Construcción de un sistema de Ataque/Juego.

Construcción de un sistema de Ataque/Juego.

Sistema de ataque/juego es el medio que utilizamos para intentar cumplir con los planteamientos estratégicos previamente establecidos. Con el sistema de juego conseguimos objetivos, señalamos cuál debe ser el comportamiento de los jugadores, y les proporcionamos un modelo de relación interindividual por el que regirán sus movimientos.

Desde mi punto de vista, el concepto de Juego debe ser muy disciplinado, si bien, debe quedar relativamente abierto a la libre iniciativa de los jugadores, principalmente si son de formación.

El sistema de juego constituye un esquema de los modelos de acción de los cinco jugadores que actúan de forma coordinada para intentar potenciar mutuamente sus individualidades y lograr superar al contrario.

Sin embargo, la elaboración, el desarrollo y la puesta en funcionamiento de un sistema de juego debe cumplir una serie de normas o principios, comunes a cualquier sistema de ataque ante cualquier sistema de defensa.

. Distribución eficaz de los espacios de acción:

El espacio en el que nos movemos en la fase de ataque es restringido y que las acciones defensivas del oponente están encaminadas a disminuir aún más el espacio de acción de los atacantes. En consecuencia, cuanto más amplio sea el espacio a disposición individual de cada atacante, más fáciles y eficaces serán sus acciones y sus movimientos; y tanto mayor será la dificultad en que se encuentre la defensa.

Con esta dispersión de los jugadores buscamos dos objetivos:

1. Favorecer las propias acciones, con especial atención al jugador que posee el balón

2. Dificultar las acciones de los oponentes.

La distribución del espacio puede tener distintas formas, dependiendo principalmente del momento preciso de juego:

1. Homogénea: Repartir a los jugadores de forma proporcional, generalmente relacionada con las disposiciones iniciales constituyentes del punto de partida (máximos espacios de acción individual, máximas relaciones directas y cercanas con el resto de jugadores)

1-2-2, 2-1-2-, 1-3-1

2. Heterogénea: Este tipo difiere del anterior porque algunos jugadores ocupan posiciones que no mantienen la proporción (dispersiones máximas para determinados jugadores, buscar agrupaciones parciales como dobles bloqueos para sacar provecho al descomponer esas agrupaciones)

3. Mixta: Hace referencia a la alternancia de los espacios a lo largo del desarrollo y evolución del sistema.

. Adecuación a las capacidades individuales:

Para que el sistema tenga la eficiencia y la fluidez deseada es importante que los jugadores se encuentren cómodos jugando. Para ello, el jugador debe actuar en los espacios donde encuentra su maayor eficacia personal y donde debe realizar las acciones técnicas y tácticas en las que esté más capacitado.

Lo dicho obliga a considerar las capacidades de cada jugador. Por eso, cuando los jugadores han alcanzado cierta madurez de juego, los sistemas han de ajustarse a sus capacidades individuales.

. Oportunidades para todos los jugadores:

Todos los jugadores deben tener opciones a colaborar en el alcance de los objetivos. Esto estará determinado principalmente por la capacidad y la habilidad propia de cada jugador, pero no nos referimos exclusivamente al tiro, sino también a pasar, bloquear, botar,…

No obstante el aprovechamiento de estas acciones tiene que estar íntimamente relacionado con la adecuación a las capacidades individuales. Las oportunidades concedidas a cada jugador lo serán en proporción directa a la calidad técnica y táctica de cada uno.

. Respeto al planteamiento estratégico:

Debemos adecuar nuestro sistema de ataque a nuestro planteamiento estratégico. NO podemos decir que queremos jugar rápido, con movimiento rápido del balón y luego plantear bloqueos dobles que requieren de tiempo para su solución.

. Variabilidad y alternancia de los medios empleados:

Al enfrentarse a los oponentes es necesario crearles el mayor número posible de problemas. Todas estas posibilidades son consecuentes con las capacidades técnicas de los jugadores. Desde el punto de vista colectivo, se utilizarán diversos modelos de acciones de 2x2, 3x3, 4x4 y 5x5.

Se podrá utilizar cualquiera de estas situaciones, recordando siempre que la eficacia reside en evitar que la defensa se acostumbre a un único modelo.

. Coordinación espacio-temporal

Es necesaria la coordinación temporal entre los miembros de un equipo para lograr los objetivos previos. Frecuentemente se cita la necesidad de obtener una buena coordinación temporal, un buen timing, para que salgan los sistemas ofensivos.

Las intervenciones se dan entonces en el momento oportuno y con el ritmo de intervención adecuado.

