Patrones diferentes en la fuerza muscular y adaptaciones de la hipertrofia en individuos desentrenados que son sometidos a regímenes de fuerza no-periodizados y periodizados.

Patrones diferentes en la fuerza muscular y adaptaciones de la hipertrofia en individuos desentrenados que son sometidos a regímenes de fuerza no-periodizados y periodizados.
El entrenamiento de la fuerza se usa ampliamente para aumentar la fuerza y la masa muscular (es decir, hipertrofia) por poblaciones diferentes. A este respecto, la manipulación sistemática de las variables relacionadas al entrenamiento de la fuerza (es decir, periodización del entrenamiento), ha sido defendido para optimizar las adaptaciones inducidas por el entrenamiento.





Recientemente, el Dr. Eduardo O. De Souza de la University of Tampa, Florida (EEUU) investigó los efectos de regímenes no periodizados (NP), periodización tradicional (TP), y periodización de ondulación diaria (A), sobre la fuerza muscular e hipertrofia en individuos desentrenados. Treinta y tres varones recreativamente activos fueron divididos al azar en 4 grupos: NP: n=8; TP: n=9; UP: n = 8, y grupo de control (C): n = 8. Los grupos experimentales fueron sometidos a 12 semanas entrenamiento de la fuerza en un programa que consistía en 2 sesiones por semana. La fuerza muscular y el área transversal del cuádriceps (QCSA) se evaluaron en la línea de base, 6 semanas (es decir, punto intermedio) y luego de 12 semanas.





Todos los grupos de entrenamiento aumentaron la 1MR de sentadilla desde pre a 6 semanas intermedio (NP: 17.02%, TP: 7.7%, y UP: 12.9%, p ≤0.002) y de pre a 12 semanas (NP: 19.5%, TP: 17.9%, y UP: 20.4%, p ≤0.0001). El grupo de la periodización tradicional fue el único grupo que aumentó la 1MR de sentadilla de 6 semanas intermedio al período de 12 semanas (9.4%, p ≤0.008). Todos los grupos de entrenamiento aumentaron el QCSA desde pre a 6 semanas intermedio (NP: 5.1%, TP: 4.6%, y UP: 5.3%, p ≤0.0006) y de pre a 12 semanas (NP: 8.1%, TP: 11.3%, y UP: 8.7%, p ≤0.0001). Desde las 6 semanas intermedio al período de 12 semanas, los grupos TP y UP fueron los únicos grupos que aumentaron el QCSA (6.4 y 3.7%, p ≤0.02). No hubo ningún cambio significativo para todas las variables dependientes en el grupo de C a través del tiempo (p ≤0.05).



En conclusión, estos resultados demostraron adaptaciones inducidas por el entrenamiento similares después de 12 semanas de regímenes periodizados y no periodizados. Sin embargo, estos resultados indican que en la mitad última del estudio (es decir, después de las 6 semanas iniciales), los regímenes periodizados sacaron tasas mayores de adaptaciones musculares comparado con los regímenes no periodizados. Los entrenadores y/o ejercitantes de la fuerza deben ser conscientes que los regímenes periodizados podrían ser ventajosos en las fases últimas del entrenamiento, inclusive para los individuos desentrenados



COMPARTIR