Influencia de la posición de la barra sobre la biomecánica a nivel articular durante ejercicios de tracción isométrica.

Influencia de la posición de la barra sobre la biomecánica a nivel articular durante ejercicios de tracción isométrica.
 

Recibe más contenidos como este en tu Whatsapp de inmediato y sin perder tiempo buscando.

Recibir sugerencias

Los ejercicios de tracción isométrica, como la tracción a mitad del muslo (IMTP), son ejercicios isométricos de múltiples articulaciones que se utilizan para proporcionar información sobre la capacidad máxima y rápida de generación de fuerza de un atleta. Por ejemplo, el rendimiento de IMTP se suele cuantificar con variables que se extraen de los datos de la fuerza de reacción del suelo (GRF), como la fuerza máxima, la tasa de desarrollo de la fuerza y el impulso. Es importante destacar que estas variables se correlacionan fuertemente con el rendimiento dinámico durante tareas como levantamiento de pesas, ciclismo y carreras de velocidad (Beckham 2013, Dos Santos 2017, Townsend 2019, West 2011). Basado en estas características, el IMTP proporciona una herramienta simple para evaluar la fuerza de los músculos de la parte inferior del cuerpo, prescribir intervenciones de entrenamiento y monitorear las adaptaciones al entrenamiento (Beckham 2018, De Witt 2018, Dobbin 2018, Dos Santos 2017).

Los entrenadores e investigadores de la fuerza han utilizado varias posturas y posiciones de la barra durante las pruebas de tracción isométrica (Brady 2020). El IMTP, por ejemplo, a menudo se realiza con el cuerpo posicionado en una postura que coincide con el segundo tirón del ‘Clean’ y con la barra ubicada entre las articulaciones de la rodilla y la cadera del atleta (Brady 2020). Más específicamente, la investigación inicial de Haff y cols. (2005) evaluaron la producción de fuerza máxima de levantadores de pesas de élite durante el IMTP seleccionando ángulos de rodilla y cadera que coincidían con la segunda posición de tirón de un ‘Clean’. Desde entonces, otros autores encontraron que una posición del cuerpo con ángulos de rodilla entre 130° y 145° y ángulos de cadera alrededor de 145° permitía a los atletas producir mayores GRFs en comparación con otras posiciones (Dos Santos 2017, Haff 2015, Kawamori 2006, Nuzzo 2008, Stone 2003). Otros estudios también demostraron posteriormente que el cambio de postura corporal, los ángulos de las articulaciones y la posición de la barra afecta las GRFs durante el IMTP (Beckham 2018, Guppy 2019). Las recomendaciones prácticas en la literatura para la implementación del IMTP se basan parcialmente en los hallazgos de estos estudios, que a su vez son el resultado de investigar parámetros basados en la GRF.

La evaluación de la función neuromuscular durante tareas isométricas de múltiples articulaciones a través de sólo datos de la GRF está asociada con limitaciones (Hahn 2011). Por ejemplo, Hahn (2011) investigó la biomecánica de la parte inferior del cuerpo durante las extensiones isométricas de piernas de múltiples articulaciones y observó que los cambios en la GRF no se asociaron directamente con cambios en los momentos netos de las articulaciones (NJM), ya que las posiciones de la parte inferior del cuerpo se alteraron en todo el rango de movimiento de la rodilla y la cadera. Por ejemplo, aunque algunos sujetos mostraron GRFs similares, las proporciones entre los NJMs de la cadera y de la rodilla fueron diferentes, lo que sugiere que la GRF no reveló ninguna información sobre las contribuciones específicas de la articulación (por ejemplo, la contribución dominante de la cadera vs la rodilla). Por tanto, los análisis de la función biomecánica y neuromuscular a nivel articular (por ej., los NJMs) pueden proporcionar información más detallada que el análisis de sólo la GRF. Hasta la fecha, ningún estudio ha examinado los NJMs durante los ejercicios de tracción isométrica y se desconocen los efectos de cambiar la posición del cuerpo y los ángulos de las articulaciones en el NJM de la parte inferior del cuerpo. Sin embargo, si los cambios en las posiciones de las barras también influyen en el NJM además de la GRF, y si cambian sus respectivas contribuciones a las fuerzas de tracción isométricas máximas, entonces esta información podría proporcionar un valioso conocimiento para los profesionales e investigadores que usan dichos datos para evaluar y monitorear la capacidad de producir fuerza máxima de la parte inferior del cuerpo.

