Efectos de la Suplementación con Bicarbonato Sódico con Trabajo Regenerativo Post Entrenamiento sobre la Recuperación de la Fatiga de Extremidades Inferiores en Basquetbolistas

Effects of Supplementation with Sodium Bicarbonate with Post-Training Regenerative Work on the Recovery of the Fatigue of Lower Limbs in Basquetbolists

Isidoro Márquez1, Daniel Vergara2 and Manuel Saldivia3

1Magister en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Docente de entrenamiento neuromotor y flexibilidad, Área Actividad Física y Deportes, centro de formación técnica Santo Tomás, Osorno. Chile
2Magister en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Centro de entrenamiento regional (CER) región de la Araucanía, Temuco. Chile
3Magister en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Magister en educación superior. Docente de anatomía y lesiones musculoesqueléticas, Universidad Santo Tomás, Puerto Montt. Chile

Article published in Revista de Entrenamiento Deportivo, Volume 1, Issue 2 of year .

Abstract

El objetivo de este estudio fue determinar los cambios en la recuperación a través de la altura de salto de contramovimiento (CMJ) tras la ingesta de una dosis de bicarbonato de sodio posterior a un protocolo de provocación de fatiga de la región a la región de la Araucanía. Catorce jugadores varones de basquetbol (16±1,3 años, 78,40±24,67, 180,60± 8,91 mts) se les realizó los saltos de CMJ y saltos consecutivos durante 60 segundos para determinar el rendimiento y un protocolo fatigante a través del test course navetta, posterior a esto un trabajo regenerativo en trotadora a 60% de la VAM determinada a través del mismo protocolo de fatiga. Luego se dividieron los grupos de control (agua con sal) y experimental (bicarbonato de sodio) en donde a todos los deportistas se les realizó nuevamente la evaluación de saltos. A las 24 horas se midieron los datos de salto para su posterior comparación. La suplementación con bicarbonato dio mejoras significativas en la altura de salto posterior al protocolo ( -3,8 cm± 1,7, t:21,7 con IC 95%, p:0,000 ) y a las 24 horas (-0.3 cm± 1,2, t:2.94, con IC 95% sig:0,026) en relación al grupo que se le administró sal que no mostro diferencias significativas posterior al protocolo (-1,9 cm± 2,8, t:1,784, con IC 95% p: 0,125) y a las 24 hrs (-0,6 cm± 1,22, t: 1,387 con IC 95%, p: 0,215). En cuanto al rendimiento obtenido por los saltos consecutivos 60 segundos el grupo experimental presento una mayor disminución en su rendimiento (antes del protocolo: 15 ± 1,15, después del protocolo: 18,14 ± 1,67 y a las 24 hrs: 16,28 ± 2,05) a diferencia del grupo de control que presentó una menor disminución en el rendimiento (antes del protocolo: 14,85 ± 1,57, después del protocolo: 17,57 ± 1,39 y a las 24 hrs: 15,71 ± 1,70). Conclusión: El consumo de bicarbonato en una dosis única, no mejora los valores de fatiga medidos en pruebas de salto (CMJ y J60), pasadas las 24 horas de su consumo.

Keywords: Fatiga, CMJ, J60, bicarbonato

Abstract

Fourteen male basketball players (16±1,3 years, 78,40±24,67 heigt, 180,60± 8,91 mts) which we did the CMJ jumps and consecutive jumps for 60 seconds to determine the performance and a fatigating protocol through the course navetta test, after this a regenerative work in treadmill to 60% of the VAM determined through the same fatigue protocol, then the control groups (salt water) and experimental (sodium bicarbonate) were divided to all the athletes, they were again evaluated for jumps. At 24 hours the jump data were measured for later comparison. The bicarbonate supplementation gave significant improvements in the jump height after the protocol (-3.8 cm ± 1.7, t: 21.7 with 95% CI, p: 0.000) and at 24 hours (-0.3 cm ± 1 , 2, t: 2.94, with CI 95% sig: 0.026) in relation to the group that was administered with salt that did not show significant differences after the protocol (-1.9 cm ± 2.8, t: 1.784, with 95% CI % p: 0.125) and at 24 hrs (-0.6 cm ± 1.22, t: 1.387 with 95% CI, p: 0.215). The performance obtained by consecutive jumps 60 seconds the group that was administered the sodium bicarbonate showed a greater decrease in its performance (before the protocol: 15 ± 1.15, after the protocol: 18.14 ± 1.67 and the 24 hrs: 16.28 ± 2.05) in contrast to the control group that presented a smaller decrease in performance (before the protocol: 14.85 ± 1.57, after the protocol: 17.57 ± 1.39 and 24 hrs: 15.71 ± 1.70). Conclusion: The consumption of bicarbonate in a single dose does not improve the fatigue values measured in jump tests (CMJ and J60), after 24 hours of consumption.

