67 results about Fuerza match with mark s kovacs

playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2006

Efecto Inmediato de la Elongación Muscular de Isquiotibiales con Facilitación Neuromuscular Propioceptiva v/s Elongación Pasiva Asistida sobre el Torque Isométrico Máximo

Pablo E Hernández Díaz, Luis Vásquez, Fabiola Toledo and Anton Escobar.
Propósito: Determinar el efecto inmediato de la elongación muscular de isquiotibiales con Facilitación Neuromuscular Propioceptiva (FNP) y Elongación Pasiva Asistida (EPA) sobre el torque isométrico máximo (TIM) de flexión de rodilla y secundariamente de rango articular (ROM) de flexión de cadera, en sujetos sanos de ambos sexos. Metodología: 19 hombres y 5 mujeres entre 18 y 26 años participaron de 3 sesiones, separadas por aproximadamente 48 horas cada una. En cada una de ellas se aplicó una de estas técnicas: 1) EPA 2) FNP 3) Movimiento Terapéutico Básico (MTB). En forma previa e inmediatamente posterior a la aplicación de cada técnica se realizó la medición del TIM y el ROM. Resultados: El TIM disminuyó en forma significativa (p<0.05) en ambos sexos con la FNP (-14,7% hombres, -17,8% mujeres) y la EPA (-14,1% hombres, -16,6% mujeres), no existiendo diferencia significativa entre ambas técnicas. A pesar que el ROM aumentó significativamente (p<0.05) con ambas técnicas de elongación, no existió una diferencia significativa entre ellas. Conclusión: Con ambas técnicas de elongación se obtuvieron resultados significativos en la disminución del TIM de isquiotibiales con flexión de rodilla y en el aumento del ROM de flexión de cadera, no existiendo diferencias significativas entre ambas técnicas.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2003

Efectos de Interferencia de los Entrenamientos simultáneos de Fuerza y Resistencia

Liam C Hennessy and Anthony W Watson.
Este estudio comparó los efectos de tres programas de entrenamiento de pretemporada sobre la resistencia, la fuerza, la potencia y la velocidad. Los sujetos fueron divididos en cuatro grupos: el grupo de resistencia (E) completo un programa de carreras de resistencia de 4 días/semana; el grupo de entrenamiento de fuerza (S) entrenó 3 días/semana; el grupo S+E combinó los programas de entrenamiento S y E 5 días/semana; el grupo control (C) no entrenó. Luego de 8 semanas, los grupos E y S+E tuvieron ganancias similares en el rendimiento en resistencia, el grupo S no tuvo cambios, mientras que el grupo C mostró una declinación. No fueron presentadas ganancias de fuerza en los grupos C y E, pero fueron hechas ganancias de fuerza por los grupos S+E y S. Fueron presentadas ganancias de potencia (rendimiento en el salto vertical) y velocidad (tiempo en carrera de 20 m) solo para el grupo S. Estos hallazgos muestran que el entrenamiento solo para la fuerza resulta en ganancias en la fuerza, potencia y velocidad mientras se mantiene la resistencia. El entrenamiento S+E, mientras produce ganancias en la resistencia y en la fuerza del tren superior, compromete las ganancias en la fuerza del tren inferior y no mejora la potencia y la velocidad.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2019

