5 results from type Article about Resistencia match with hunter allen

playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2004

Entrenamiento de la Fuerza y Rendimiento en Resistencia

John A Hawley.
Para los primeros temas de esta columna he presentado extractos del libro “Peak Performance: Training and Nutritional Strategies for Sport” escrito con Luise Burke y publicado por Allen and Unwin. En este capitulo, una visión sobre la efectividad del entrenamiento de la fuerza en los eventos de resistencia. “La fuerza o la potencia medidas de forma distinta al remo a menudo parece tener poco valor cuando se aplica al rendimiento en el remo” Frederick Hagerman, Fisiólogo de Remo “Muchos ciclistas top no realizan entrenamientos de pesas, particularmente los profesionales europeos. Sin embargo, esto no significa que el entrenamiento de pesas no sea util” Harvey Newton, Entrenador de la Fuerza para los Ciclistas Am
 
playlist_add_checkArticle - Revista de Entrenamiento Deportivo - 2016

Desafíos para Aplicar la Investigación sobre Periodización

Michael Barnes, John M Cissik and Allen Hedrick.
Los principios de la periodización son comúnmente utilizados para el diseño de programas de entrenamiento de la fuerza y acondicionamiento para atletas. Los investigadores que han examinado su efectividad han hallado que un programa periodizado de entrenamiento es más efectivo que un programa no periodizado. Sin embargo, la investigación sobre periodización es sorprendentemente limitada y esto hace que su aplicación sea todo un desafío. La ampliación de la selección de los sujetos, la realización de estudios a largo plazo, la incorporación de múltiples modos de ejercicio y la realización de estudios observacionales podría ayudar a que los hallazgos de la investigación sean más aplicables al mundo del entrenamiento.
 
playlist_add_checkArticle - Revista de Entrenamiento Deportivo - 2019

Frecuencia de Zancada Preferida y Óptima, Rigidez y Economía: Cambios Asociados a la Fatiga Durante Una Carrera de Alta Intensidad de 1 Hora

Iain Hunter and Gerald A. Smith.
El costo metabólico de la carrera submáxima a velocidad constante se ve influenciado por diversos factores tales como la fatiga y las características cinemáticas. Los costos metabólicos típicamente fluctúan hacia arriba durante una carrera prolongada y las características asociadas a la zancada, a menudo se diferencian con respecto a las características iniciales. Cuando los corredores experimentados no están fatigados optimizan naturalmente la frecuencia de zancada para minimizar el consumo de oxígeno. Un objetivo inicial de este estudio fue determinar si los corredores tienen la misma capacidad de auto-optimización cuando están fatigados y las características de la zancada pueden haberse alejado de las características del estado inicial. Un objetivo secundario implicó la medición de las características de rigidez vertical y de las piernas como una posible explicación de los cambios en la frecuencia que se observan con la fatiga. Planteamos la hipótesis que los corredores disminuyen la frecuencia de zancada y la rigidez con la fatiga al tiempo que optimizan estas características para minimizar el costo metabólico. Dieciséis corredores experimentados realizaron una carrera en cinta rodante casi máxima de 1 h a velocidad constante. Se midieron las frecuencias de zancada preferida y óptima (PSF y OSF) cerca del comienzo y del final de la carrera de 1 hora usando frecuencias ± 4 y ± 8% alrededor de la frecuencia de zancada preferida (PSF). Además se determinó la rigidez de las piernas y la rigidez vertical a partir de datos de fuerza vertical registrados durante toda la carrera,. Como era de esperar, el consumo de oxígeno aumentó significativamente durante el período variando de 45,9 a 47,4 ml kg-1 min-1 (P=0,004). No se observaron diferencias entre las frecuencias de zancada preferidas y las óptimas al principio ni al final de la carrera (P=0,978), sin embargo tanto PSF como OSF disminuyeron significativamente de 1,45 a 1,43 Hz (P=0,026). Todos los corredores auto-optimizaron la frecuencia de zancada al principio y al final de la carrera de una hora a pesar de los cambios de la frecuencia de zancada óptima. La rigidez y los cambios de frecuencia de zancada fueron específicos de cada sujeto y algunos corredores presentaron un cambio pequeño o no presentaron cambios. No se observó una clara relación entre los cambios en la frecuencia o en la rigidez y la economía de la carrera.
 
playlist_add_checkArticle - PubliCE - 2007

Validez de los Tests de Campo para Evaluar la Capacidad de Resistencia en Deportistas de Nivel Competitivo e Internacional

