Beneficios y recomendaciones sobre los ácidos grasos esenciales.

Beneficios y recomendaciones sobre los ácidos grasos esenciales.

En los últimos años se ha demostrado los beneficios de los ácidos grasos esenciales y sus beneficios a nivel metabólico, antioxidantes así como su acción antinflamatoria a nivel celular tanto en personas sanas como deportistas.
Los Omega 3, están representados por el ácido linolenico, el cual es metabolizado en el organismo hacia los ácidos eicosapentaenoico (EPA) y Docosohexaenoico (DHA), los cuales también se encuentran contenidos en los aceites de pescado como el aceite de hígado de bacalao. La disponibilidad de ácidos grasos omega 3 o sus derivados, ha sido relacionada con el desarrollo de numerosas funciones vitales, como la síntesis y secreción de hormonas, la absorción de nutrientes, la disminución del catabolismo muscular, la mejora del flujo y distribución de oxígeno desde los capilares hacia las células, etc (Fontani et al., 2005).

El EPA y el DHA son los ácidos grasos con mayor actividad biológica, incluso superior al ácido alfa linolénico (ALA). Muchos de los efectos beneficiosos sobre la salud atribuidos a los ácidos grasos omega 3, se producen por la capacidad del EPA y el DHA para modular la cantidad y tipo de eicosanoides sintetizados en las diversas células del organismo, así como otros efectos relacionados con la eficiencia de la transmisión de señales intracelulares y actividades de trascripción a nivel genético (Simopoulos,2002).

Los efectos positivos otorgados a los ácidos grasos EPA y DHA se producen porque
estos pueden ser directamente metabolizados e incorporados través de la membrana celular atenuando la síntesis de ácido araquidónico, el cual estimula la producción de eicosanoides que inducen inflamación o aumento de la presión arterial como los tromboxanos y prostaciclinas (Lenn et al., 2002).Los ácidos grasos omega 3 son esenciales para mantener la eficiencia en la transmisión de los estímulos y la absorción de nutrientes a través de las membranas celulares (Lenn et al., 2002). Por ejemplo, la sensibilidad de los receptores celulares a la insulina o la Gh, mejora significativamente cuando la proporción de ácidos grasos omega 3 en la membrana celular, se incrementa respecto a los ácidos grasos saturados (Ivy et al., 1999).

- Recomendaciones para consumir suplementos de Ácidos Grasos Esenciales.

Para complementar la dieta y mantener las relaciones adecuadas entre el aporte de AG
omega 3 y omega 6 se han recomendado dosis diarias desde 1.2 gr a 3 o 6 g(Simopoulos,2002). Salvo algunos episodios de incontinencia o diarrea los cuales se han relacionado con dosis muy elevadas,superiores a los 6 gr por día, no se han indicado contraindicaciones relacionada con la ingesta moderada de ácidos grasos omega 3. De todas maneras las dosis pueden variar en función de la composición de cada producto. La relación de ácidos grasos aconsejados es 1.2 gr de ácidos grasos EPA y DHA conjuntamente con pequeñas cantidades de ácido gama linoleico (GLA) y ácido linoleico
conjugado (CLA).

Los inconvenientes de ingerir altas cantidades de aceite de pescado se relacionan
con un elevado contenido de impurezas (DDT, mercurio orgánico y PCB).


Referencias Bibliográficas:

Fontani, G.,Corradeschi, F., Felici, A., Alfatti, F., Bugarini, R., Fiaschi, A. I.,Cerretani, D., Montorfano, G., Rizzo, A. M. and Berra, B. (2005) Blood profiles, body fat and mood state in healthy subjects on different diets supplemented with Omega-3 polyunsaturated fatty acids Eur. J. Cl. Invest.,35499-507.

Ivy, J. L., Zderic,T. W. and Fogot, D. L. (1999) Prevention and treatment of non insulin dependent Diabetes Mellitus, Exc sports Sci. Rev,271-35.

Lenn, J. T., Uhl, C.,Mattacola, G., Boissonneault, J., Yates, I. W. and Bruckner, G. (2002) The Effects of fish Oil and Isoflavones on delayed onset muscle soreness Med. Sci. Sports Exc,34(10), 1605-1613.

Simopoulos, A. P.(2002) Omega-3 Fatty acids in inflammation and autoimmune diseases J Am Coll Nutr,21( 6), 495-505.



COMPARTIR