Ratios de Fuerza de Rodilla en Deportistas Femeninas de Competición

Jaroslaw Kabacinski, Michal Murawa, Krzysztof Mackala and Lechoslaw Bogdan Dworak.
Las ratios de fuerza de rodilla están relacionadas con los patrones de movimiento, el entrenamiento específico del deporte y las lesiones de rodilla en los deportistas. El propósito de este estudio fue determinar las ratios de la fuerza isocinética concéntrica de isquiotibiales y cuádriceps y la fuerza isométrica de los extensores de rodilla. En jugadoras de baloncesto (n = 14) y jugadoras de voleibol (n = 12) se evaluó: la ratio de torque máximo de isquiotibiales-cuádriceps (H/Q) y la ratio de torque máximo de lado a lado (TR) para isquiotibiales y cuádriceps; la ratio entre la fuerza bilateral máxima y la fuerza unilateral máxima sumada (B/U) y la ratio de fuerza máxima de lado a lado (SR) para los extensores de rodilla. Para los valores de la H/Q, se calculó un análisis factorial mixto de varianza de 2 × 2 × 3 y una prueba post hoc de Bonferroni. Los valores de la H/Q aumentaron de 48,0 (3,9)% a 60°/s a 70,4 (7,9)% a 300°/s. Además, hubo diferencias significativas en los valores de la H/Q entre 300°/s y 180°/s, 300°/s y 60°/s en las jugadoras de baloncesto y voleibol, y entre 180°/s y 60°/s sólo en las jugadoras de baloncesto (p<0,05). Las jugadoras de baloncesto demostraron resultados significativamente más altos en la H/Q a 60°/s que las jugadoras de voleibol (p<0,05). Las diferencias en los valores medios de la TR y la SR oscilaron entre el 4,4% y el 8,6% y no indicaron déficits significativos de fuerza de lado a lado (p>0,05). En ambos grupos se encontró una mayor fuerza isométrica desarrollada bilateralmente (B/U>100%). Los hallazgos revelaron la magnitud de las ratios de fuerza de las rodillas en las jugadoras determinada por los movimientos específicos del deporte en baloncesto y voleibol. Este estudio resaltó la importancia del déficit de fuerza bilateral y el equilibrio muscular entre isquiotibiales y cuádriceps en las jugadoras de baloncesto y voleibol en actividades relacionadas con sus patrones de movimiento y entrenamiento específico.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2006

Un Índice Simple para Ajustar las Mediciones de la Fuerza Máxima por el Peso Corporal

Paul M Vanderburgh.
Numerosos estudios recientes han sugerido que la fuerza máxima (S) puede ser ajustada por la masa corporal (M) utilizando la siguiente expresión basada en la escala alométrica (AS): S.M -2/3 , facilitando de esta manera las comparaciones apropiadas en la fuerza entre individuos de distinto tamaño. Sin embargo, la utilización de esta convención no ha sido fácilmente aceptada, probablemente debido a la naturaleza engorrosa de realizar cálculos con exponentes y a las unidades extrañas o la conversión que se obtienen. Para proporcionar un método más “amigable para el usuario” de ajustar levantamientos máximos por la M, se utilizó una transformación matemática de la función asociada con el índice S.M -2/3 para crear una tabla simple para cada sexo que facilite las comparaciones. Por ejemplo, dos hombres, A y B, con valores de S de 75 y 65 kg, respectivamente, y con valores de M de 67 y 52 kg respectivamente, pueden ser comparados multiplicando el índice I, en base a M (0.9083 para A y 1.0755 para B) por S. Los valores resultantes, S adj , 79.41 kg para A y 81.50 kg para B, son índices de S ajustados por la masa corporal. Por lo tanto, el hombre B se considera que tienen un mayor valor de S ajustado por la masa corporal. Este índice tiene dos ventajas sobre los métodos tradicionales de AS. En primer lugar no se utilizan exponentes, lo cual facilita los cálculos. Segundo, la unidad resultante de S adj “kg” sigue siendo la misma que la de S, lo que contribuye a una interpretación más significativa. Nosotros recomendamos la utilización de dicha tabla cuando se necesiten realizar comparaciones individuales de la fuerza ajustada por la masa corporal en hombres y mujeres.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2012

Costo de Oxígeno Pico Luego de Series de Ejercicios con Sobrecarga: Fundamentos acerca de la Importancia de la Recuperación sobre el Ejercicio

