Respuestas agudas y retrasadas de las hormonas esteroideias, lactato sanguíneo y biomarcadores de daño muscular después de una sesión de entrenamiento de la fuerza: efectos del momento del día

Respuestas agudas y retrasadas de las hormonas esteroideias, lactato sanguíneo y biomarcadores de daño muscular después de una sesión de entrenamiento de la fuerza: efectos del momento del día
En los humanos, el núcleo supraquiasmático (SNC) - localizado en el hipotálamo - es el marcapasos circadiano primario. Recibiendo la información directa con respecto al ciclo solar de la vía retino-hipotalámica, el SNC regula el ciclo de sueño-vigilia y coordina los ritmos biológicos diariamente (es decir, temperatura central, reacción bioquímica, secreciones hormonales, activación neural) en línea con el momento solar.



Achraf Ammar, de la Sfax university (Túnez), muy recientemente realió un estudio que tuvo como objetivo investigar a hombres bien entrenados en fuerza su ritmo diurno del daño muscular y las respuestas hormonales en reposo, inmediatamente y 48 hs siguientes a sesiones de entrenamiento de la fuerza para los miembros superiores e inferiores realizados en distintos momentos del día (MdD).



Diez sujetos entrenados en pesas (edad: 22±2 años; altura: 178±5 cm; masa corporal: 77.3±12.8 kg; BMI: 13±2 [promedio±SD]) se ofrecieron a participar en este estudio. Todos los sujetos tenían una experiencia de más de 3 años en el entrenamiento de la fuerza con una frecuencia de, al menos, tres sesiones por semana de 90-120 minutos por sesión. Ellos realizaron, en un orden aleatorio, tres sesiones de entrenamiento de la fuerza a las 7 a.m., 1 p.m. y 5 p.m. Cada entrenamiento-sesión incluyó seis ejercicios de fuerza del tren superior e inferior con 3×10 repeticiones. El lactato sanguíneo (Lac), creatina kinasa (CK), lactato deshidrogenasa (LDH), cortisol (C) y testosterona (T), fueron medidos en reposo, 3 minutos y 48 hs después de cada sesión.



En reposo, las hormonas esteroideas fueron superiores en la mañana comparado a la tarde (P <0.01), mientras que no se observó ningún efecto significativo del MdD sobre el Lac, CK o LDH. Tres minutos después del entrenamiento, en cualquiera de los momentos del día, el Lac, la CK y la T aumentaron significativamente (P <0.001). Sin embargo, una disminución significativa en el C y un aumento significativo de la proporción de T/C sólo fue registrado después de entrenarse a la mañana. Tres minutos e incluso 48 hs después del entrenamiento, las variaciones diurnas (es decir, de mañana a tarde) de la CK y del C, habían sido alterados con valores más altos de la tarde de la CK y menores del C; mientras que, la T, el Lac y la LDH conservaron su variación diurna de reposo. Adicionalmente, 48 hs después de la sesión de la mañana, la CK y la proporción de T/C permanecían elevadas comparado a los niveles básicos.



Los resultados del presente estudio demostraron que en estado de reposo y comparado a las horas de la tarde, un perfil hormonal más alto de mañana fue registrado, mientras que ninguna diferencia significativa entre estos momentos del día se registraron para el Lac, la CK y la LDH. Por lo tanto, los autores indican que el entrenamiento de la fuerza programado en el mismo momento del día (entre las 3-5 p.m.) podría disminuir el daño muscular y la fatiga en ese momento específico del entrenamiento.Es más, los resultados presentes muestran que una sesión de entrenamiento de la fuerza (solicitando los miembros superiores e inferiores) genera un aumento en la T, el Lac y la CK en cualquier momento del día. sin embargo, sólo durante la sesión de la mañana una disminución significativa del C y, por consiguiente, un aumento significativo de las respuestas de T/C fueron registradas inmediatamente y después de 48 hs de recuperación. Este aumento en la proporción de T/C estuvo ausente en un estudio de Chtourou (2013), en el que se solicitaron sólo miembros inferiores durante la sesión de entrenamiento. Por lo tanto, los autores indican que durante la sesión de la mañana, solicitando los miembros superiores e inferiores, intensifican el estado del anabolismo/catabolismo y crean un ambiente más favorable para la adaptación muscular por arriba de las 48 h. Adicionalmente, afectando sus variaciones diurnas 3 minutos y 48 hs después de las sesiones de entrenamiento, los ejercicios de fuerza parecen dominar el efecto del momento del día sobre las respuestas de la CK, el C y de la proporción de T/C. Igualmente, conforme con reportes previos, los resultados presentes demostraron que un período de recuperación de 48 hs pudo recuperar los valores basales del perfil hormonal pero no pudo retornar los valores de la CK al nivel básico luego de la sesión de la mañana sobre todo.






COMPARTIR