Resistencia al Rodamiento

Se denomina “resistencia al rodamiento”, a la fuerza que se opone al movimiento de los vehículos, en este caso de la bicicleta, por efecto de la imperfecta elasticidad(es decir, plasticidad) de los neumáticos, el aplastamiento que se produce durante la rotación de la rueda, la banda de rodadura y los flancos se hallan sometidos a deformaciones que absorben cierto trabajo, esta deformación esta claro es mayor en función del neumático o tipo de rueda en cuestión, así, en el caso del ciclismo de ruta donde los neumáticos (tubulares o clincher) poseen una banda de rodadura mínima y estos son inflados a altas presiones (120PSI o mas), de esta manera se obtienen dos beneficios fundamentales, reducir la cantidad de superficie de apoyo, y por otro lado minimizar la deformación del neumático, sumado a que en este caso el piso por el cual se traslada el ciclista es indeformable (asfalto), por lo tanto no es un factor a considerar

Por otro lado en el ciclismo de montaña, es donde mas factores entran en juego, ya sea por el piso, tierra, barro, ripio o piedra, y las ruedas ya sea en alguna de sus variantes en medidas, 26”, 27,5” o 29”, a mayor diámetro de rueda mayor será la superficie de apoyo con el terreno así la resistencia a vencer será algo mayor.


Figura 1 – Comparativa de la superficie de contacto de diversos tamaños de rueda. En la gráfica se expone que más es mejor, pero en cuestión de la tracción o adherencia, no al tema que nos compete que es la resistencia a la rodadura.

También en este tipo de neumáticos nos afectara el mayor balón que en las ruedas de bicicletas de ruta, por lo que la capacidad de deformarse en función del terreno será mayor y por consiguiente la resistencia a vencer.

Cuando se circula sobre un terreno blando, también éste se deforma bajo la acción del peso transmitido por la rueda; sin embargo, una vez que ha pasado ésta, el terreno no devuelve al neumático el trabajo de deformación absorbido anteriormente. Por este motivo, la presión en la huella no es constante, sino que resulta mayor en su parte delantera. La resultante vertical de las reacciones del terreno al peso se encuentra, por tanto, desplazada hacia delante respecto al eje de la rueda (cuando la rueda gira). Sólo coincide con el eje cuando la rueda se halla en reposo.

La resistencia a la rodadura es proporcional al peso del vehículo (ciclista + bicicleta) y depende de las dimensiones y la estructura de los neumáticos, de su presión de inflado, del tipo de superficie por la que se rueda y de la velocidad.

Los neumáticos de mayor diámetro y los de cubierta radial, con cintura prácticamente inextensible, reducen la resistencia a la rodadura. Se obtiene un efecto análogo aumentando la presión de inflado.

Por los motivos citados, es interesante tener en cuenta algunos factores al seleccionar el tipo de neumático o cubierta que elegiremos en función del piso por el cual circularemos, y la presión a la cual inflaremos los mismos, sin tener en cuenta claro está, la tracción o adherencia que deseemos, que será otro tema de discusión.

Figura 2 – Cubiertas utilizadas para el estudio de Bertucci et al. (2013)

Se recomienda al lector la revisión publicada por Faria, Parker, & Faria (2005), en la que se trata en profundidad este término y se analizan las publicaciones científicas realizadas hasta el 2005. Además, haciendo referencia a publicaciones más actuales que destacan la relevancia de la resistencia al rodamiento en el rendimiento competitivo, destacamos dos trabajos de Bertucci y colaboradores (Bertucci, Rogier, & Reiser, 2013; Bertucci & Rogier, 2012): en estos dos trabajos los autores intentan determinar la influencia real de la resistencia al rodamiento en el ciclismo de montaña. Para ello analizaron varios tipos de cubiertas en distintas superficies (asfalto, arena y hierba) y con diferente presión de inflado (200 y 400 kPa). Así, encontraron, por ejemplo, que a una velocidad constante de 7 m/s el uso de diferentes tipos de cubiertas (ver Figura 2) puede llegar a suponer una diferencia de potencia de hasta 24 W o el equivalente a perder 6 segundos por kilómetro.

AUTORES

Santiago Pooli

Carlos Sanchisumbralanaerobico.es

CAPACITACIONES RELACIONADAS

Curso de Preparación Física Integral en Ciclismo de Ruta y Mountain Bike

WEBINARS

Webinar de la Fisiología del Ciclismo: Análisis de las Diferentes Especialidades del Ciclismo y de Ciclistas de Diferente Nivel

Webinar de Bebidas Deportivas, Energéticas y con Otros Componentes (Proteínas y Aminoácidos): Revisión Histórica, Fundamentos y Aplicaciones para el Deportista y el Entrenador de Campo

Webinar de la Problemática de la Determinación de la Carga del Entrenamiento de Fuerza

Webinar de Periodización Inversa en la Natación Competitiva

BIBLIOGRAFÍA

Bertucci, W. M., Rogier, S., & Reiser, R. F., 2nd. (2013). Evaluation of aerodynamic and rolling resistances in mountain-bike field conditions. Journal of Sports Sciences. doi:10.1080/02640414.2013.792945

Bertucci, W., & Rogier, S. (2012). Effects of different types of tyres and surfaces on the power output in the mountain bike field conditions: a preliminary study. Computer Methods in Biomechanics and Biomedical Engineering, 15 Suppl 1, 234–236. doi:10.1080/10255842.2012.713605

Faria, E. W., Parker, D. L., & Faria, I. E. (2005). The Science of Cycling: Factors Affecting Performance - Part 2. Sports Medicine, 35(4), 313–337.

COMPARTIR