La evaluación, ojos que no ven preparador físico que no mide.

La evaluación, ojos que no ven preparador físico que no mide.

Lic. Javier Fadón (UnLZ – C.O.A – UnlaM)

Durante años la evaluación es una gran preocupación de los preparadores físicos, simplemente por el hecho de saber el estado inicial del deportista y si nuestro trabajo produce las mejoras esperadas.

Hoy en día, las exigencias del calendario competitivo y de la vida cotidiana en general lleva al preparador físico a ser prisionero del tiempo y ser lo más ordenado posible en el caos del entrenamiento deportivo, sobre todo en deportes de requerimientos físicos con componentes de incertidumbre situacional.

Ella cada vez se dirige al paradigma de la evaluación intra-entrenamiento e intra-competencia oficial, es decir, que cada vez el concepto de evaluar se acerca al principio de la especificidad, donde cada entrenamiento es una evaluación en sí misma para el siguiente y que la competencia oficial es el libreto que se debe traducir para transformarlas en sesiones de entrenamiento que reproduzcan, al integrar todas las variables del rendimiento y complejizarlas, en exigencias superiores a las que el sujeto se va a encontrar en su contexto motor real.

Alejandro Kohan, preparador físico del futbol argentino, plantea las siguientes frases…

“la preparación Física no puede estar segmentada del entrenamiento Técnico-Táctico en los niveles profesionales” …La misma debe estar subordinada a la IDEA de juego, la que será determinada por el Director Técnico o entrenador...”

Esto mismo que hace referencia al entrenamiento, debe ocurrir con las evaluaciones físicas o como prefiero decir, la evaluación de REQUERIMIENTOS FISICOS OPTIMOS, se debe intentar evaluar demandas físicas reales.

Surgen dilemas para generar pensamientos dilemáticos

·Cantidad vs. Calidad = cantidad de calidad

·Integral vs. Fraccional = integrar situaciones fraccionadas más relevantes en el rendimiento.

·Especifico vs. General = Cada vez lo general debe ser mas especifico.

Resumen de las Características Motoras y Cinemáticas a tener en cuenta en evaluaciones

  • Variabilidad espacio-temporal-objetales.
  • Variabilidad de la duración de la carga
  • Variabilidad de la pausa en tiempo y acción
  • Variabilidad biomecánica
  • Variabilidad metabólica

Entonces las preguntas que surgen son ¿Qué evaluamos y como lo evaluamos, para qué evaluamos?

Desde mi punto de vista, debemos evaluar si nuestro deportista cuenta con los requerimientos físicos óptimos para cada etapa del desarrollo deportista hacia el más alto nivel, hacia la mejor versión de sí mismo.

El cómo evaluar eso es lo más complejo ya que son tantas las variables a detectar que la decisión del preparador físico es tomar las más relevantes y aquellas que integren la mayor cantidad de ellas.

El para qué, simplemente pasara a ser un control de cómo impacta la carga de entrenamiento en nuestros deportistas ya que los “estados de forma” no son lineales sino que fluctúan por diferentes condicionantes, muchos de ellos que escapan a nuestras posibilidad de control.

Creo que el camino de la evaluación se dirige hacia la menor utilización de test de campo y mayor análisis de las capacidades físicas expresadas en cada entrenamiento y en cada competencia oficial, con la filosofía que el preparador físico no debe preocuparse por mejorar un test, sino porque el deportista mejore su rendimiento en la cancha.

COMPARTIR