Lipoproteína de baja densidad oxidada y moléculas de adherencia celular después del ejercicio

Lipoproteína de baja densidad oxidada y moléculas de adherencia celular después del ejercicio
La lipoproteína de baja densidad oxidada elevada (ox-LDL) juega un rol importante en el desarrollo inicial de la arterioesclerosis activando el proceso inflamatorio. La ox-LDL elevada y las moléculas de adherencia celular están asociadas con la inflamación y la ateroesclerosis. El rol del ejercicio en la ox-LDL, mediadores enzimáticos, y moléculas de adherencia celular circulantes no es claramente entendido en la obesidad. Por ello, recientemente Yunsuk Koh, de la Baylor University (EEUU) realizó un estudio de diseño controlado aleatorizado con 27 obesos (BMI> 30 kg/m2) sedentarios hombres (N = 13) y mujeres (N = 14), que se asignaron al azar a un grupo de ejercicio (N = 15) o un grupo de control (N = 12), todos entre 18 y 65 años de edad.

El grupo de ejercicio realizó un ejercicio supervisado en una cinta ergométrica de 60 minutos a intensidad moderada (70% de FCmáx, calculado según 0.7 X [208 – (0.7 – edad)]), 3 días por semana durante 4 semanas, mientras el grupo de control no se ejercitó. Muestras de sangre en ayuno de toda la noche fueron reunidas antes y después del período del estudio para analizar los lípidos séricos, la lipoproteína-colesterol, ox-LDL, 12- y 15-lipoxigenasas, mieloperoxidasa (MPO), y la molécula 1 soluble de adherencia de la célula vascular y la molécula 1 de adherencia intercelular. El grupo de ejercicio de moderada intensidad bajaron tanto la ox-LDL (de 44.76±1.99 a 38.51±1.99 U/L, p = 0.032) y la MPO (de 31.48±2.20 a 23.09±2.20 ng/mL, p = 0.010), sin alterar significativamente el peso corporal, otros parámetros de lípidos séricos y lipoproteínas, o moléculas de adherencia celular solubles.

El entrenamiento físico de intensidad moderada redujo los niveles de ox-LDL y de MPO, indicando un riesgo reducido para enfermedad cardiovascular en vías de desarrollo y una protección adicional a las posibles complicaciones metabólicas asociadas con la obesidad. Adicionalmente, el ejercicio de moderada intensidad no interfirió con las moléculas de adherencia celular endoteliales.



COMPARTIR