Christopher Scott.
Durante el primer minuto después de una sola serie de entrenamiento con sobrecarga, los índices de consumo de oxigeno son mayores que el consumo de oxígeno del ejercicio (VO 2 ). El propósito de este estudio fue determinar si esto también se producía en las series múltiples, utilizando cadencias de levantamientos diferentes y también se intenta determinar con mayor precisión cuando se producen los índices de VO 2 pico. Diez voluntarios de sexo masculino realizaron 3 series de 5 repeticiones de press de banca a 70% de una repetición máxima (1 RM). El orden cronológico en el cual se realizaron las contracciones excéntricas y concéntricas permitió establecer 3 protocolos diferentes: (1) 1,5 s abajo y arriba; (2) 4 s abajo, 1 s arriba; y (3) 1 s abajo, 4 s arriba. El intercambio de gases se recolectó en períodos de 5 s en los tres protocolos con períodos de 15 s para el protocolo 1,5/1,5. El consumo de oxígeno después de pequeñas series de ejercicio de sobrecarga aumentó en todas las series y protocolos, y luego disminuyó hasta los niveles de reposo; la mediana del tiempo transcurrido hasta alcanzar el valor máximo fue significativamente menor para las 3 series de 1,5/1,5 (35,5 s) en comparación con 4/1 (45,0 s) (P = 0,02) pero no con 1/4 (41,5 s) (4/1 y 1/4 no fueron diferentes). La tasa de intercambio respiratoria varió de 0,80 ± 0,06 a 1,42 ± 0,18, aumentando y disminuyendo dos veces dentro de períodos de 4 min de recuperación entre todas las series y entre todos los protocolos. Estos resultados indican que los índices de VO 2 alcanzaron el máximo dentro de 35 a 45 s después de series breves de ejercicio de sobrecarga de baja intensidad. Se sugiere que un programa de ejercicios de tipo intermitente (levantamiento de pesas y entrenamiento Tabata) que tiene en cuenta períodos de descanso o de recuperación activa recurrente tendrá potencial para desempeñar un rol predominante en el gasto calórico relacionado a la pérdida de grasa.
 
Blog - 11 marzo, 2014

Evidencia de Daño Muscular luego de la Variación en la Fuerza Resistiva durante un Ejercicio Concéntrico de Alta Intensidad en Bicicleta...

By Aníbal Bustos, MSc.
El propósito de este estudio fue comparar las producciones de potencia y las concentraciones de creatinquinasa (S-CK), mioglobina (S-Mb) y lactato sanguíneo ([La - ] b ) luego de un ejercicio máximo de 30 s en bicicleta ergométrica cuando las fuerzas resistivas fueron dependientes de la masa corporal total (TBM) y de la masa libre de grasa (FFM). Las concentraciones de troponina cardíaca (S-c TnI) también fueron determinadas para excluir una pérdida de proteínas desde el miocardio. Fueron encontradas diferencias significativas (p<0,05) en la producción de potencia pico (PPO) entre los protocolos TBM y FFM (1020±134 vs. 953±114 Watts, respectivamente). También fueron encontradas diferencias entre las cadencias de peleo y las fue
 
Blog - 6 febrero, 2017

Levantada Turca TGU con Kettlebells - La calidad de movimiento como limitante de la fuerza

By Prof. Jerónimo Milo.
La levantada turca es un ejercicio ampliamente conocido en el mundo de las kettlebells. En principio fue popularizado en la década pasada en Estados Unidos por Steve Maxwell y Pavel Tsatsouline, y luego perfeccionado por diferentes entrenadores como Gray Cook, Mark Cheng y otros kinesiólogos, rehabilitadores y especialistas del entrenamiento funcional. Si bien no se conoce exactamente su origen, se estima que los antiguos levantadores lo usaban, con mucha sabiduría, como ejercicio de sostén y fuerza. La premisa básica del TGU (Turkish Get Up o levantada turca) es que las diferentes posiciones generan situaciones de déficits para la fuerza (por inestabilidad, pocos apoyos o ángulos de ejecución), por lo que la calidad de nuestro m
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2008

Efecto del Nivel de Hidratación sobre el Rendimiento de Fuerza, Potencia y Resistencia