No basta con la coordinación temporal. También hay que considerar factores espaciales para realizar lo mejor posible los movimientos.

. Diversas posibilidades simultáneas o sucesivas de acción final:

Constantemente ha de haber el máximo número de jugadores con posibilidades de lograr el balón para actuar a continuación con eficacia respecto a la canasta.

. Acción continua:

Uno de los principales problemas al diseñar un sistema ofensivo es el poder disponer de un modo de acción que permita actuar uniendo las distintas acciones de juego sin interrupción, de una manera fluida, sin discontinuidades. La solución a los problemas que causa la defensa pasa por tener un amplio repertorio de soluciones para cada conflicto que se plantee.

Durante toda la fase hay que mantener un funcionamiento colectivo continuo. Esta continuidad debe proseguir durante los treinta segundos de ataque. La continuidad permitirá aprovechar al máximo los posibles errores no determinantes que pueda cometer la defensa contraria. Si el juego es discontinuo, se dará la opción al rival de recuperarse de estos errores.

. Cambio rápido de la posición del balón:

Es convenientes que el balón se mueva rápidamente por los diversos espacios de acción; pero lo es mucho más que vaya de un lado a otro del ataque para aprovechar la desventaja posicional defensiva producida por las ayudas. De esta manera, se conseguirán producir desequilibrios defensivos provocando errores o debilidad.

. Diversidad del espacio utilizado:

Con la aplicación de este principio pretendemos crear la máxima inseguridad posible en la defensa. En este sentido, debemos alternar con frecuencia las distancias de lanzamiento a canasta mediante tiros cercanos, tiros de media y larga distancia; alternar los espacios utilizados en las acciones previas, en las posiciones previas,…

. Equilibrio entre rebote de ataque y defensa:

La continuidad y dinámica del juego obligan a considerar las situaciones que pueden darse más allá del lanzamiento. Esto nos obliga por un lado, a contar constantemente con la posibilidad de colocar dos o tres jugadores preparados para capturar los rebotes de ataque; y por otra parte, a considerar la posibilidad de tener que proteger de forma inmediata nuestra canasta con dos o tres jugadores.

. Final con buen tiro:

Todos los principios enunciados anteriormente tienen sentido si sirven para que un jugador pueda realizar un lanzamiento óptimo, es decir, que pueda lanzar con la menor oposición posible, que lo haga desde la mejor posición posible y que utilice el medio técnico adecuado.

Todo esto, debe estar totalmente relacionado con el anterior principio. Parte de los componentes estarán preparados para el rebote y otros para el balance defensivo.

TIPOS DE SISTEMAS

En función de la rigidez con la que cada entrenador presenta los diferentes medios tácticos y de la libertad con que sus jugadores lo llevan a la práctica, destacamos tres tipos de sistemas de juego:

1. Sistemas de ataque libre:

Entendemos por sistema de ataque libre, aquél que carece de reglas en su ejecución, es decir, que los jugadores no tiene preestablecido por parte del entrenador un orden, una secuencia, ni un espacio para la aplicación y realización de los medio tácticos, siendo ellos los que deciden en cada momento el medio a emplear.

Ventajas:

·Se produce un máximo desarrollo de las capacidades individuales

·Favorece la toma de decisiones y la adquisición de responsabilidades

·Bien ejecutado es muy difícil de defender

Desventajas:

·Puede producir desconexión y descoordinación entre jugadores

·Una mala ejecución supone una anarquía en el juego

·Puede producir jugadores con una gran tendencia hacia el individualismo

·Precisa de jugadores con gran dominio técnico y táctico, tanto individual como colectivo

Este tipo de juego, suele realizarse en las primeras etapas de formación del jugador, pasando progresivamente a ser cada vez más reglado y sistemático conforme avanza en la formación del jugador

2. Sistemas de ataque semilibre o por conceptos:

Es aquel que posee unas directrices o normas determinadas marcadas por el entrenador, para que sus jugadores apliquen diferentes medios tácticos con un cierto orden temporal, o bien dependiendo de la posición del balón, o en función de los defensores, etc.

El grado de rigidez o libertad vendrán en función de las premisas que establezcamos y el grado de decisión que tengan los jugadores.

