¿ENTRENAMIENTO FUNCIONAL O ENTRENAMIENTO PERSONALIZADO?

Es el entrenamiento funcional una novedad?

Como todos sabréis, elmundo del fitness es un negocio y basta que una gran franquicia o cadena de gimnasios de publicidad a un nuevo “concepto”, para que rápidamente este se extienda por todo el país y a partir de ese momento sea la única manera válida de entrenar. Si os fijáis, he dicho concepto y no metodología o forma de entrenar, porque seguramente esa novedad que ahora anuncian chicos y chicas fuertes y guapos en la tele ya se viene haciendo por los grandes profesionales desde hace mucho tiempo.

Pues bien, ese concepto al que hago referencia en el párrafo anterior es el“entrenamiento funcional”. Desde hace unos años se le viene dando mucha publicidad en revistas y demás medio de difusión a este concepto. Como dije anteriormente, estoy totalmente de acuerdo en su metodología, es decir, que gracias a un determinado entrenamiento se consigue una mejora de tu salud y de tu bienestar, pero eso debería ocurrir siempre, ya que todo entrenamiento debe estar adaptado a uno mismo. Porque haceros una pregunta, ¿si mi entrenamiento no se llama “entrenamiento funcional´”, ya no voy a obtener mejoras a nivel de calidad de vida? Hasta hace unos años que apareció este término, ¿qué había que hacer para que cuando una persona fuera a un gimnasio mejorara su salud o rendimiento (esto variará en función de sus objetivos) si todavía no existía el término entrenamiento funcional?

Una vez explicada mi opinión sobre el CONCEPTO de “entrenamiento funcional”, me gustaría haceros algunas preguntas:

- Cuando vais al gimnasio, ¿a qué vais? (no me vale la respuesta quiero estar bien)

- ¿Sabéis en todo momento lo que hacéis y por qué?

- ¿Qué objetivo buscáis exactamente?

- La planificación que os han dado (si es que os la han dado), ¿es como la de las demás personas o es específica para vosotros?

Si sois capaces de responderos a estas preguntas de manera clara, estaréis realizando un entrenamiento funcional personalizado, es decir, si cada uno de vosotros sabe a qué va al gimnasio (quiere mejorar su salud o rendimiento, perder o ganar peso), sabe en todo momento por qué hace un ejercicio y no otro, el objetivo que busca alcanzar con esa forma de entrenar y qué planificación le han hecho en función de los objetivos que busca y el tiempo del que dispone.

Si alguno de vosotros no consigue responderse de manera clara a esa preguntas o directamente no se responde a ninguna puede que esté perdiendo el tiempo y deba replantearse su situación.

Otro aspecto importante en todo esto será el gimnasio al que acudáis. Desde el primer día que entréis por la puerta os deberían de realizar las preguntas que acabáis de leer y planificaros vuestro entrenamiento. Si este proceso inicial se realiza de manera correcta, obtendréis un “entrenamiento planificado funcional personalizado”. Este concepto que acabáis de leer lo podéis llamar como vosotros queráis:”rutina personalizada”, “tabla de ejercicios” o el nombre que más os guste y os motive. Pero de cualquier manera será una rutina que se adapte a vuestras necesidades y que os ayude a conseguir los objetivos que busquéis. Y esos objetivos pueden ser tan variados como la forma que hay de conseguirlos.

En función de vuestro estado inicial se os prescribirá unos ejercicios u otros, que

independientemente de la metodología en que se realicen deben de serfuncionales para vosotros mismos. Esto quiere decir que si el primer mes tenéis que utilizar algunas máquinas guiadas porque vuestra fuerza y control motor no es capaz de estabilizar vuestro cuerpo para hacer una sentadilla no quiere decir que estés realizando un entrenamiento analítico sin transferencia ninguna al objetivo que persigues. Todo lo contrario, ya que si nunca antes has realizado trabajo con sobrecargas, tu coordinación no te permitirá realizar un movimiento que implique varios músculos y estabilizar varias articulaciones o partes de tu cuerpo. Por lo tanto, tu entrenador deberá diseñarte una rutina variada donde se combinen ejercicios y trabajos de todo tipo. Dentro del gran abanico de posibilidades podréis combinar clases colectivas, maquinas de trabajo cardiovascular, ejercicios con peso libre, con máquinas guiadas, con materiales inestables o en ejercicios en suspensión, pero siempre de manera controlada y prescrita anteriormente por una persona cualificada en el ámbito.

Por lo tanto antes de apuntaros a un gimnasio informaros de qué manera suelen tratar allí a los clientes y cuál es su forma de trabajar. Si no tenéis esta posibilidad, y os tenéis que apuntar a uno porque sois nuevos en la ciudad, memorizar bien las preguntas que os he realizado y decírselas a la persona que os atienda. Pedirle al monitor o al entrenador que os explique y os enseñe a realizar todo.

Espero que con este texto tengáis un poco más claro qué es lo qué tenéis que hacer al iniciaros en un gimnasio o en una actividad y que no os vendan la moto con ningún “concepto novedoso”. Para terminar, os dejo una pregunta en el aire para que saquen sus propias conclusiones.

Si al gimnasio o centro deportivo al que acudís, tiene una zona específica de “entrenamiento funcional”, preguntaros ¿para qué sirve el resto de las máquinas y materiales que hay en el gimnasio?

Un gran saludo amigos y cualquier duda u opinión estaré encantado de atenderla.

COMPARTIR