Lawrence E Armstrong, William J Kraemer, Jeff S Volek, Carl M Maresh, Daniel A Judelson, Mark J Farrell, Linda M Yamamoto, Barry A Spiering, Douglas J Casa and Jeffrey M Anderson.
Objetivo: Aunque muchos trabajos han intentado estudiar el efecto de la hipohidratación sobre la fuerza, la potencia, y la resistencia de alta intensidad, solo algunos han logrado aislar con éxito los cambios en el contenido de agua de todo el cuerpo de otras variables que alteran el rendimiento (por ej., la elevación de la temperatura central), y ninguno ha probado la influencia de la hipohidratación sobre una sesión de ejercicios isotónicos, con series y repeticiones múltiples, característica del entrenamiento de sobrecarga. Más aún, ninguna investigación ha establecido el efecto de la hipohidratación sobre la capacidad del sistema nervioso central para estimular la musculatura, a pesar de que numerosos científicos han sugerido esta posibilidad. Los objetivos de este trabajo fueron estudiar por separado el efecto del nivel de hidratación sobre: 1) la fuerza, potencia, y el rendimiento en ejercicios de sobrecarga, y 2) el índice de activación central (CAR). Métodos: Siete varones saludables entrenados en fuerza (edad =23±4 años, masa corporal =87,8±6,8 kg, grasa corporal =11,5±5,2 %) completaron tres sesiones de ejercicios de sobrecarga con diferentes niveles de hidratación: euhidratados (EU), hipohidratados en aproximadamente el 2,5% de la masa corporal (HY25), e hipohidratados en aproximadamente 5,0 % de la masa corporal (HY50). Los investigadores regularon el estado de hidratación a través de la realización de ejercicio en condiciones de estrés térmico y del control de la ingesta de fluidos 1 día antes de la evaluación. Resultados: La masa corporal disminuyó 2,4±0,4 % y 4,8±0,4 % durante HY25 y HY50, respectivamente. No se observaron diferencias significativas entre las diferentes condiciones de hidratación en altura de salto vertical, potencia máxima de los miembros inferiores (determinada a través de salto desde sentadilla), o en la fuerza máxima de los miembros inferiores (determinada mediante la realización de sentadilla isométrica). El índice de activación central (CAR) tendió a disminuir a medida que aumentaba la hipohidratación (EU=95,6±4,9 %, HY25=94,0±3,1%, HY50 =92,5±5,1%; p=0,075, h p 2 =0,41). Cuando la hipohidratación fue evaluada como una función del porcentaje de trabajo total realizado durante un protocolo de seis series de sentadilla, la misma disminuyó significativamente el rendimiento de la fuerza durante las series 2-3 y 2-5 para HY25 y HY50, respectivamente. Conclusión: Estos datos indican que la hipohidratación atenúa el rendimiento en los ejercicios de sobrecarga; el papel de la conducción central como mecanismo causal que produce estas respuestas merece ser investigado más detalladamente.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2014

El Entrenamiento de la Fuerza Mejora el Rendimiento en un Test Máximo de 5 min Realizado a Continuación de 185 Minutos de Ciclismo

B. R. Ronnestad, E. A. Hansen and T. Raastad.
El objetivo del presente estudio fue investigar los efectos del entrenamiento de sobrecarga de alta intensidad en ciclistas bien entrenados sobre la producción de potencia media en un test máximo de 5 min realizado luego de 185 min de ejercicios de ciclismo submáximos al 44% de la producción de potencia aeróbica máxima. Veinte ciclistas bien entrenados fueron asignados a un grupo que realizó entrenamiento de resistencia habitual junto con entrenamiento con sobrecarga de alta intensidad [E+S; n = 11 (varones= 11)] o a un grupo que realizó solamente el entrenamiento de resistencia usual [E; n = 9 (varones = 7, mujeres= 2)]. El entrenamiento con sobrecarga realizado por el grupo E+S consistió en cuatro ejercicios para los miembros inferiores [3 x 4-10 repeticiones máximas (RM)], que fueron realizados dos veces por semana durante 12 semanas. El grupo E+S presentó un aumento en 1 RM en media sentadilla (P≤0,001), mientras que en el grupo E no se observó ningún cambio. El grupo E+S presentó mayores disminuciones que el grupo E en el consumo de oxígeno, frecuencia cardíaca, concentración de lactato sanguíneo e índice de esfuerzo percibido (P<0,05) durante la última hora del ejercicio de ciclismo prolongado. Además el grupo E+S presentó un aumento en la producción de potencia media durante el test máximo de 5 min (de 371±9 a 400±13 W, P<0,05), pero no se observaron cambios en E. En conclusión, el agregado de entrenamiento con sobrecarga al entrenamiento de resistencia usual mejora la fuerza de piernas y el rendimiento en el test máximo de 5 min luego de 185 min de ciclismo en ciclistas bien entrenados.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2010

