Importancia del trabajo en Zona Umbral en futbolistas

Importancia del trabajo en Zona Umbral en futbolistas

Luego de realizar las mediciones durante dos temporadas regulares (2012-2013 y 2013-2014) en los 20 equipos de primera división del fútbol argentino mediante el sistema SPORTVU y mediante un proceso de selección de datos en donde solo se utilizaron los valores asociados a los jugadores que jugaron los 90 minutos del partido, dejando de lado a todos aquellos que hayan sido sustituidos o no hayan podido completar el encuentro por motivos diversos. Nos abocamos a realizar un estudio exhaustivo sobre las distancias recorridas por cada jugador según el puesto en el campo que ocupe y la intensidad asociada a la velocidad de desplazamiento a la cual se realizan. Para nuestra siguiente publicación, solo nos abocaremos a las distancias recorridas a media intensidad (10 a 16km/h) y la importancia de las mismas.

Fueron analizados un total de 341 casos de los cuales 93 corresponden a defensores centrales, 91 a defensores laterales, 52 a volantes centrales, 45 a volantes por las bandas, 49 a delanteros y 11 a volantes ofensivos. En el caso de los volantes ofensivos, el número de casos resulta menor a los antes descriptos ya que no todos los planteos tácticos utilizan jugadores que desempeñen esta función o comúnmente fueron reemplazados durante el transcurso del partido teniendo en cuenta el resultado del encuentro que en muchos casos ante la adversidad del resultado se opta por ser sustituido por otro delantero.

Comúnmente en los Futbolistas Argentinos de primera división encontramos que las mayores distancias son cubiertas por los mediocampistas, que son quienes tienen que actuar como lazos entre la defensa y el ataque.

Tras varias evaluaciones en campo mediante tests específicos, encontramos que los futbolistas argentinos de primera división presentan Velocidades Aeróbicas Máximas (VAM) que van desde 4,3 mts/seg (15,4 mk/h) a 5,14 mts/seg (18,5 km/h), obteniendo una media de VAM 4,72mts/seg (16,9 km/h). Lager y Boucher, (1980) definen la VAM como la velocidad mínima requerida para alcanzar el máximo consumo de oxígeno (VO2 máx.).

Varios autores, entre ellos Maughan R. (1990) remarcan que la capacidad de mantener un ejercicio prolongado depende de una elevada potencia aeróbica máxima (VO2 máx.) pero el límite superior al cual se puede sostener un ejercicio continuo está influenciado por el denominado umbral anaeróbico y por la alta utilización fraccional del VO2 máx.

Por otro lado, autores como Reilly T. (1990) afirman que en el fútbol se utiliza un consumo de oxígeno correspondiente al 75% del VO2 máx., valor probablemente cercano al umbral anaeróbico en los futbolistas de alto nivel.

Diversos estudios han mostrado que los jugadores de medio campo de la Liga Inglesa tienen valores más elevados VO2 máx., que los jugadores de otras posiciones, observándose que el VO2 máx., está significativamente relacionado con la distancia cubierta en un partido, subrayando la necesidad de altas intensidades y un elevado nivel de capacidad aeróbica, particularmente en los mediocampistas.

Tuimil y Rodriguez (2000;2001) plantean métodos de entrenamientos intervalados entre el 80 y el 85% de la VAM para el trabajo de la zona umbral, produciendo de esta manera un incremento en el umbral anaeróbico y mejora en los factores centrales (VO2max).

Tomando de referencia la media de la VAM (4,72 mts/seg) del futbolista Argentino de primera división, podemos decir que el 80% de esta (3,7 mts/seg) coincide con la media de velocidad de desplazamiento a media intensidad (entre 10 y 16 km/h), la cual es de 3,6 mts/seg encontrándose asociada a la zona umbral.

Al analizar los datos registrados sobre competencias oficiales, podemos ver que las distancias recorridas a media intensidad (10 a 16km/hs), son siempre mayores que las realizadas a alta intensidad (>16 km/hs) y muy alta intensidad (>24 km/h). Por lo que como tendencia general podemos decir que el volumen total de desplazamiento realizado, se ve íntimamente relacionado a la zona umbral del futbolista, considerando a esta como una zona de entrenamiento a no perder de vista en el armado de las sesiones.