Keywords: Fatigue, CMJ, sodium bicarbonate

INTRODUCCIÓN

El  basquetbol es un deporte con predominio altamente anaeróbico en el cual se han de manifestar gran cantidad de actividades de alta intensidad, tales como esprints, con cambios de dirección y gran cantidad de saltos durante su realización. Esto hace que el entrenamiento físico esté orientado a la fuerza y a la mejora del salto vertical. (Santos y Janeira, 2011)

Los métodos más usados para la mejora de la fuerza explosiva en este deporte son el entrenamiento pliométrico y el de fuerza. (Santos y Janeira, 2008).

Se ha reportado en variados estudios, que los marcadores fisiológicos que se ven alterados con la fatiga muscular posterior al ejercicio son: el aumento de las concentraciones de lactato (Molina, 2013; Padulo, 2016), amoniaco (Jimenez, 2013), creatin-kinasa (Chatzinikolaou 2010, DiLorenzo, 2014), úrea (Demura, 2011; Faude, 2014) y cortisol en sangre (Chatzinikolaou, 2010). En cuanto a los resultados de pruebas no invasivas para en la detección de la fatiga se encuentra que la percepción subjetiva del esfuerzo aumenta (Ouergui, 2017; Garnacho-Castaño, 2018), al igual que cortisol en saliva (Durguerian, 2018; MacDonald, 2018). Otras pruebas que se realizan en la actualidad como control de la fatiga, y que son de mayor accesibilidad por el precio que tienen son las pruebas de saltabilidad; ya que se ha demostrado que posteriormente de un periodo de fatiga muscular la altura de salto en el test de contramovimiento, esta se ve disminuida; pero al paso de 48 horas esta altura se ve normalizada a los valores pre-fatiga (McLellan, 2011; Twist, 2012). En cuanto a la recuperación de la fatiga muscular, se ha comprobado que tener una correcta higiene de sueño (Fullagar, 2015; Nédélec, 2015), y una nutrición adecuada (Mujika, 2010; Hausswirth, 2011) mejora la recuperación post entrenamiento.  En el campo de la nutrición, específicamente desde el área de la suplementación deportiva, se ha encontrado que el consumo de proteínas de acuerdo al requerimiento diario individual ayuda al anabolismo y a la recuperación muscular. (Stellingwerff, 2011; Pasiakos, 2014). Algo interesante desde el campo de la nutrición es la suplementación con bicarbonato de sodio antes de entrenar, ya que al recibirse suplementación pre entrenamiento se ha visto que ayuda a mantener el rendimiento en el entrenamiento de sentadillas (Duncan, 2014), mejora la potencia media en carreras de corta duración (Carr, 2011) y el rendimiento en sprint repetidos (Ducker, 2013), lo que hace concluir que la suplementación con bicarbonato trae efectos positivos en el rendimiento deportivo, pero aún no se estudia si trae beneficios, al ser suministrado posterior al entrenamiento;  y es por ello que el objetivo de este estudio es el de determinar si la suplementación post entrenamiento con Bicarbonato de Sodio, disminuye el tiempo de recuperación de la fatiga, al ser sumado a un trote regenerativo (60% VO2 máx)  en sujetos basquetbolistas, de categoría sub 19.

