Relación entre la capacidad de sprint repetido, capacidad aeróbica, resistencia intermitente, y recuperación de la frecuencia cardíaca en jugadores de fútbol jóvenes

Relación entre la capacidad de sprint repetido, capacidad aeróbica, resistencia intermitente, y recuperación de la frecuencia cardíaca en jugadores de fútbol jóvenes

El fútbol es un deporte complejo, que requiere acciones de múltiples rendimientos en un período de 90 minutos donde los jugadores cubren 11 kms, con 3% y 5% de eso realizando sprints y carrera de alta intensidad, respectivamente (Del Rosso 2016). Los partidos de fútbol requieren sucesiones de carreras repetidas de alta intensidad y numerosos sprints entremezclados con acciones de recuperación de tipo aeróbico (Stolen 2005). La capacidad para recuperarse y repetir sprints subsecuentes, se define como capacidad de sprint repetido (RSA) (Stolen 2005), por lo tanto, se cree que es un componente del fitness específico del fútbol, especialmente debido a su alta correlación con la carrera de muy alta intensidad y las distancias de sprint durante los partidos (Rampinini 2007). El número de RSA por partido en jugadores jóvenes muy entrenados va de 4 a 14, con un 5–30% de los jugadores que no realizan un sprint repetido a lo largo de un partido completo (Buchheit 2008). Sin embargo, el resultado final en los partidos puede determinarse por las acciones de sprint repetidos (Bishop 2011). Por lo tanto, identificar los componentes fisiológicos que subyacen al rendimiento del RSA serían cruciales para el logro de un rendimiento mayor por medio de un programa de entrenamiento óptimo.

La capacidad de sprint repetido es un rasgo físico complejo (Bushheit 2012) relacionado a factores neuromusculares (ej., rigidez muscular y activación de unidades motoras) y metabólicos (ej., resíntesis de la fosfocreatina y 'buffering' de hidrógeno) (Girard 2011). En particular, el consumo máximo de oxígeno (VO2máx) ha recibido una gran atención de la investigación, presentando una correlación positiva con el rendimiento de RSA (Girard 2011). La asociación puede deberse al hecho de que un VO2máx más alto se considera una resíntesis de fosfocreatina más rápida (Tomlin 2001) y un mayor tamponamiento de hidrógenos entre los sprint (Jones 2013), produciendo una mejor recuperación entre los sprints y en el rendimiento total (Bogdanis 1996).

Sin embargo, algunos trabajos de investigación no encontraron una correlación significativa entre el VO2máx y el rendimiento de RSA (Dardouri 2014, Rampinini 2014). Estos resultados contradictorios pueden ser debidos a las diferencias metodológicas entre los estudios; por ejemplo, la estrategia de recuperación usada durante el RSA para evaluar puede afectar la influencia del VO2máx en los resultados del rendimiento (Thebault 2011).

El modo de la duración y de la recuperación son factores determinantes claves del rendimiento del RSA y puede afectar la cinética de la restauración 'metabólico' entre los sprints sucesivos. La capacidad del atleta para recuperarse también puede evaluarse a través de la recuperación de la frecuencia cardíaca (FCrec) (Ostojic 2010), definida como la tasa a la que la frecuencia cardíaca (FC) disminuye (es decir, el tiempo tomado por la FC para recuperarse) después de un ejercicio de moderado a pesado (Borresen 2008). Los jugadores con un fitness aeróbico mayor son demostrados de poseer una FCrec más rápida (Ostojic 2010).

Aunque la FCrec se ha usado para evaluar la recuperación después de turnos únicos de ejercicio, la FCrec se ha usado menos frecuentemente para evaluar la recuperación durante los esfuerzos intermitentes y progresivos (Boullosa 2010). En este sentido, el test TIVRE Fútbol (TST) ha demostrado ser válido y confiable para evaluar la potencia aeróbica en jugadores de élite de baloncesto varones (r = 0.82) (Vaquera 2016) y en jugadores de vóleibol (r = 0.78) (Foster 2017).

La incorporación de períodos de recuperación y cambios de dirección puede explicar su alta validez y confiabilidad para evaluar la resistencia específica en atletas de deportes de equipo y puede ayudar a obtener información importante con respecto a la capacidad de recuperación de los jugadores de fútbol usando esfuerzos específicos deportivos durante los períodos de ejercicio.

