Efectos metabólicos y de rendimiento de la Yerba Mate en ciclistas bien entrenados

Efectos metabólicos y de rendimiento de la Yerba Mate en ciclistas bien entrenados
La investigación biomédica sobre la Yerba Mate (YM) es escasa cuando se compara al café y al té, pero distintos reportes apoyan el rol de la YM como un modulador del metabolismo. La YM es una planta de Sudamérica, rica en polifenoles, saponinas y xantinas, de creciente interés científico debido a sus efectos metabólicos. La YM se ha demostrado que aumenta la utilización de grasas durante el ejercicio en humanos desentrenados, pero sus efectos en individuos bien entrenados durante el ejercicio son desconocidos.

En un reciente estudio (Med Sci Sports Exerc. 2017 Nov 7. [Epub ahead of print]) se caracterizó los efectos metabólicos y de rendimiento físico de la YM en once ciclistas varones bien entrenados. En dicho estudio llevado a cabo por José L. Areta del Norwegian School of Sport Sciences de Oslo (Noruega), se realizó un diseño cruzado doble-ciego, donde los participantes ingirieron 5 g de YM o de placebo (PL; maltodextrina) diariamente durante 5 días, y 1 hs antes de las pruebas experimentales.

Los tests basados en ergómetro incluyeron un test submáximo (SST) al 30-80% del VO2máx (estadíos de 6 x 5 minutos), seguidos por un test de prueba por tiempo en cicloergémetro para completar el trabajo mecánico (~30 min, TT; n=9). Antes y durante los tests, muestras de sangre y de gas respiratorio fueron reunidas. La YM aumentó la concentración de adrenlina en plasma en reposo (P=0.002), y la utilización de grasas por 23% al 30-50% del VO2máx vs el PL (tamaños del efecto de la delta de Glass [ES] ±95% CI, 0.8±0.55) correlacionándose fuertemente con la concentración de glicerol en plasma post-SST (r=0.758). Los efectos del tratamiento sobre las tasas de esfuerzo percibido, la frecuencia cardíaca y la eficiencia fueron poco claros durante el test SST. El coeficiente del intercambio respiratorio durante el TT indicó una dependencia de los CHO y no difirió entre los tratamientos (PL, 0.95±0.03 [SD]; YM, 0.95±0.02). El rendimiento del TT demostró una pequeña (ES, 0.38±0.33) pero significativa (P=0.0278) mejora con la YM (PL, 30.1±1.8 [SD]; YM, 29.4±1.4 minutos; 2.2%±2 [95%CI]) con el aumento promedio de 7 W de potencia (ES=0.2±0.19; P=0.0418; 2.3%±2 [95% CI]) y del 2.8% del VO2 (P=0.019). El ritmo de marcha se mostró inferior después del 30% de la carga de trabajo del TT total en PL vs YM.





La YM aumentó la utilización de grasas durante el ejercicio submáximo y el rendimiento del TT mejoró, pero el efecto de la mejora del rendimiento fue poco relacionado a las medidas del metabolismo de los sustratos durante el ejercicio máximo.
Mientras la mejora del rendimiento en las pruebas de tiempo sea probable debido a otros factores que la utilización de grasas mayor, la oxidación de grasas mejorada por la YM potencialmente podría ser del uso para manipular la utilización de sustratos durante el entrenamiento en condiciones de baja disponibilidad de carbohidratos.




COMPARTIR