Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca - Heart Rate Variability

Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca - Heart Rate Variability

La Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca (VFC) es un parámetro indicador del nivel de salud cardiovascular, de manera que su análisis permite un estudio no invasivo de la actividad del sistema nervioso autónomo (SNA) sobre el nodo sinusal: una alta VFC es señal de un buen funcionamiento y adaptabilidad del SNA, considerado como un estado saludable mientras una baja VFC significa un funcionamiento anormal o una adaptabilidad insuficiente del SNA, lo que es indicador de mala salud.

La VFC se define como la variación que ocurre en el intervalo de tiempo, entre dos latidos cardíacos consecutivos. Se obtiene identificando el momento donde aparece cada onda R y se calcula el tiempo transcurrido entre dos ondas R consecutivas.

Figura 1. Serie de tiempo de la señal cardiaca.

Por tanto, una herramienta muy útil para analizar los desequilibrios entre la actividad simpática y parasimpática es la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC). Los métodos de la VFC más utilizados para este fin han sido el dominio de tiempo y el gráfico de dispersión de Poincaré. En el dominio de tiempo, hay diversos parámetros que, conforme a la bibliografía existente, proporcionan información sobre la actividad parasimpática como son la desviación estándar de los intervalos RR (SDNN), la raíz cuadrada de la media de la suma de los cuadrados de las diferencias entre los intervalos RR adyacentes (rMSSD) y el número de pares de intervalos RR adyacentes que difieren en más de 50ms en el registro completo, dividido por el número total de intervalos RR y expresado en porcentaje (pNN50). El gráfico de Poincaré es capaz de reflejar las fluctuaciones de la VFC. Es decir, fisiológicamente, el eje transversal (SD1) se puede considerar como indicador de la actividad parasimpática, mientras que el el significado fisiológico del eje longitudinal (SD2) no está tan claro pero se piensa que refleja los cambios a largo plazo de los intervalos RR y es considerado como un indicador inverso de la actividad simpática. Naranjo et al, 2015, definieron dos nuevos índices para facilitar la interpretación fisiológica del gráfico de Poincaré. Estos indices fueron: por un lado, el Stress Score (SS), expresado como el inverso del diámetro SD2 multiplicado por 1000. La finalidad de esta medida es simplemente obtener un valor directamente proporcional a la actividad simpática sobre el nodo sinusal; y por otro lado, el ratio simpático-parasimpático (S/PS), expresada como el cociente entre SS y SD1. Su finalidad es obtener una relación real entre la actividad simpática y parasimpática que refleje el balance autónomo a través de la VFC.

Por ello, en el ámbito del rendimiento este método se ha utilizado para conocer la respuesta del SNA ante el esfuerzo así como la adaptación del sistema cardiovascular al entrenamiento y/o sobreentrenamiento.

En el entrenamiento deportivo, el análisis de la VFC puede servir como:

  • DIAGNOSTICO del nivel de salud cardiovascular del deportista así como de su condición física.
  • CONTROL el rendimiento del deportista en un entrenamiento así como en la temporada deportiva.
  • PREVENIR situaciones de sobreentrenamiento físico y psíquico (estrés y/o ansiedad competitiva).
  • PREVENIR posibles complicaciones cardiovasculares.

Lecturas Relacionadas

La Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca en la Programación del HIT

Comparativa de Pulsómetros para el Triatlón

Sobre la Autora

Blanca de la Cruz, PhD

COMPARTIR