Entrenamiento Basado en la Evidencia

Me parece muy interesante el área de la medicina llamada medicina basada en la evidencia y propone que los médicos basen sus tratamientos y prescripciones en los resultados de la literatura científica, y claro, reclama una actualización constante.

Es así que esto me lleva a preguntarme si los profesionales de las ciencias del ejercicio, y especialmente los entrenadores de campo podemos llevar adelante nuestra práctica profesional en base a los datos que continuamente nos proporciona la literatura científica para desarrollar una propuesta de entrenamiento basado en la evidencia.

A menudo encuentro colegas que tratan de aplicar conceptos e información de la literatura científica a su práctica profesional, no obstante es mucho más común encontrar a los profesionales que no lo hacen, y basan su trabajo solo en su experiencia.

Es claro que en el área del entrenamiento hay muchos caminos para llegar al mismo lugar. Es algo que en el ámbito de las competiciones de ciclismo de ruta, mountain bike, y pista observo continuamente, con deportistas y entrenadores que jamás han basado su trabajo en los resultados de la literatura, y a pesar ello han logrado obtener muy buenos resultados.

Algunos colegas me han planteado que no encuentran aplicaciones prácticas en los pocos trabajos científicos que pueden llegar a haber leído alguna vez, y de alguna manera esa es su justificación para no revisar lo que se publica constante en la literatura. En mi caso, puede afirmar que es todo lo contrario, continuamente estoy ajustando lo que prescribo, mido y evalúo en el campo con la literatura que reviso, que me resulta realmente útil. Lamentablemente es muy difícil procesar la enorme cantidad de información que hay, pero vale la pena intentarlo.

Por supuesto que hay que revisar los estudios con espíritu crítico, y reflexivo, no obstante considero que es realmente un logro cuando conseguimos aplicar todo es conocimiento con buenos fines en el campo puro y duro, y podemos ver como progresan los deportistas con los que trabajamos, en definitiva, ¿no es ese el objetivo final de la generación de conocimiento?.

COMPARTIR