Efecto del entrenamiento por intervalos de alta intensidad periodizado (HIIT) sobre la composición corporal y actitudes hacia el hambre en hombres y mujeres activos

Efecto del entrenamiento por intervalos de alta intensidad periodizado (HIIT) sobre la composición corporal y actitudes hacia el hambre en hombres y mujeres activos
El entrenamiento por intervalos de alta intensidad (HIIT) incrementa el consumo máximo de oxígeno similar al ejercicio aeróbico. Sin embargo, los cambios en la composición corporal son ambiguos en respuesta al HIIT. En un reciente estudio de Todd A. Astorino de la California State University (EEUU), se examinaron los cambios en la composición corporal y la restricción dietética en respuesta a 20 sesiones de HIIT variando en la estructura.



Treinta nueve hombres y mujeres activos (edad =22.5±4.4 años y VO2máx =40.1±5.6 mL/kg/min) se designaron al azar a tres regímenes de HIIT periodizado, realizado sobre un cicloergómetro. Antes y después del entrenamiento, la composición corporal se evaluó usando pliegues cutáneos (SKF), se midieron las circunferencias, y se usó el análisis de impedancia bioeléctrica siguiendo los procedimientos estandarizados. El hambre, la restricción, y la desinhibición fueron medidos el cuestionario de alimentación de 3 factores y un boletín de comida. Participantes de control (n. =32, edad y años de VO2máx=25.6±4.4 y 40.6±4.9 mL/kg/min) fueron emparejados por edad y nivel de fitness, y se sometieron a toda la evaluación pero no completaron el HIIT.





No hubo ningún cambio (p>0.05) en la masa corporal, circunferencias, o grasa corporal derivada de la bioimpedancia en respuesta al HIIT. Sin embargo, la grasa corporal derivada de los pliegues cutáneos disminuyó (p=0.04) con el HIIT, y las interacciones de tiempo x sexo (p=0.03) y de sexo x tiempo x régimen (p=0.04) fueron demostradas en las mujeres pero no en los hombres que exhibieron reducciones significativas en la grasa corporal. El hambre fue reducido desde la línea de base al post-entrenamiento (P=0.028), pero esta respuesta no fue diferente en la respuesta al HIIT comparado a los controles.





En conjunto, los resultados demuestran que las mujeres pero no los hombres, exhiben una reducida grasa corporal en respuesta a HIIT, que ocurrió a pesar de ningún cambio en masa corporal o distribución de la grasa. Los autores especularon que una mayor duración del entrenamiento y de una FC promedio mayor concurrente con un entrenamiento HIIT de alto volumen, resulta en un mayor gasto energético y así un déficit calórico más negativo, llevando a la pérdida de grasa significativa observada en el estudio. Un estudio más extenso es necesario para identificar la modalidad óptima de HIIT necesaria para obtener una pérdida de grasa en distintas poblaciones.






COMPARTIR