Efectos del Nivel de Hidratación y el Entrenamiento de Sobrecarga sobre los Marcadores de Daño Muscular

Lawrence E Armstrong, William J Kraemer, Jeff S Volek, Carl M Maresh, Daniel A Judelson, Mark J Farrell, Linda M Yamamoto, Douglas J Casa and Elaine C Lee.
Está bien establecido que el entrenamiento de sobrecarga puede dañar al tejido muscular, pero los efectos combinados de la hipohidratación y el ejercicio de sobrecarga sobre el daño muscular no están claros. Dos marcadores circulantes comunes del daño muscular, la mioglobina (Mb) y la creatinquinasa (CK) pueden ser atenuados por la ingestión de fluidos después del ejercicio. El propósito de este trabajo fue estudiar el efecto combinado del entrenamiento de sobrecarga y el nivel de hidratación sobre el daño muscular. Siete hombres entrenados en sobrecarga (edad=23±4 años; masa corporal=87,8±6,8 kg; grasa corporal=11,5±5,2%) completaron 3 sesiones de entrenamiento de sobrecarga idénticas (6 series de hasta 10 repeticiones en sentadilla) con diferentes niveles de hidratación: euhidratados (HYO), hipohidratados en ~2,5% de la masa corporal (HY2,5), e hipohidratados en ~5,0% de la masa corporal (HY5). Los sujetos alcanzaron los niveles de deshidratación deseados a través de la privación controlada de agua, estrés del ejercicio-calor, e ingesta de fluidos. Tanto la Mb como la CK fueron medidas durante la condición de reposo en estado euhidratado (PRE). La Mb también fue medida inmediatamente después del ejercicio, 1 hora (+ 1H) y 2 horas (+ 2H) post-ejercicio; la CK fue medida a 24 y 48 horas post-ejercicio. La masa corporal disminuyó 0,2±0,4%, 2,4±0,4%, y 4,8±0,4% durante las condiciones HY0, HY2,5 y HY5, respectivamente. Las concentraciones de Mb se incrementaron significativamente (tamaño del efecto ≥1, p<0,05) desde la condición PRE (2,6±1,1, 3,5±2,8, y 3,2±1,6 nmol.L -1 ), hasta + 1H (5,3±3,4, 6,8±3,2, y 7,6±2,8 nmol.L -1 ) y +2H (5,5±3,8, 6,2±3,0, y 7,2±3,0 nmol.L -1 ) para las condiciones HY0, HY2,5, y HY5, respectivamente, pero no fueron significativamente diferentes entre pruebas. Las concentraciones de CK permanecieron dentro del rango normal de reposo en todos los puntos de tiempo. Así, la hipohidratación no mejoró el daño muscular después del desafío que implicó el entrenamiento de sobrecarga. A pesar de estos resultados, los atletas son alentados a comenzar el ejercicio en un estado euhidratado para maximizar los beneficios hormonales, mecánicos y metabólicos endógenos.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2009