El análisis de los datos registrados en el fútbol argentino de primera división tal como se observa en la tabla 1, el valor del estadístico de Levenne para la distancia recorrida a media intensidad en el primer tiempo es de 4,66 (p<0,01, S), lo que no habilita a la realización de la prueba paramétrica ANOVA de una vía, sino al test no paramétrico de Kruskal-Wallis.


Tabla 1. Prueba de homogeneidad de varianzas


Al realizar el test no paramétrico de Kruskal-Wallis encontramos que el valor de X2 es de 128 (p<0,01), lo que indica que hay diferencias significativas, que pueden observarse en el grafico 1, donde los volantes centrales (1994,45±344,4 metros) y ofensivos (1932,59±470,47 metros) recorren mayores distancias a media intensidad que el resto de los puestos durante el primer tiempo.


Gráfico 1. Metros recorridos 1° tiempo a Media Intensidad (10-16 km/h), según puestos.



El análisis estadístico de Levenne para la distancia recorrida a media intensidad en el segundo tiempo, observando nuevamente la tabla 1, es de 5,32 (p<0,01, S), no habilitando nuevamente a la realización de la prueba paramétrica ANOVA de una vía, sino al test no paramétrico de Kruskal-Wallis.

Al realizar el test de Kruskal-Wallis, el valor de X2 es de 146,18 (p<0,01), indicando que hay diferencias significativas, las que pueden observarse en el gráfico 2, donde los volantes centrales (1860,64±277,72 metros), los volantes extremos (1866,33±219,59 metros) y los volantes ofensivos (1839,59±380,15 metros) recorren mayores distancias a media intensidad que el resto de los puestos durante el segundo tiempo. Tanto en el primer tiempo como en el segundo tiempo las distancias recorridas a media intensidad son menores en los defensores centrales y en los delanteros encontrándose por encima de estos a los defensores laterales.


Gráfico 2. Metros recorridos 2° tiempo a Media Intensidad (10-16 km/h), según puestos.


Para ampliar aún más los datos obtenidos sobre los 341 casos analizados resulta importante exponer los datos numéricos que expresan medias, desvíos, límites inferiores y superiores, máximos y mínimos, sobre las distancias recorridas en función a los puestos e intensidades (media y alta). La tabla 2 que figura a continuación, puede servir de referencia para interpretar los gráficos 1 y 2.



Tabla 2. Distancias recorridas (metros) durante 1° y 2° tiempo a media y alta intensidad.

Podemos concluir tras el análisis de los datos registrados sobre competencias oficiales, que las distancias recorridas a media intensidad (10 a 16km/hs) tanto en el primer tiempo, como en el segundo tiempo y sin diferenciación de puestos, son siempre mayores que las realizadas a alta intensidad (>16 km/hs) y muy alta intensidad (>24 km/h). Por lo que como tendencia general encontramos que el volumen total de desplazamiento realizado durante un partido de fútbol, se ve íntimamente relacionado a la zona umbral del futbolista, considerando a esta como una zona de entrenamiento a no perder de vista en el armado de las sesiones.

El método a implementarse podrá ser desde drilles específicos en campo con número de jugadores y espacio de juego reducidos, en situaciones reales de juego, o con cargas analíticas con método de intervalos por fuera del sistema de juego buscando solamente el fin metabólico.

Bibliografia.

Vilariño, L. (2015). Tesis licenciatura Educación Física (UNLaM). "VOLÚMENES E INTENSIDADES DE LOS DESPLAZAMIENTOS SEGÚN EL PUESTO EN JUGADORES DEL FÚTBOL ARGENTINO DE PRIMERA DIVISIÓN".

Maughan R.J (1990). Marathon running. In: T. Reilly, A. Lees, K. Davids and W. Murphy (eds.). Science and Football. E. and F. N. Spon, London, pp. 121-152

Reilly T (1990). Footbal. In: T. Reilly, N. Secher, P. Snell and C. Williams (eds.) Phisiology of Sports. E. and F. N. spon, London, pp. 371-425

Tuimil, J. L., & Rodríguez, F. A. (2000, 2001). “LA VELOCIDAD AEROBICA MEXIMA DE CARRERA (VAM). CONCEPTO, EVALUACION Y ENTRENAMIENTO”. Barcelona.



COMPARTIR