MATERIALES Y MÉTODO

El estudio se enfocó en 14 deportistas masculinos de entre 16 y 19 años, basquetbolistas de la categoría sub-19 de la región de la Araucanía. Su nivel de entrenamiento es superior a los 10 meses, con una intensidad de entrenamiento de entre 8-10 horas semanales, que participan en eventos nacionales e internacionales y los cuales conforman la selección regional de esta categoría. Todos han pasado por un proceso de selección a principios de año en el que se escogió personas con capacidades físicas similares.

Se utilizó una plataforma de salto marca AXON ® jump modelo C de 138 x 81x 0,5 cms. Pesa 9,8 Kg, capta una presión mínima de 100 g/ cm2 aproximado, con conexión 2 RCA. Posee un software de resolución temporal de 1 ms, con un reloj de cuarzo de cristal que cuenta 2000 ciclos de este. El cristal tiene un circuito de compensación para evitar que la frecuencia (unidad de tiempo) pueda cambiar frente a variaciones de temperatura. Se hicieron mediciones con osciloscopios de 40 Mhz comparando la salida de la alfombra con los tiempos indicados resultando una variación de un 100% de coincidencia.

Para el trabajo regenerativo se utilizó una trotadora marca Circle ® M7200, la cual cuenta con un medidor de distancia recorrida, frecuencia cardiaca, calorías quemadas, velocidad y una inclinación máxima de 15%. Posee un rodillo de 90 mm y se puede aumentar la velocidad de recorrido hasta los 20 km/h.

Para realizar las prueba de salto (saltos continuos de 60 segundos y contramovimiento) utilizamos una sala de evaluaciones del polideportivo que cuenta con un espacio en el que el techo es lo suficientemente alto para no molestar al evaluado cuando realice el salto, además debe ser un lugar cercano a donde se realizará el test de fatiga y el trabajo regenerativo para así realizar la entrega de placebo vs bicarbonato y aplicar lo antes posible el test de salto, en el mismo lugar estará un computador con el software de la plataforma de salto y la plataforma de salto AXON jump.

El bicarbonato y la sal se pesaron en una gramera Diamond ®con precisión de 0,1 gr hasta 500 grs digital portátil, con sensor de alta precisión, base es de aluminio, puede medir unidades como: g, oz, gn, ct, etc. Posee pantalla LCD (con luz opcional) función de tara, funciona con 2 pilas AAA.                                                                  

Procedimientos

En una cancha de basquetbol, se ha de realizar el test naveta como protocolo de fatiga y para la determinación de velocidad aeróbica máxima (VAM) para el uso de este dato en la velocidad que usarán los sujetos en el trote regenerativo. La cancha estará delimitada por conos en donde se inicia el trayecto de la prueba y a los 20 metros que marcaremos con conos y mediremos con una cinta de medir, que es donde los sujetos tendrán que volver a la posición inicial. La velocidad de desplazamiento la irá guiando una banda sonora que estará grabada en un CD, la cual al sonar marcará que los sujetos deberán volver al otro lado de la cancha, limitada anteriormente.
Además, realizaremos el test de Bosco de saltos consecutivos en 60 segundos: este test consiste en que el deportista realice la mayor cantidad de saltos lo más alto posibles en el tiempo de 60 segundos, se medirá la altura de cada uno de estos saltos a través de una plataforma de salto la cual se darán a conocer sus especificaciones más adelante. Para calcular el índice de fatiga se calcularán las variables de altura de salto antes mencionadas de los primeros quince segundos y se compara con los últimos quince segundos. También se puede realizar dividiendo la altura de los saltos de esos primeros quince segundos con la altura media de los saltos en los últimos quince segundos.

Se utilizará una plataforma de salto marca AXON ® jump modelo C de 138 x 81x 0,5 cms. Pesa 9,8 Kg, capta una presión mínima de 100 g/ cm2 aproximado, con conexión 2 RCA. Posee un software de resolución temporal de 1 ms, con un reloj de cuarzo de cristal que cuenta 2000 ciclos de este. El cristal tiene un circuito de compensación para evitar que la frecuencia (unidad de tiempo) pueda cambiar frente a variaciones de temperatura. Se hicieron mediciones con osciloscopios de 40 Mhz comparando la salida de la alfombra con los tiempos indicados resultando una variación de un 100% de coincidencia.