Como fue mencionado, la capacidad de recuperación durante el RSA puede relacionarse a las características del fitness aeróbico. El fitness aeróbico es principalmente determinado por el VO2máx, umbral anaeróbico (VT), y economía de carrera (Billat 2005). Aunque el RSA puede relacionarse al VO2máx (Jones 2013), donde un VO2máx superior puede ayudar a la recuperación entre los sprints repetidos (Gharbi 2015), el VT puede ser más relevante, reflejando factores periféricos relacionados a la capacidad para repetir los sprint (Foster 2017). En suma, el RSA puede relacionarse a la velocidad aeróbica máxima alcanzada al VO2máx (Buchheit 2012) reflejando la 'expresión locomotora' de los componentes aeróbicos del fitness. Sabiendo la relación entre estas variables y el rendimiento del RSA es de una relevancia superior, ya que la velocidad máxima lograda durante un test incremental se relaciona a la distancia cubierta de alta intensidad durante la competición (r = 0.64, p <0.01) (Rampinini 2009). Los componentes aeróbicos del fitness más estrechamente relacionados al RSA en los jugadores de fútbol juvenil permanecen a ser determinados. Los estudios previos han analizado la relación entre el VO2máx, el VT, la velocidad del test incremental, test de resistencia de fútbol específico, FCrec, y RSA, normalmente en jugadores con bajo-fitness (Aziz 2007) o jugadores con alto-fitness (Schimpchen 2016). Sin embargo, a hasta hoy, ningún estudio ha comparado jugadores de alto y bajo fitness. Por consiguiente, el objetivo de este estudio fue investigar la relación entre el VO2máx, el VT, la velocidad de test incremental, test de resistencia de fútbol específica, FCrec, y RSA en jugadores de fútbol según su nivel del fitness cardiorespiratorio.

Recientemente, el Dr. Fabio Y. Nakamura de la Universidad de Los Lagos (Chile), llevó a cabo un estudio para investigar la relación entre la capacidad de sprint repetido (RSA) y varios indicadores aeróbicos y anaeróbicos del rendimiento de fútbol, y utilizó 45 jugadores de fútbol jóvenes (edad 16.8±0.1 años) que fueron clasificados con 'alto' (HAF) o 'bajo' fitness aeróbico (LAF) (VO2máx ≥ o <60 mlkg-1min-1, respectivamente) y completaron un tes de RSA midiendo el mejor (RSAmejor), promedio (RSAprom), el tiempo de sprint total (RSAtotal), y el % de decremento del sprint (Sdec).

Un test de laboratorio de VO2máx (LabTest) junto con el umbral anaeróbico (VT) y la velocidad máxima, fueron medidos (vLabTest). En suma, un test de carrera en 'shuttle' de 20m en muchas fases (MSRT) y un test específico de fútbol (el test TIVRE-fútbol—TST) se completaron. La frecuencia cardíaca (FC) y la FC de recuperación (FCrec) fueron medidas durante todos los tests.

El fitness aeróbico alto presentó mayor (p ≤0.05) rendimiento en los tests LabTest, MSRT y TST, al esfuerzo máximo, al VT, así como una FCrec más rápida. El RSA fue similar entre ambos grupos HAF y LAF. Contrariamente a HAF, el grupo LAF mostró una correlación negativa entre el vLabTest con el RSAprom (r = -0.6, p = 0.000) y Sdec (r = -0.4, p = 0.044). También, el grupo LAF mostró una correlación negativa entre la velocidad final del TST (vTST) y el RSAprom (r =20.5, p = 0.005) y el Sdec (r = -0.5, p = 0.003). En el grupo LAF, el RSA se correlacionó fuertemente con los factores locomotores (por ejemplo, vTST; VT) en ambos tests de laboratorio y de campo. Atletas con FCrec total alta (>12.5%) en el TST presentaron mejor (p ≤0.05) Sdec en el test de RSA. La regresión múltiple reveló que la vLabTest del grupo LAF explicaron el 44.9, 40.0, y 13.5% de la variación en RSAmejor, RSAprom, y Sdec, respectivamente.

Los practicantes pueden considerar estos hallazgos para optimizar los procesos de evaluación y preparación de los atletas jóvenes.


SHARE