Dado que el cambio de ángulos articulares afecta la longitud de los músculos y los brazos de momento internos, es muy probable que estos cambios influyan en las capacidades máximas de generación de momento de estos músculos. Teniendo en cuenta las implicaciones que siguen, también es probable que el esfuerzo muscular relativo (RME), que a menudo se define como la relación entre los NJMs basados en la dinámica inversa y el momento teórico máximo basado en la curva momento-ángulo, de estos grupos de músculos también diferiría con los cambios en los ángulos de las articulaciones y la posición de la barra. Con respecto al cambio de ángulos articulares durante una tarea isométrica de múltiples articulaciones, por lo tanto, también es posible que el RME de los respectivos grupos musculares también se vea afectado, quizás incluso en mayor medida que el NJM. Debido a que el RME refleja las capacidades operativas de grupos de músculos específicos, la investigación del RME de la parte inferior del cuerpo además de los NJMs durante los tirones isométricos proporcionaría información complementaria importante sobre la demanda funcional relativa impuesta a cada grupo muscular y su respectiva contribución a la generación de fuerza máxima general (Bryanton 2012, Chiu 2018).

Además, el conocimiento sobre las demandas funcionales y las contribuciones respectivas en las posiciones de la barra ofrecería a los profesionales una idea de si la GRF máxima durante los tirones isométricos reflejan la fuerza general de la parte inferior del cuerpo o la fuerza específica de la articulación. Recientemente, Nayun Ahn, de la Marquette University (EEUU), llevó a cabo un estudio al respecto, cuyo propósito fue estudiar la influencia de la posición de la barra en la biomecánica a nivel articular y la GRF durante diferentes tirones isométricos. Los autores de dicho estudio, plantearon la hipótesis de que los NJMs y el RME máximos del tobillo, la rodilla y la cadera diferirían según la posición de la barra. El objetivo de esta investigación fue proporcionar información basada en la evidencia sobre el efecto de la posición de la barra en las demandas específicas de las articulaciones y las capacidades operativas durante los ejercicios de tracción isométrica para proporcionar información detallada para que los investigadores y los profesionales utilicen mejor los datos de la tracción isométrica para evaluar y monitorear la fuerza máxima.

Ocho atletas femeninas de lacrosse de la NCAA Division I, realizaron tirones isométricos de esfuerzo máximo en 3 posiciones de barra diferentes (bajo: arriba de la rótula, medio: medio muslo y alto: pliegue de la cadera) mientras se registraban la captura de movimiento y los datos de la GRF. Los momentos netos articulares se calcularon con dinámica inversa. El esfuerzo muscular relativo se definió como la relación entre los NJMs de dinámica inversa y los NJMs teóricos máximos, que se estimaron con modelos de ángulos de momento máximo basados en regresión. Los picos de NJM y RME se compararon con análisis de varianza de 2 vías (ANOVA), mientras que las GRFs se compararon con un ANOVA de 1 vía.

Las GRFs verticales máximas fueron significativamente mayores en la posición de la barra media que en la posición de la barra alta, pero no difirieron entre la posición de la barra media y baja. La posición de la barra influyó significativamente en el pico de NJM y RME de cadera y rodilla. El NJM y el RME de la cadera fueron mayores en la posición de barra baja, mientras que el NJM y el RME de la rodilla fueron mayores en la posición de la barra media. Debido a que NJM y RME de los extensores de cadera y de rodilla diferían entre las posiciones de la barra baja y media, pero la GRF no lo hizo, las contribuciones específicas de la articulación a las fuerzas de tracción isométricas máximas probablemente reflejaron una compensación entre el dominio de la cadera y el dominio de la rodilla en la posición de la barra en los niveles bajo y medio, respectivamente.

Esta información debe tenerse en cuenta en la interpretación de los datos de tracción isométrica y su uso para evaluar y monitorear la capacidad máxima de producción de fuerza de la parte inferior del cuerpo.

Aplicaciones prácticas

El estudio actual mostró que la posición de la barra afecta el pico de NJM y de RME en las articulaciones de la parte inferior del cuerpo. Los investigadores y los profesionales tienen que considerar que el uso de diferentes posiciones de la barra durante la prueba de tracción isométrica cambia las demandas funcionales relativas y las contribuciones respectivas de los grupos musculares de los extensores de la parte inferior del cuerpo. Específicamente, la posición de la barra baja se asoció con un gran esfuerzo en la articulación de la cadera y la rodilla, mientras que lo contrario fue cierto para las posiciones de la barra media. Además, debido a que la biomecánica a nivel de la articulación difería entre las posiciones de la barra baja y media, mientras que la GRF no lo hacía, las demandas y contribuciones específicas de la articulación a las fuerzas de tracción isométricas máximas probablemente reflejaron una compensación entre el dominio de la cadera y el dominio de la rodilla en las posiciones baja y media de la barra, respectivamente. Por lo tanto, los profesionales deben tener en cuenta este compromiso al interpretar los datos de tracción isométrica y usarlos para evaluar y monitorear la capacidad máxima de producción de fuerza de la parte inferior del cuerpo. De manera similar, los investigadores deben tener en cuenta esta compensación al interpretar las correlaciones o los cambios relacionados con el entrenamiento sobre el rendimiento de la GRF en relación con el rendimiento de otras tareas de fuerza y acondicionamiento.

 

¿Te gustó este contenido? Recibe sugerencias de más y nuevos artículos en tu Whatsapp en el acto y con solo un clic.

Recibir sugerencias