Para realizar las pruebas de salto (saltos continuos de 60 segundos y contramovimiento) utilizaremos un espacio en el que el techo sea lo suficientemente alto para no molestar al evaluado cuando realice el salto, además debe ser un lugar cercano a donde se realizará el test de fatiga para aplicar lo antes posible el test de salto posterior al test de fatiga, en el mismo lugar estará un computador con el software de la plataforma de salto AXON jump.

Para el trabajo regenerativo, se usará el 60% de la velocidad aeróbica máxima (VAM) calculada en base a los resultados obtenidos por el test naveta, para así después ejecutar esta velocidad en una trotadora (treadmill) marca circle M7200, la cual cuenta con un medidor de distancia recorrida, frecuencia cardiaca, calorías quemadas, velocidad y una inclinación máxima de 15%. Posee un rodillo de 90 mm y se puede aumentar la velocidad de recorrido hasta los 20 km/h.
La suplementación oral será de bicarbonato de sodio será en una dosis de 0.3 grs/kilo de peso corporal diluida en 5ml de agua/Kg de peso corporal, para cada sujeto del grupo control y la entrega de cloruro de sodio (NaCL) (placebo), en una dosis de 0.045 gr/kilo de peso corporal, diluida en la misma cantidad de agua (Duncan, 2014), al terminar el protocolo de fatiga, y a las 24 y 48 horas de terminado el protocolo.

Análisis Estadístico

El análisis de resultados se realizó utilizando el software estadístico SPSS versión 25, se realizará una prueba de normalidad de Shapiro Wilk ya que la cantidad de datos es menor a 50, esto nos permitirá ver si los datos de altura de salto de CMJ antes y después del protocolo de fatiga se comportan normalmente.

Además, se realizó la prueba de T de Student para observar el valor de probabilidad y compararla con el nivel de significación entre los datos de salto del grupo que se le aplica el protocolo de trabajo regenerativo y los que se les realiza el trabajo regenerativo + bicarbonato de sodio.

RESULTADOS

La prueba de normalidad de Shapiro Wilk dio como resultado que todos los datos del grupo de control (antes protocolo p: 0,369, después del protocolo p: 0,055 y a las 24 hrs p: 0,068): y grupo experimental (antes protocolo p: 0,146 después del protocolo p: 0,307 y a las 24 hrs p: 0,188) se comportaban normalmente (tabla 1).

Tabla 1. Datos registrados en programa estadístico SPSS

Se observaron mejoras significativas en la altura de salto de SJ en el grupo experimental, donde se encontraron diferencias significativas en ambas variables  en comparación a la altura de salto antes del protocolo de fatiga (-3,8 cm± 1,7, t:21,7 con IC 95%, p:0,000 ) aunque en el promedio de altura del grupo se observó una disminución (antes del protocolo: 39,87 ± 4,64 y después del protocolo: 36,07 ± 4,61) y a las 24 hrs (-0.3 cm± 1,2, t:2.94, con IC 95% sig:0,026) en el promedio de la altura de salto la diferencia fue mínima (antes del protocolo: 39,87 ± 4,64 y a las 24 hrs: 39,51 ± 4,84) (Tabla 2) (Figuras 1 y 2).

Tabla 2. Promedio realizado de acuerdo a los resultados de los datos de altura de salto y porcentaje de rendimiento otorgado por la plataforma de salto Axon Jump.

No hay diferencias significativas en el grupo de control antes y después del protocolo (-1,9 cm± 2,8, t: 1,784, con IC 95% p: 0,125) donde en el promedio de altura de salto observamos una disminución (antes del protocolo: 36,34 ± 5,97 y posterior al protocolo: 34,41 ± 5,14).  Los resultados no arrojaron diferencias significativas antes y a las 24 hrs realizado el protocolo (-0,6 cm± 1,22, t: 1,387 con IC 95%, p: 0,215) y en el promedio de la altura de salto se observó una disminución mayor que en el grupo experimental (antes del protocolo: 36,34 ± 5,97 y a las 24 hrs: 35,7 ± 5,45). (Tabla 2). (Figuras 1 y 2)