Ventajas:

·Su buena ejecución supone un gran conocimiento y dominio de los medios tácticos y técnicos individuales y colectivos

·Ayuda para el desarrollo del propio estilo del jugador y la creatividad

·Desarrolla la inteligencia táctica individual y colectiva del jugador

·No se necesitará un tipo de ataque diferente y sistemático ante las diferentes situaciones defensivas

·Su correcta ejecución supone un aumento de la incertidumbre que se crea a la defensa

·Se obtienen buenos resultados en etapas de formación del jugador y es imprescindible en la alta competición

Desventajas:

·Supone un amplio dominio y conocimiento de los diferentes medios técnico-táctico individuales y colectivos

·Exige un amplio dominio de la técnica de enseñanza por parte del entrenador

·Se obtienen resultados a largo plazo, aunque es básico para la formación del jugador

·Exige una alta concentración de los jugadores en el juego, no siendo bueno para jugadores torpes intelectualmente

Su enseñanza debe realizarse desde las primeras etapas de iniciación al baloncesto. Su progresión y dominio debe avanzar durante las diferentes etapas de formación, alcanzando su máximo desarrollo durante la edad senior, de tal manera que la complejidad del ataque semilibre va aumentando.

En función de la edad de aplicación de este sistema de ataque, encontramos diferentes niveles de ejecución. En las primeras etapas el juego debe estar basado en la ocupación de espacios libres, y en los medios tácticos colectivos más elementales como movimientos de recepción, pase y progresión, aclarados,…, para ir incluyendo medios cada vez más complejos.

Así en las últimas etapas de formación deberán conocerse y/o dominar diferentes tipos de ataque semilibre como pasar y jugar (passing game), ataque semilibre con cuatro jugadores y uno interior,…

3. Sistema de ataque sistematizado:

Aquél en el que el entrenador establece previamente los medios tácticos colectivos a emplear, el orden en el que se utilizan, el momento y el lugar para ejecutarlos, así como todas sus variantes.

Ventajas:

·La sistematización de todas las acciones permitirá al jugador saber en cada momento lo que debe hacer.

·Debe prever las mejores situaciones y soluciones para cada jugador

·El jugador tiene unas funciones y responsabilidades específicas, lo que le permite saber en cada momento lo que de él se espera.

Desventajas:

·Limita la creatividad, espontaneidad e iniciativa del jugador. En edades tempranas creará jugadores autómatas.

·Los jugadores estarán mas pendientes de las soluciones planteadas por el entrenador, que de las soluciones reales y espontáneas que aparecen durante el juego

·Se deberán poseer sistemas y soluciones ante los diferentes tipos de defensas

·Los sistemas de ataque son fáciles de observar y controlar por el equipo contrario

·La distracción o equivocación de un jugador provoca una ruptura en el normal desarrollo del sistema de juego.

Este tipo de ataque deberá comenzar a practicarse en las últimas etapas de formación del jugador, coincidiendo con la etapa junior.

APRENDIZAJE DE LOS SIST. DE ATAQUE

1. La técnica individual como paso previo al ataque colectivo. Desde dos puntos de vista:

a) Por la correcta ejecución de los gestos propios del baloncesto por parte de los jugadores (botes, pases,…)

b) Refiriéndonos a los movimientos individuales de tipo táctico: Fintas, cambios de ritmo y de dirección, bloqueos y conceptos básicos de ataque en 2x2 y 3x3.

2. Después de enseñar los fundamentos cuanto queramos proceder con orden en el ataque, no es necesario empezar con un sistema convencional; sino aprender a atacar colectivamente a partir de conocimientos individuales y de conceptos de ataque. Normas tan sencillas como:

a) Dejar espacio a los compañeros

b) Prohibido botar inútilmente. Sólo utilizamos el bote para progresar, dividir o ganar una línea de pase

c) Observar a nuestro defensor, observar sus reacciones.

d) Movimiento continuo que provoca espacios que hay que ir progresando

e) Pasar y cortar hacia canasta

f) Pasar y bloquear la lado contrario

Si bien es cierto que las normas son sencillas, en general su aplicación no lo es. La metodología consiste en desglosar el sistema de ataque. Se probarán todas las situaciones posibles o las que más se vayan a utilizar en ejercicios de 2x2 y 3x3, pero habrá que reproducirlas teniendo en cuenta nuestra situación de partida

3. En ataques sistematizados:

a) Primero trabajo 5x0 para adquisición de un conocimiento global del movimiento por parte de los jugadores.

b) Analizar el sistema y desglosarlo en partes

c) Confeccionar unas ruedas, mecanizando los movimientos individuales; para después ir complicándolas introduciendo más jugadores

d) Todos los jugadores pasen por todos los puestos

e) Jugar 3x3,4x4,5x5 en medio campo, con defensa pasiva o activa

f) Juego 5x5

COMPARTIR