RF (0,59 ± 0,20 cm2, p = 0,011), mientras que se observaron disminuciones significativas en la FL promedio para el RF (-1,03 ± 0,30 cm, p = 0,004) pero no para el VL (-0,05 ± 0,36 cm, p = 0,901). No se observaron otras diferencias significativas. Los resultados de este estudio demuestran la aparición de adaptaciones no homogéneas en el tamaño y la arquitectura de los músculos RF y VL después de 8 semanas de entrenamiento de fuerza de alta intensidad en hombres entrenados en fuerza. Sin embargo, el entrenamiento no parece influir en las adaptaciones específicas de cada región en ninguno de los dos músculos.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2018

El Perfil de Fuerza Isocinética de los Futbolistas de Élite Según la Posición de Juego

Robert Śliwowski, Monika Grygorowicz, Radosław Hojszyk and Łukasz Jadczak.
El objetivo de este estudio fue comparar los perfiles de rendimiento de fuerza isocinética en jugadores de fútbol de élite en diferentes posiciones de juego. Un total de 111 jugadores de élite internacionales de la Ekstraklasa polaca (la primera división en Polonia) fueron examinados durante las temporadas 2010-2015. Los jugadores se clasificaron en seis roles posicionales: defensores centrales (DFC), defensores externos (DFE), mediocampistas centrales (CM), mediocampistas externos (EM), delanteros (F) y arqueros (G). La fuerza isocinética concéntrica (torque máximo [PT] de los cuádriceps y los isquiotibiales, relaciones H / Q) se calculó para la pierna dominante y la pierna no dominante a una velocidad angular de 1.05 rad •s–1, mientras que para evaluar la resistencia muscular isocinética, se tuve en cuenta el trabajo total [TW] a una velocidad angular de 4.19 rad •s–1. Los resultados demostraron que el rendimiento de la fuerza isocinética varía de manera significativa entre los jugadores en diferentes posiciones de juego. El análisis de PT para los cuádriceps (PT-Q) y los isquiotibiales (PT-H) en general reveló que los arqueros y los mediocampistas centrales tenían niveles de fuerza más bajos en comparación con otras posiciones de juego. En el caso de las relaciones de par pico de PT-H y de isquiotibiales / cuádriceps (H / Q), también se observaron diferencias estadísticamente significativas para las piernas, donde los valores promedios observados para la pierna dominante fueron más altos que para la pierna no dominante. Para TW para los cuádriceps (TW-Q) y los isquiotibiales (TW-H), solo se observaron diferencias estadísticamente significativas entre las posiciones de juego. Los valores de TW-Q para los arqueros fueron más bajos que para los defensores centrales y los mediocampistas externos. Los valores de TW-H para los arqueros fueron más bajos que para los mediocampistas centrales, los defensores centrales y los mediocampistas externos. Este estudio demostró que la actividad funcional específica de los jugadores en posiciones individuales en la cancha influye en el perfil variado del rendimiento de la fuerza isocinética.