Figura 1. Altura de Salto CMJ (Grupo Control)


Figura 2. Altura de Salto CMJ (Grupo Experimental)

En cuanto promedio del porcentaje de disminución de rendimiento por grupos obtenido por la plataforma de salto en la modalidad de saltos consecutivos durante 60 segundos en que el grupo experimental disminuyó más su rendimiento en todas las evaluaciones (antes del protocolo: 15 ± 1,15, después del protocolo: 18,14 ± 1,67 y  a las 24 hrs: 16,28 ± 2,05) a diferencia del grupo de control que presentó una disminución menor de su rendimiento (antes del protocolo: 14,85 ± 1,57, después del protocolo: 17,57 ± 1,39 y a las 24 hrs: 15,71 ± 1,70). (Tabla 2) (Figuras 3 y 4).


Figura 3. Rendimiento (Grupo Control)


Figura 4. Rendimiento (Grupo Experimental)

DISCUSIÓN

Los resultados del presente estudio demuestran que la ingesta de 1 día de NaHCO3, mejora la recuperación de la fatiga demostrada en prueba J60 y CMJ, y esta se ve demostrada a las 24 horas post consumo de este suplemento; tras realización de protocolo de fatiga en basquetbolistas sub 18. Este es uno de los primeros estudios en investigar si una dosis única de bicarbonato post protocolo de fatiga ha de ayudar en la recuperación de basquetbolistas. Se encontró en el  protocolo J60 el grupo que disminuyó más su rendimiento fue el grupo experimental, lo cual contradice los resultados obtenidos en la prueba de CMJ, y esto pudo haberse dado por el hecho de que factores externos tales como el nerviosismo, la motivación externa que se les entregó a los participantes para mantener el rendimiento y el hecho de tratar de mantener la concentración y rendimiento durante ese periodo de tiempo; pero el hecho de trabajar estas condicionantes anteriormente nombradas puede mejorar el rendimiento deportivo (Bühlmayer, 2017). En la prueba de CMJ se hizo notoria que pasadas las 24 horas del protocolo de fatiga y de consumida la dosis de bicarbonato de sodio la magnitud de cambio, al ser comparada con la del grupo control fue superior para el grupo experimental; lo cual habla que el consumo de bicarbonato en una dosis única produce disminución de fatiga medida a través del salto pasado este tiempo. Estos resultados son concuerdan con el estudio realizado por Delextrat (2018) en donde se encontró de bicarbonato en cargas realizadas en 3 días consecutivos producen mejoras en el rendimiento en el salto vertical, por lo que se puede decir que el cuerpo humano produce una respuesta de disminución frente a la fatiga cuando se realizan cargas diarias de bicarbonato y al realizarse en una carga única .Para futuros estudios sería interesante la realización de toma de muestras lactato, creatinquinasa, entre otros metabolitos relacionados con la fatiga, para así tener datos concretos de cuál es el efecto del NaHCO3 en la disminución de la fatiga a corto plazo, como así también tener en cuenta el factor nutricional (Mujica, 2010; Hausswirth, 2011), higiene de sueño (Fullagar, 2015; Nédélec, 2015), y percepción subjetiva del esfuerzo (Foster, 2001) de los sujetos, previamente y durante el estudio.