Donal O’gorman, Annette Hunter, Ciaran Mcdonnacha and John P Kirwan.
En el presente estudio hemos evaluado la validez del test de ir y volver de 20 metros (MST) y de los tests de 12 minutos y 3000 metros para predecir la capacidad aeróbica en 15 deportistas competitivos (CSP). Además, siete jugadores de rugby de nivel internacional (IRP) fueron utilizados para evaluar el test 20-MST en atletas de elite. El consumo máximo de oxígeno (VO 2 máx) fue determinado mediante calorimetría indirecta utilizando un protocolo progresivo. Los tests de 20-MTS, 12 minutos y 3000 metros fueron valorados utilizando los datos de las vueltas, distancia cubierta y tiempo de llegada, respectivamente. Los coeficientes de validez entre el test de 12 minutos (r = 0.67) y el test de 3000 metros (r = - 0.67) estuvieron significativamente correlacionados (p<0.05) con el VO 2 máx. Las correlaciones entre el test 20-MST y el test de VO 2 máx tanto en CSP (r = 0.41) como en IRP (r = 0.42) no fueron significativas, pero cuando se combinaron ambos grupos se halló una correlación significativa (r = 0.61). El índice de esfuerzo percibido fue significativamente menor para el test 20-MST en comparación con el test de VO 2 máx (16.3 ± 0.6 vs 18.6 ± 0.3 unidades, respectivamente). Se observaron menores niveles de lactato a los 2 minutos (10.5 ± 0.9 vs 12.2 ± 0.9 mmol/L, p<0.05) y a los 5 minutos (8.9 ± 1.0 vs 11.9 ± 1.0 mmol/L, p<0.05) posteriores al test 20-MST en comparación con el test de VO 2 máx. Los niveles plasmáticos de creatin quinasa medidos 12 horas después de cada test no fueron significativamente diferentes. Nuestra conclusión fue que la capacidad aeróbica puede ser estimada con precisión a partir del test de 12 minutos o del test de 3000 m en deportistas competitivos jóvenes. En contraste, el test 20-MST solo predijo el VO 2 máx cuando se combinaron los datos de los deportistas competitivos y los de los jugadores de rugby de nivel internacional y se incluyó en los análisis un rango mayor de VO 2 máx y de valores del test 20-MST.
 
playlist_add_checkArticle - Revista de Entrenamiento Deportivo - 2017

Rol de la Acidosis en la Fatiga: Argumentos a Favor

Robert H. Fitts.
La etiología de la fatiga muscular definida como pérdida de fuerza, velocidad y potencia en respuesta a la actividad contráctil ha sido estudiada y debatida durante más de cien años, pero aún existen importantes cuestionamientos que aún no han sido respondidos o son controversiales (2, 7, 10). Tal como se observa claramente en las revisiones publicadas por Fitts (7) y más tarde por Allen et al. (2) y Kent-Braun et al. (10), las causas de la fatiga muscular son complejas e involucran múltiples factores inherentes al sistema nervioso central y a los músculos que están realizando actividad. Los principales factores del debate sobre la importancia del bajo pH celular como agente causal de la fatiga son la definición de fatiga muscular, el grado de acidosis intracelular y los cambios en el entorno celular que se producen junto con el aumento de la concentración de H+. Los hechos más importantes establecidos son: 1) la actividad contráctil de alta intensidad puede hacer que el pH muscular baje de 7,0 hasta un valor tan bajo como 6,3-6,2 en varias especies animales entre las que se incluye ranas, gatos, ratas y humanos (7); 2) la acidosis inducida por la actividad contráctil puede correlacionarse con la fatiga muscular (7); y 3) los efectos inductores de fatiga del pH bajo son exacerbados por otros cambios celulares que se producen con la fatiga, especialmente el aumento de fosfato inorgánico (Pi) y a la menor amplitud del transitorio de Ca2+ (10). Claramente, la fatiga durante las actividades de resistencia, como correr maratones, no es causada por un bajo pH muscular (7). El principal argumento contra un papel de la elevada concentración de H+ en la fatiga a temperaturas fisiológicas proviene de estudios donde solo se evaluó la fuerza isométrica máxima y la velocidad, la acidosis fue modesta (pH>6,7) y/o el Ca2+ intracelular se encontraba en un nivel de saturación (2, 17, 21). En estas condiciones, la acidosis tiene un papel reducido pero importante en la fatiga. Los estudios realizados con fibras únicas apoyan el argumento de que a temperaturas musculares fisiológicas, la concentración de H+ no tiene un papel significativo en la fatiga si el grado de acidosis es limitado (pH celular 6,7-7,0), el Pi permanece por debajo de 5 mM y la fatiga se define como una disminución en fuerza isométrica máxima en condiciones de saturación de Ca2+ (2). Sin embargo, esas condiciones no reflejan el estado de fatiga que se produce in vivo, donde los valores de pH celular inferiores a 6,4 van acompañados de aumentos en Pi que alcanzan los 30 mM, y la amplitud del transitorio de Ca2+ disminuye hasta valores µM (pCa 6,0) (1, 7). Además, el indicador más importante de la fatiga y de la capacidad para realizar trabajo es la fuerza máxima y no la fuerza isométrica, y una elevada concentración de H+ inhibe significativamente la potencia máxima incluso en presencia de una concentración de saturación de Ca2+ y de temperaturas musculares fisiológicas (9, 11). En este trabajo revisaré las evidencias más sólidas que sostienen que el pH bajo es un importante agente causal de la fatiga muscular durante la contracción intensa.