El volumen de entrenamiento, no la frecuencia, es indicativo de las adaptaciones de la fuerza máxima al entrenamiento de la fuerza

El volumen de entrenamiento, no la frecuencia, es indicativo de las adaptaciones de la fuerza máxima al entrenamiento de la fuerza
El entrenamiento de la fuerza es una faceta importante en el mantenimiento de la masa del músculo esquelético y la fuerza muscular. Se sabe que la frecuencia de entrenamiento juega un rol más importante en la fuerza y la adaptación hipertrófica de individuos entrenados. Sin embargo, hasta hoy, ningún estudio ha examinado los efectos de una alta frecuencia (mayor a 3 veces por semana) del entrenamiento de la fuerza en sujetos entrenados.



Recientemente, el Dr. Bill I. Campbell de la University of South Florida (EEUU) realizó un estudio para comparar los efectos de una frecuencia de entrenamiento alta vs moderada sobre la fuerza máxima y la composición corporal. Veintiocho hombres jóvenes y sanos entrenados en fuerza, fueron asignados al azar, ya sea a: 3 por semana (3x; n=16) o 6 por semana (6x; n = 12). Las variables dependientes (DVs) evaluadas en la línea de base y después de la intervención del entrenamiento de 6 semanas incluyeron: realizar 1 máxima repetición de sentadilla (SQ1RM), 1MR de press de banco (BP1RM), 1 MR de peso muerto (DL1RM), powerlifting total (PLT), coeficiente de Wilk (WC), masa libre de grasa (FFM), y masa grasa.





Se analizaron datos para cada DV usando un análisis de variancia de medidas repetidas factorial de 2x2. Hubo un efecto principal para el tiempo (p <0.001) para SQ1RM (3×: +16.8 kg; 6×: +16.7 kg), BP1RM (3×: +7.8 kg; 6×: +8.8 kg), DL1RM (3×: +19 kg; 6×: +21 kg), PLT (3×: +43.6 kg; 6×: +46.5 kg), WC (3×: +27; 6×: +27.1), y FFM (3×: +1.7 kg; 6×: +2.6 kg).

No hubo ninguna interacción de grupo x tiempo o efectos principales por grupo. El hallazgo primario fue que 6 semanas de entrenamiento de la fuerza llevaron a aumentos significativos en la fuerza máxima y en la FFM.



En suma, aparentemente una frecuencia de entrenamiento mayor no lleva a mejoras adicionales de la fuerza cuando se igualan en volumen e intensidad. Un entrenamiento de alta frecuencia (6× por semana) no parece ofrecer un beneficio adicional de fuerza e hipertrofia por encima de una frecuencia inferior (3× por semana) cuando se igualan en volumen e intensidad. Los entrenadores y los practicantes, por lo tanto, pueden esperar los aumentos similares en la fuerza y en la masa magra corporal con ambas 3 y 6 sesiones semanales.



COMPARTIR