Efectos de la Suplementación con Bicarbonato sobre la Fuerza Muscular

Jefferson Da Silva Novaes, Wollner Materko and Edil Luis Santos.
El propósito de esta investigación fue estudiar el efecto ergogénico del NaHCO 3 sobre la fuerza muscular. Once sujetos saludables de sexo masculino, con experiencia en entrenamiento de fuerza fueron asignados al azar a dos grupos que debían ingerir dos soluciones diferentes, una que contenía bicarbonato de sodio y la otra que contenía cloruro de sodio. Las sustancias correspondientes a tratamiento fueron disueltas en agua, e ingeridas 2 h antes de una prueba de fuerza muscular. Siguiendo un diseño de doble ciego y controlado con placebo, cada voluntario realizó una prueba de 10 repeticiones máximas (10 RM) en press de banca (BP) y dorsales en polea (PP) en tres condiciones: (1) sin suplementación (C); (2) con suplementación con bicarbonato (S); y (3) con placebo (P). Todas las pruebas (C, S y P) fueron repetidas y la segunda prueba fue tomada como referencia. La confiabilidad de las pruebas fue analizada mediante el test de Wilcoxon para datos ordenados de a pares y la carga de trabajo relativa en 10 RM en BP y PP fue analizada mediante un ANOVA de mediciones repetidas y con el test post hoc de Fisher (α=0,05). En las pruebas realizadas en BP, no se registraron diferencias significativas, y los valores medios observados en los diferentes tratamientos fueron 99,7±18 kg (C), 103,2 ±17,8kg (S) y 103,6±18,3 Kg (P). De manera similar, los valores medios obtenidos en la prueba PP fueron 68±10,7kg (C) y 70,1±11,0kg (S) y 69,6±10,8Kg (P), y tampoco en este caso se observaron diferencias significativas. Según este diseño experimental los presentes resultados sugieren que la ingestión de NaHCO 3 no afecta la fuerza muscular.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2008

Efectos de un Nuevo Suplemento de Zinc y Magnesio sobre las Hormonas y la Fuerza

Lorraine R Brilla and Victor Conte.
En el presente estudio se evaluaron los efectos de un régimen de suplementación nocturna sobre las características musculares y sobre determinadas hormonas en sangre de jugadores de fútbol americano durante la temporada de fútbol primaveral, en un período de aproximadamente 8 semanas. Se realizaron mediciones pre- y post-entrenamiento. El estudio se realizó de modo aleatorio y en doble ciego a través de la administración del suplemento ZMA (30 mg monometionina aspartato de zinc, 450 mg de aspartato de magnesio, y 10,5 mg de vitamina B-6) o de un placebo (P); el número de participantes fue n=12 y n=15, respectivamente. Los niveles zinc y magnesio plasmáticos encontrados en el grupo ZMA fueron 0,80 y 1,04 μg/ml para el zinc y 19,43 y 20,63 μg/ml para el magnesio, mientras que en el grupo Placebo, los niveles fueron 0,84 y 0,80 μg/ml para el zinc y 19,68 y 18,04 μg/ml para el magnesio, respectivamente (p<0,001). La testosterona libre aumentó en el grupo que recibió el suplemento (ZMA) [desde 132,1 (pre) hasta 176,3 pg/mL(post)], en comparación con el grupo Placebo [desde 141,0 (pre) hasta 126,6 pg/mL(post)] (p<0,001); El IGF-I aumentó en el grupo ZMA desde 424,2 hasta 439,3 ng/mL, mientras que en el grupo P disminuyó desde 437,3 hasta 343,3 ng/mL (p<0,001). La fuerza (a través de mediciones de torque) y la potencia muscular funcional fueron determinadas mediante un dinamómetro Biodex. Se encontraron diferencias entre los grupos (p<0,001): grupo ZMA [189,9 (pre) y 211(post) Nm a 180º/s y 316,5 (pre) y 373,7 (post) Nm a 300º/s] y grupo P [204,2 (pre) y 209,1(post) Nm a 180º/s y 369,5 (pre) y 404,3 (post) Nm a 300º/s]. Los resultados demuestran la eficacia de la preparación de Zn-Mg (ZMA) sobre las características musculares y sobre las hormonas evaluadas en los atletas de competición entrenados en fuerza.