Rendimiento de la repetición y respuestas del lactato sanguíneo adoptando períodos de recuperación diferentes entre las sesiones de entrenamiento en hombres entrenados

Rendimiento de la repetición y respuestas del lactato sanguíneo adoptando períodos de recuperación diferentes entre las sesiones de entrenamiento en hombres entrenados
El período de la recuperación entre las sesiones del entrenamiento de la fuerza tiene una influencia directa sobre el rendimiento de fuerza a lo largo de las sesiones de entrenamiento subsiguientes debido al curso de tiempo de recuperación necesaria para la restauración de la producción de fuerza muscular. Recientemente, Humberto Miranda de la Rio de Janeiro Federal University (Brasil) desarrolló un estudio cuyo propósito fue examinar el efecto de diferentes períodos de recuperación (24, 48, y 72 horas) entre sesiones repetidas del entrenamiento de la fuerza para los músculos del tren superior sobre el rendimiento de la repetición y las respuestas del lactato sanguíneo en hombres entrenados.



Dieciséis hombres recreativamente entrenados (edad: 26.1±3.1 años; altura: 179±4.5 cm; masa corporal: 82.6±4.0 kg, 4.5±2.2 años de experiencia de entrenamiento de la fuerza) participaron en ese estudio. Se determinaron las cargas para ocho repeticiones máximas (8MR) para los ejercicios del press de banco (BP), press de banco inclinado en 30° (BP30), y press de banco inclinado en 45° (BP45).



Para evaluar los efectos de los distintos períodos de recuperación entre las sesiones repetidas de entrenamiento, se realizaron 3 protocolos en orden aleatorizado, incluyendo 24 horas (P24), 48 horas (P48), y 72 horas (P72). Cada sesión de entrenamiento de la fuerza consistió en realizar 4 series de máximas repeticiones de BP, BP30, y BP45 con cargas de 8MR e intervalos de pausa de 2 minutos entre las series. Los niveles del lactato sanguíneo fueron medidos en pre-sesión (PRE), inmediatamente post-sesión (POST), 3 minutos post-sesión (P3), y 5 minutos post-sesión (P5).





Para el protocolo P24 se encontraron disminuciones significativas en el rendimiento de la repetición entre las sesiones para los ejercicios BP, BP30, y BP45, respectivamente. Cuando se consideraba la sesión 2 únicamente, el trabajo total (repeticiones x serie) fue significativamente superior bajo el protocolo P48 y P72 comparad con P24 para los ejercicios de BP30 y de BP45. Los niveles de lactato sanguíneo (es decir, POST, P3, y P5) significativamente aumentaron para la sesión 2 bajo el protocolo P24 comparado con los protocolos P48 y P72, respectivamente.



En conclusión, en base al rendimiento de fuerza y al análisis del lactato sanguíneo, descansar 24 horas entre las sesiones del entrenamiento de la fuerza para los mismos ejercicios no permitieron una recuperación adecuada comparado con 48 o 72 horas, respectivamente. Ninguna diferencia significativa se observó entre los períodos de descanso de 48 y 72 horas, considerado la consistencia del rendimiento de fuerza y niveles del lactato sanguíneo. Por lo tanto, los técnicos y practicantes que necesitan lograr un volumen de entrenamiento superior para los músculos del tren superior deben adoptar períodos de recuperación más largos que 24 horas entre las similares sesiones de entrenamiento de la fuerza.




SHARE