Velocidad de ejecución en el Entrenamiento de Fuerza : elemento determinante de la Intensidad

Velocidad de ejecución en el Entrenamiento de Fuerza : elemento determinante de la Intensidad
Un esfuerzo viene definido por la relación entre lo que se hace y lo que se podría hacer. A esta relación, llamada “carácter del esfuerzo” (CE) (González Badillo y Gorostiaga, 1993, 1995) nos permite determinar la fatiga que ha supuesto el entrenamiento. Definir y cuantificar este grado de esfuerzo en el entrenamiento de fuerza de una manera mucho más precisa, es posible utilizando la medición de la velocidad, variable de gran importancia como elemento determinante de la intensidad debido a que tanto las exigencias neuromusculares como los efectos del entrenamiento dependen en gran medida de la propia velocidad a la que se desplazan las cargas. Así, la velocidad alcanzada al desplazar una carga externa es consecuencia de la fuerza aplicada, y por tanto, la única forma de desarrollar más velocidad ante una determinada carga es aplicar más fuerza ante dicha carga. Solo podemos entrenar la mejora de la fuerza máxima, entendida como la capacidad de aplicar más fuerza ante la misma carga. La potencia no será un objetivo del entrenamiento, sino una consecuencia de la mejora de la fuerza aplicada.
COMPARTIR