CONCLUSIÓN

En conclusión, la ingesta de 1 día de NaHCO3 sumada a la realización de trabajo regenerativo, si produce disminución de la fatiga en los miembros inferiores. Esto fue dado principalmente por el hecho de que el consumo de NaHCO3 trajo una mejora significativa, que fue de mayor magnitud que en el grupo control, demostrando que el consumo de NaHCO3, obtuvo mayores mejoras que el trabajo regenerativo y consumo de Cloruro de Sodio como placebo en cuanto al rendimiento en CMJ. En cuanto al rendimiento en J60, se encontró que el grupo bicarbonato obtuvo mayores índices de fatiga, lo cual debió haber producido cambios parecidos respecto a las pruebas de CMJ realizadas y esto pudo haber sido producto de factores externo, como la ansiedad y la falta de concentración, lo que haya producido que los resultados en este último salto no se hayan podido relacionar directamente con lo arrojado en el CMJ. A su vez también se dio para este estudio que la muestra no fue significativa para sacar conclusiones finales, y así decir que este único consumo ha de traer mejoras en el rendimiento desde la disminución de la fatiga pasados 24 horas de la realización del experimento lo cual sería tener en cuenta para futuros estudios. Así también sería interesante realizar este protocolo, pero con un entrenamiento de mayor tiempo en la realización del J60 como método de medir fatiga y/o usar otro protocolo que pudiese requerir de una menor concentración por parte de los participantes, lo que haga que los participantes puedan preocuparse lo menor posible por la correcta ejecución de cada salto; en lo cual e pudiese realizar algún protocolo en pista o cancha, que es el ambiente más parecido en el que se desenvuelven los deportistas dependiendo del deporte. Otro factor a tener en cuenta para futuros estudios es realizar encuestas de calidad de sueño y alimentación que involucre el tiempo de estudio para controlar más variables y evaluar una muestra de mayor para tener resultados más concluyentes en esta temática.

References

1. Bühlmayer, L., Birrer, D., Röthlin, P., Faude, O., & Donath, L. (2017). Effects of mindfulness practice on performance-relevant parameters and performance outcomes in sports: A meta-analytical review. Sports Medicine, 47(11), 2309-2321.

2. Chatzinikolaou, A., Fatouros, I. G., Gourgoulis, V., Avloniti, A., Jamurtas, A. Z., Nikolaidis, M. G., ... & Tofas, T. (2010). Time course of changes in performance and inflammatory responses after acute plyometric exercise. The Journal of Strength & Conditioning Research, 24(5), 1389-1398.

3. Demura, S., Morishita, K., Yamada, T., Yamaji, S., & Komatsu, M. (2011). Effect of L-ornithine hydrochloride ingestion on intermittent maximal anaerobic cycle ergometer performance and fatigue recovery after exercise. European journal of applied physiology, 111(11).

4. DiLorenzo, F. M., Drager, C. J., & Rankin, J. W. (2014). Docosahexaenoic acid affects markers of inflammation and muscle damage after eccentric exercise. The Journal of Strength & Conditioning Research, 28(10), 2768-2774.

5. Delextrat, A., Mackessy, S., Arceo-Rendon, L., Scanlan, A., Ramsbottom, R., & Calleja-Gonzalez, J. (2018). Effects of Three-Day Serial Sodium Bicarbonate Loading on Performance and Physiological Parameters During a Simulated Basketball Test in Female University Players. International journal of sport nutrition and exercise metabolism, 28(5), 547-552.

6. Durguerian, A., Filaire, E., Drogou, C., Bougard, C., & Chennaoui, M. (2018). Food restriction alters salivary cortisol and α-amylase responses to a simulated weightlifting competition without significant performance modification. Journal of sports sciences, 36(5), 536-544.

7. Duncan, M. J., Weldon, A., & Price, M. J. (2014). The effect of sodium bicarbonate ingestion on back squat and bench press exercise to failure. The Journal of Strength & Conditioning Research, 28(5), 1358-1366.

8. Faude, O., Steffen, A., Kellmann, M., & Meyer, T. (2014). The effect of short-term interval training during the competitive season on physical fitness and signs of fatigue: A crossover trial in high-level youth football players. International journal of sports physiology and performance.

9. Fullagar, H. H., Duffield, R., Skorski, S., Coutts, A. J., Julian, R., & Meyer, T. (2015). Sleep and recovery in team sport: current sleep-related issues facing professional team-sport athletes. International journal of sports physiology and performance, 10(8),

10. Garnacho-Castaño, M. V., Domínguez, R., González, A. M., Feliu-Ruano, R., Serra-Payá, N., & Maté-Muñoz, J. L. (2018). Exercise Prescription Using the Borg Rating of Perceived Exertion to Improve Fitness. International journal of sports medicine, 39(02), 115-123.

11. - Hausswirth, C., & Le Meur, Y. (2011). Physiological and nutritional aspects of post-exercise recovery. Sports Medicine, 41(10), 861-882.

