Hacia una mejor comprensión de los posibles Factores de Riesgo asociados al Dolor Lumbar y Ciática

Hacia una mejor comprensión de los posibles Factores de Riesgo asociados al Dolor Lumbar y Ciática
El dolor lumbar (dolor lumbar) es una afección altamente prevalente, y se asocia con discapacidad significativa y ausentismo laboral en todo el mundo. No es de sorprender que los costos asociados con el dolor lumbar sean enormes, lo que causa una gran carga económica para los pacientes, el gobierno y las compañías de seguros de salud. Una mejor comprensión de los factores de riesgo para un episodio de dolor lumbar puede proporcionar información importante sobre la prevención y el tratamiento de esta condición.

Se ha informado que una variedad de características ambientales e individuales aumentan el riesgo de dolor lumbar. Estos factores pueden agregarse en categorías, incluidas las características del individuo (p. Ej., edad y género), estrés físico en la columna vertebral (p. Ej., levantar regularmente cargas y vibración corporal total), pobre salud general (p. Ej., tabaco y obesidad) y estrés psicológico (por ejemplo, trabajo monótono/rutinario y depresión). Numerosas revisiones sistemáticas y metanálisis de los factores de riesgo asociados con el dolor lumbar y la ciática se han publicado. Sin embargo, estos estudios previos han sido criticados por estar demasiado estrechamente enfocados en un subconjunto de estos factores de riesgo.

En general, las revisiones sistemáticas incluidas variaron de moderada a alta calidad metodológica. Los resultados mostraron que la exposición a una variedad de factores relacionados con el individuo, la salud general deficiente, el estrés físico y el estrés psicológico aumentaron significativamente el riesgo de dolor lumbar y ciática. De los 54 factores de riesgo investigados, esta revisión identificó una serie de factores de riesgo que probablemente sean modificables y, por lo tanto, objetivos potenciales para las intervenciones de prevención. Los ejemplos incluyen problemas de sueño (severos) (OR = 3.2, IC 95% = 1.9-5.5), manejo del tiempo (OR = 4.8, IC 95% = 1.4-16.4) y caminar o permanecer de pie de forma prolongada (OR = 2.9, IC 95% = 1.5-5.5).

El estudio identificó que la salud general deficiente y los factores de riesgo individuales, psicológicos y físicos se asociaron con el dolor lumbar y la ciática. Hay algunas explicaciones posibles para la asociación entre algunos de estos factores de riesgo y el dolor lumbar y la ciática. Con respecto a la pobre salud general, se encontró que los problemas de sueño aumentan el riesgo de futuros dolor lumbar. Investigaciones recientes sugieren que la calidad del sueño y la intensidad del dolor están íntimamente relacionadas. Los estudios experimentales en voluntarios sanos (sin dolor) han demostrado que la privación inducida del sueño, ya sea a través de una reducción en la duración del sueño o la interrupción de la arquitectura del sueño, conduce al desarrollo de dolor musculoesquelético y aumento de la sensibilidad al dolor a estímulos nocivos. Con respecto al estrés físico, el efecto de la manipulación de cargas en el dolor lumbar puede ser explicado por las altas fuerzas mecánicas (fuerzas de compresión raquídea) en la columna lumbar. Finalmente, el estrés psicológico representa un factor de riesgo importante y complejo para los trastornos relacionados con el dolor lumbar. Una teoría común sostiene que la depresión y los síntomas dolorosos siguen las mismas vías descendentes del sistema nervioso central. Sin embargo, una imagen completa de esta relación sería mucho más compleja, reconociendo el papel moderador de los factores individuales y contextuales, como los rasgos de personalidad, los aspectos cognitivos, los mecanismos fisiológicos o el apoyo social, entre otros.

Una mejor comprensión de los factores de riesgo para el dolor lumbar proporciona un fundamento lógico, que actualmente no existe, para el desarrollo de estrategias de prevención más eficaces. Los resultados encontraron una serie de factores de riesgo significativamente asociados con el desarrollo de dolor lumbar. Sin embargo, algunos de ellos son poco reconocidos por el personal sanitario y los responsables de formular políticas. Una mejor comprensión de estos factores de riesgo infravalorados proporciona una lógica para el desarrollo de estrategias de prevención más efectivas. Por ejemplo, esta revisión identificó algunos factores de riesgo que probablemente sean modificables y, por lo tanto, objetivos potenciales para las intervenciones de prevención. Los profesionales de la salud podrían usar esta información para aconsejar a los pacientes sobre los posibles factores de riesgo para evitar y para reducir el riesgo de desarrollar dolor lumbar. Así, monitorear la exposición a estos factores de riesgo podría ayudar a reducir la probabilidad de sufrir dolor lumbar.

Esta revisión general proporciona evidencia de que la mala salud general, el estrés físico y psicológico y las características de la persona aumentan el riesgo de un episodio futuro de dolor lumbar y ciática. Estos resultados ayudan a nuestra comprensión de los desencadenantes potenciales de dolor lumbar y ciática, proporcionando información valiosa para el desarrollo de nuevas estrategias de prevención para esta condición problemática.
COMPARTIR