Efectos del estiramiento y la fatiga sobre el torque pico, el desequilibrio muscular, y la estabilidad

Efectos del estiramiento y la fatiga sobre el torque pico, el desequilibrio muscular, y la estabilidad
La investigación ha demostrado que el estiramiento separado o intervenciones de fatiga pueden causar efectos adversos sobre el torque pico, relación isquiotibiales/cuádriceps (ratio H:Q), y la estabilidad postural. Sin embargo, hasta estos días ningún estudio ha examinado los efectos combinados del estiramiento y la fatiga sobre la fuerza, el desequilibrio muscular, y la estabilidad postural. Muchos individuos realizan el estiramiento inmediatamente antes de su rutina de ejercicio o eventos deportivos. Puesto que la mayoría de estas actividades pueden involucrar fatiga muscular, independientemente de los músculos que son estirados, es importante entender los efectos del estiramiento combinado con la fatiga.



Por lo tanto, Pablo B. Costa, de la California State University (EEUU) llevó a cabo un estudio cuyo objetivo fue examinar los efectos agudos del estiramiento de los isquiotibiales y la fatiga sobre la extensión de rodillas y el torque pico de la flexión, ratio de H:Q, índices de fatiga, y la estabilidad postural. Además, se examinaron las relaciones entre el área transversal muscular (CSA), el índice de fatiga (fi), ratios de H:Q, y el rendimiento del equilibrio.

Diecisiete mujeres (edad = 21.8±2.1 años; masa corporal = 63.0±10.5 kg; altura = 164.7±6.2 cm) y dieciocho hombres (25.8±4.6 años; 83.6±13.2 kg; 175.3±6.0 cm) tomaron parte en tres visitas al laboratorio. La primera visita fue una sesión de familiarización, y las dos visitas subsecuentes se asignaron al azar como condición de control o de estiramiento. Para las visitas de evaluación, los sujetos realizaron una valoración de la estabilidad postural, estiraron (o se sentaba pasivamente durante la condición de control), realizaron un protocolo de fatiga isocinética unilateral de 50 repeticiones, y repitieron la valoración de estabilidad postural.



No hubo ninguna diferencia significativa entre las condiciones de control y de estiramiento para el pico torque inicial de cuádriceps e isquiotibiales, ratio de H:Q inicial, índices de fatiga deñ pico torque del cuádriceps y de los isquiotibiales, índice de fatiga de ratio H:Q, tasa de esfuerzo percibido (RPE), o estabilidad postural (p>0.05). Al analizar 5 intervalos de 10 repeticiones, se encontraron disminuciones significativas en el pico de torque del cuádriceps en todos los intervalos para ambas condiciones (P <0.05). Sin embargo, una disminución en el pico de torque de los isquiotibiales sólo se encontró hasta el cuarto intervalo (es decir, en las repeticiones 31 a 40) para la condición del estiramiento (P <0.05).


Como conclusión, el estiramiento de los isquiotibiales inmediatamente antes de las actividades de larga duración puede causar efectos adversos sobre la capacidad de generar fuerza de este grupo muscular, que ocurren antes de cuando se realizan tareas fatigosas. No obstante, ningún cambio se encontró para las ratios H:Q después de estirar cuando se comparó a ningún estiramiento. Finalmente, la falta total de correlaciones entre el CSA, índice de fatiga, y ratio de H:Q, y entre la estabilidad postural y el ratio de H:Q demuestra que un tamaño del músculo mayor necesariamente no puede relacionarse a un inferior fatigabilidad del músculo o riesgo de lesión como fue determinado por el ratio de H:Q, y que un ratio de H:Q bajo no puede indicar una menor estabilidad postural.




COMPARTIR