Una entrada en calor con ejercicios de estabilización del tronco reduce las lesiones del tobillo en jugadores de fútbol juniors

Una entrada en calor con ejercicios de estabilización del tronco reduce las lesiones del tobillo en jugadores de fútbol juniors
El fútbol es un deporte de alta intensidad que incluye movimientos como correr, saltar, cortar y patear, así como contacto físico. Recientemente, un estudio de la Waseda University de Japón, tuvo como objetivo investigar la eficacia de un programa de entrada en calor con ejercicios de estabilización del tronco para reducir la incidencia de lesiones de la extremidad inferior entre jugadores de fútbol menores varones (12-14 años de edad).



Dos equipos de fútbol menores participaron en este estudio. El equipo de intervención (INT) realizó tres ejercicios de estabilización del tronco antes de las sesiones de práctica y partidos, mientras un equipo de control (CON) realizó su entrada en calor habitual sin los ejercicios de tronco. Ambos equipos se sometieron al entrenamiento de fútbol regular y partidos, y fueron seguidos para la incidencia de lesión. El programa de ejercicio de estabilización de tronco consistió en los siguientes ejercicios: el mano-rodilla (Fig. 1a), codo-dedo del pie con el brazo y pierna levantados (Fig. 1b), y puente posterior con una pierna elevada (Fig. 1c). Específicamente, para los ejercicios de mano-rodilla y del codo-dedo del pie, los participantes elevaban su brazo derecho y la pierna izquierda antes de sostener esta posición por 5 segundos. Luego, bajaban estos miembros y levantaban su brazo izquierdo y pierna derecha, sosteniendo esta posición de nuevo por 5 segundos. Esta rutina era repetida cinco veces. Para el ejercicio de puente de espalda, los participantes elevaban su pierna derecha y sostenían esta posición por 5 segundos. Luego, bajaban esta pierna y levantaban su pierna izquierda, manteniendo la posición de nuevo por 5 segundos. Esta rutina también era repetida cinco veces.



Como resultado, la tasa de incidencia de lesión total (IRs) fue de 2.65 lesiones/1000 hs y de 4.94 lesiones/1000 hs en los equipos INT y CON, respectivamente (proporción de tasa de incidencia [IRR] = 0.54, 95% intervalo de confianza [CI] = 0.32-0.89, p = 0.013). El IR de lesiones agudas fue significativamente bajo en el equipo de INT (1.91 lesiones/1000 hs) que en el equipo CON (4.06 lesiones/1000 hs) (IRR = 0.47, 95% CI = 0.26-0.84, p = 0.009). Con respecto a los sitios de la lesión, los IRs de lesiones del tobillo en el equipo INT (0.32 lesiones/1000 hs) fue significativamente más bajo que en el equipo CON (2.28 lesiones/1000 hs) (IRR = 0.14, 95% CI = 0.04-0.47, p <0.001).

Estos resultados indican que un programa de entrada en calor que comprenda ejercicios de estabilización del tronco exclusivamente puede impedir lesiones agudas, sobre todo las lesiones del tobillo.




COMPARTIR