12. Jiménez-Reyes, P., Molina-Reina, M., González-Hernández, J., & González-Badillo, J. (2013). Metabolic And Mechanical Responses To 200–400 m Races In High Level Sprinters. Br J Sports Med, 47(17), e4-e4.

13. - Nédélec, M., Halson, S., Delecroix, B., Abaidia, A. E., Ahmaidi, S., & Dupont, G. (2015). Sleep hygiene and recovery strategies in elite soccer players. Sports Medicine, 45(11), 1547-1559.

14. MacDonald, L. A., & Minahan, C. L. (2018). Mindfulness training attenuates the increase in salivary cortisol concentration associated with competition in highly trained wheelchair-basketball players. Journal of sports sciences, 36(4), 378-383.

15. Molina-Reina, M., Hontoria-Galán, M., González-Hernández, J., González-Badillo, J., & Jiménez-Reyes, P. (2013). LEVEL OF FATIGUE IN RHYTHMIC GYMNASTICS AND PERFORMANCE: ELITE VS. NON-ELITE. Br J Sports Med, 47(17), e4-e4.

16. McLellan, C. P., Lovell, D. I., & Gass, G. C. (2011). Markers of postmatch fatigue in professional rugby league players. The Journal of Strength & Conditioning Research, 25(4), 1030-1039

17. Mujika, I., & Burke, L. M. (2010). Nutrition in team sports. Annals of Nutrition and Metabolism, 57(Suppl. 2), 26-35.

18. Ouergui, I., Houcine, N., Marzouki, H., Davis, P., Franchini, E., Gmada, N., & Bouhlel, E. (2017). Physiological Responses and Time-Motion Analysis of Small Combat Games in Kickboxing: Impact of Ring Size and Number of Within-Round Sparring Partners. The Journal of Strength & Conditioning Research, 31(7), 1840

19. Pasiakos, S. M., Lieberman, H. R., & McLellan, T. M. (2014). Effects of protein supplements on muscle damage, soreness and recovery of muscle function and Physical performance: a systematic review. Sports Medicine, 44(5), 655-670.

20. Padulo, J., Ardigò, L. P., Attene, G., Cava, C., Wong, D. P., Chamari, K., & Migliaccio, G. M. (2016). The effect of slope on repeated sprint ability in young soccer players. Research in Sports Medicine, 24(4), 320-330.

21. - Santos, E. J., & Janeira, M. A. (2011). The effects of plyometric training followed by detraining and reduced training periods on explosive strength in adolescent male basketball players. Journal of Strength and Conditioning Research, 25(2), 441–452. doi:10.1519/JSC.0b013e3181b62be3

22. - Santos, E. J., & Janeira, M. A. (2008). Effects of complex training on explosive strength in adolescent male basketball players. Journal of Strength and Conditioning Research, 22(3), 903–909. doi:10.1519/JSC.0b013e31816a59f2

23. Stellingwerff, T., Maughan, R. J., & Burke, L. M. (2011). Nutrition for power sports: middle-distance running, track cycling, rowing, canoeing/kayaking, and swimming. Journal of sports sciences, 29(sup1), S79-S89.

24. Twist, C., Waldron, M., Highton, J., Burt, D., & Daniels, M. (2012). Neuromuscular, biochemical and perceptual post-match fatigue in professional rugby league forwards and backs. Journal of Sports Sciences, 30(4), 359-367. 950-957.

Citation in Rev Entren Deport

Isidoro Márquez, Daniel Vergara and Manuel Saldivia (2020). Efectos de la Suplementación con Bicarbonato Sódico con Trabajo Regenerativo Post Entrenamiento sobre la Recuperación de la Fatiga de Extremidades Inferiores en Basquetbolistas. Rev Entren Deport. 1 (2).
https://g-se.com/efectos-de-la-suplementacion-con-bicarbonato-sodico-con-trabajo-regenerativo-post-entrenamiento-sobre-la-recuperacion-de-la-fatiga-de-extremidades-inferiores-en-basquetbolistas-2781-sa-o5f19bc066ab74

SHARE