Diferentes series 'cluster' producen respuestas metabólicas, endócrinas, y perceptuales similares en hombres entrenados

Diferentes series 'cluster' producen respuestas metabólicas, endócrinas, y perceptuales  similares en hombres entrenados
El entrenamiento de la fuerza realizado con series tradicionales (ST) en las que los levantadores realizan repeticiones consecutivamente dentro de una serie, es fatigante y resulta en una menor disponibilidad de energía, un estrés metabólico mayor, y una menor velocidad de movimiento.



Por ejemplo, al realizar 3 series de 12 repeticiones con cargas de moderadas a pesadas y 2 minutos de intervalos de pausa de intra-serie, la velocidad de movimiento, y la potencia disminuyen a lo largo de cada serie, ya que la disponibilidad de energía disminuye y aparece la fatiga.
Para combatir tales disminuciones inducidas por la fatiga en el rendimiento agudo, los investigadores han empezado a estudiar los efectos de los períodos de descanso de intra-serie sobre las estructuras de la serie conocidas como las series 'cluster' (CS). Hay muchas maneras diferentes en que pueden hacerse las CS, incluyendo la suma de períodos de descanso de intra-serie, conocida como CS básica (es decir, 3 series de 12 con 2 minutos de períodos de descanso de intra-serie más períodos de descanso adicionales de 15–30 segundos dispersados dentro de cada serie), y la redistribución de la pausa (RR), en la que el tiempo de la pausa total es dividido para crear períodos de descanso más cortos pero más frecuentes (es decir, 3 series de 12 con 2 minutos de descanso de intra-serie dividido en 6 series de 6 con 1 minuto de pausa de intra-serie).



Así, James J. Tufano de la Edith Cowan University (Australia) recientemente llevó a cabo un estudio donde comparó la cinemática, las respuestas metabólicas, endócrinas, y perceptuales de 3 protocolos de sentadilla con barra atrás con iguales cargas, número de repeticiones, y duración de la pausa total. Ocho hombres entrenados en fuerza realizaron 36 sentadillas con barra atrás usando el 75% de 1 máxima repetición y 420 segundos de pausa en total durante las series 'cluster' básicas de 4 (CS4), series de redistribución de pausa de 4 (RR4), y series de redistribución de pausa de 1 (RR1).
La tasa de esfuerzo percibido (RPE), el lactato sanguíneo (La), el mantenimiento de la velocidad promedio (MVM), y la pérdida de velocidad promedio (MVL), fueron medidos durante el ejercicio. La testosterona total (TT), la hormona de crecimiento (GH), el cortisol (C), y las globulinas unidas a hormonas sexuales (SHBG) fueron medidas antes del ejercicio y 15, 30, y 60 minutos post-ejercicio.



No hubo ninguna diferencia entre los protocolos para el MVM. Sin embargo, la MVL fue menos durante la RR1 comparado con la RR4 (p = 0.032), y ningún protocolo fue diferente de CS4. Todos los protocolos produjeron aumentos similares en la RPE y en La, que permanecieron elevados por arriba de los 30 minutos post-ejercicio (p≤0.05). En todos los protocolos, la GH aumentó y volvieron a la línea de base a los 60 minutos post-ejercicio (p≤0.05). En los 60 minutos post-ejercicio, la TT fue menor que todos los otros puntos de tiempo (p≤.05). No hubo efectos principales por el tiempo para SHBG o C.

Los datos de este estudio muestran que diferentes tipos de protocolos de la serie 'cluster' pueden producir respuestas fisiológicas pro-anabólicas al entrenamiento de la fuerza. En suma, los entrenadores pueden redistribuir los períodos de descanso sin afectar el esfuerzo percibido o cambios metabólicos y hormonales si la carga externa, el número de repeticiones, y el tiempo de la pausa total son igualados.



APLICACIONES PRÁCTICAS

En conclusión, éste es el primer estudio en investigar los efectos de un protocolo de series 'cluster' básico a 2 protocolos con redistribución de la pausa, sobre respuestas hormonales, metabólicas, y perceptueales de hacer sentadillas con barra atrás en hombres entrenados. Colectivamente, estos datos muestran que al usar la misma carga, tiempo de pausa total, y número de repeticiones, las respuestas percepuales, metabólicas, y hormonales a las sentadillas con barra atrás fueron generalmente similares a pesar de cómo los períodos de descanso fueron distribuidos dentro de la sesión. Los aumentos comparables en la RPE y el lactato entre los protocolos también apoyan la idea de que redistribuyendo los períodos de descanso dentro de una sesión del entrenamiento de la fuerza, puede producir similares demandas energéticas y mismo esfuerzo. Los efectos grandes de la RR1 en la MVL indican que los intervalos de pausa más corta pero más frecuentes pueden ahorrar el rendimiento en las fases iniciales de un protocolo más largo, pero tal ventaja es reducida en tanto el protocolo continúe: insinuando que pueden ocurrir cambios mecánicos en ausencia de cambios metabólicos u hormonales. Por último, este estudio proporciona evidencia adicional de que se pueden diseñar diferentes tipos de protocolos de CS de manera que aumenten la respuesta hormonal aguda al ejercicio, posiblemente estimulando el proceso anabólico. Los datos de este estudio indican que los entrenadores pueden llevar a cabo intervalos de pausa más cortos pero más frecuentes durante los protocolos de CS o protocolos de RR para 'ahorrar' rendimiento neuromuscular en las fases iniciales de una sesión de entrenamiento de la fuerza, estimulando aún el proceso anabólico. No obstante, una investigación más extensa debe estudiar la efectividad de tales protocolos dentro de un ambiente de entrenamiento crónico.

COMPARTIR