FRAGILIDAD (DEL ADULTO MAYOR)

La RAE define el término “fragilidad” como cualidad de frágil. Asimismo,el término “frágil” está definido en su segunda acepción como débil, que puede deteriorarse con facilidad [1].

Desde las ciencias de la salud, la fragilidad se define como un estado o síndrome biológico asociado al envejecimiento que se caracteriza por una disminución de la reserva fisiológica en múltiples áreas o sistemas(capacidades físicas y sensoriales). Este estado predispone al individuo a un aumento del riesgo de incapacidad y una mayor aparición de efectos adversos para la salud, manifestado por una mayor morbi-mortalidad [2]. Otros autores lo traducen como una capacidad reducida del organismo a enfrentarse a situaciones estresantes [3]. La fragilidad puede causar discapacidad, independientemente de la existencia o no de enfermedades, y quizás sea un precursor fisiológico y factor etiológico de discapacidad [2].

La fragilidad como estado cursa con una cuadro de manifestaciones clínicas típicas (fatiga general, sarcopenia, osteoponeia, anorexia, pérdida de peso, deterioro de la respuesta inmune, y alteraciones en la velocidad de la marcha y el equilibrio) conocido habitualmente como “síndrome de fragilidad”.

1. Diccionario Real Academia de la Lengua Española. 22ª Edición.

2. Fried LP, Tangen CM, Walston J, Newman AB, Hirsch C, Gottdiener J, et al. Frailty in older adults: evidence for phenotype. J Gerontol 2001;56A(3):146-56.

3. Rockwood K. Frailty and its definition: a worthy challenge. J Am Geriatr Soc 2005;53(6):1069.

Creative Commons License

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0






COMPARTIR