¿Qué saben sobre Estiramientos?, los Monitores de Sala de Musculación

Patricio Palao Puche1, Juan Carlos Escaravajal Rodríguez1, Francisco Otálora Murcia1, Zaida Ruiz Fernández1 y Silvia Moreno Cánovas1

1Universidad de Murcia. Facultad de Ciencias del Deporte

Artículo publicado en el journal Revista de Educación Física, Volumen 31, Número 4 del año .

Resumen

El presente estudio tiene como objetivos, saber si los monitores de gimnasio conocen y enseñan los estiramientos en sala de musculación, que tiempo de estiramiento utilizan para cada ejercicio, que tipo o método utilizan, la formación de dichos monitores, y si los usuarios ejecutan los ejercicios de estiramientos previo o posterior a un ejercicio. La muestra estaba compuesta por 18 sujetos, con edades entre 21 a 60 años. Se aplicó un Cuestionario de opinión creado acorde a las necesidades de la investigación. Los resultados obtenidos indicaron que los monitores poseían conocimientos básicos sobre los estiramientos y los recomendaban a los usuarios. Estos conocimientos fueron ampliados de manera autónoma, ya que en los centros donde se formaron no recibieron la suficiente formación, según la opinión de los monitores. En conclusión, decir que según la encuesta, los monitores de sala de musculación tienen conocimientos sobre los estiramientos y los llevan a cabo en su trabajo.

Palabras clave: Flexibilidad. Elasticidad. Sala de musculación. Estiramientos.

Abstract

This study aims to know whether monitors known and taught fitness stretches in fitness room, which used to stretch time every year, which type or method used, the formation of such monitors, and if users run the exercises before or after exercise stretching. The sample consisted of 18 subjects, aged 21-60 years. Opinion Questionnaire created according to the needs of the research was applied. The results indicated that the monitors had basic knowledge about stretching and recommended to users. These skills were expanded autonomously, since in the centers where they were formed not received sufficient training in the opinion of the monitors.The results indicate that the monitors had basic knowledge about stretching and recommended to users. This knowledge has been extended independently, as in the centers where they have made have not received sufficient training in the opinion of the monitors. In conclusion, to say that according to the survey, the weight room monitors are knowledgeable about stretching and holding in his work.

Keywords: Flexibility. Elasticity. Weight room. Stretching.

INTRODUCCIÓN

Los años noventa suponen para España un gran auge a nivel deportivo, surge en España la nueva era de las salas de musculación. Según García (2008) esta era está dividida en tres períodos: El primer período correspondería con el fisicoculturismo, en el que lo único que importaba era el aumento de la masa muscular. Posteriormente se encuentra el segundo periodo donde se pasa de la búsqueda del cuerpo musculoso a un cuerpo más armonioso donde se empieza a dar importancia al trabajo cardiovascular. La tercera y última etapa en la que se encontraría ahora mismo, sería la etapa del wellness, son centros deportivos especializados con centros de estética, entrenamiento personal, SPA, etc.

Está claro que cada vez más, la sociedad aboga más por el deporte como medio de consecución de salud, y utiliza los gimnasios y salas de musculación para la consecución de este objetivo. El medio de la consecución de esta salud a través del deporte es el desarrollo de las capacidades físicas básicas. Se entiende que las capacidades físicas básicas son cuatro: Fuerza, Velocidad, Resistencia y Flexibilidad (Battinelli, 1995). Se entiende por velocidad "cualidad física que representa la capacidad de desplazarse o realizar movimientos en el mínimo tiempo y con el máximo de eficacia" (Martínez, 2003). La resistencia es definida como "capacidad física y psíquica que posee un deportista para resistir la fatiga" (Weineck, 2001). Se entiende por fuerza "capacidad para soportar un peso o resistir un empuje" (RAE, 2014). Y como última y principal principio en nuestro objeto de estudio, encontramos que en el ámbito deportivo, se entiende por flexibilidad como la cualidad que permite el máximo recorrido de las articulaciones en diferentes posiciones, que permiten al individuo realizar ejercicios de agilidad y destreza (Álvarez del Villar, 1985). Su base está en la movilidad articular y en la elasticidad muscular (Saez y Gutierrez, 2007).

A raíz de la movilidad articular le es posible al hombre realizar todos su movimientos, debido al engranaje de las porciones óseas del cuerpo humano sumando además la generación del movimiento por parte de los músculos. "Para conseguir mayores índices de movilidad articular será preciso establecer un cambio de configuración en la estructura que determina la funcionalidad de los tejidos que están directamente implicados en el proceso" (Rodríguez y Moreno, 1997). El medio para la consecución del cambio en la configuración de la estructura que determina la funcionalidad de los tejidos, es a través de los estiramientos, los cuales se  pueden definir como la técnica que permite el acondicionamiento físico de nuestro sistema músculo-esquelético, manteniendo la elasticidad de los tejidos y permitiendo la ganancia de movilidad articular (Espejo, 2007).

Existen diversas técnicas de estiramientos en función del objetivo que se pretenda alcanzar al realizar un estiramiento concreto, por lo cual se deberá emplear una técnica u otra. Atendiendo a la realización del estiramiento se clasifican en diferentes técnicas: 1 técnicas balísticas, que consisten en realizar movimientos de balanceo o movimientos brucos con rebote, en los cuales se alcanza el máximo rango de movimiento, 2 técnicas dinámicas, mediante la contracción de la musculatura antagonista, se produce una elongación muscular que provoca la articulación del rango de movimiento de manera lenta y controlada, y 3 técnicas estáticas, se produce la elongación muscular de manera lenta, conseguida a través de una posición que se mantiene en el tiempo (Ayala et al, 2012).

En relación a la forma de trabajo de la flexibilidad dentro de las salas de musculación, los encargados generalmente de llevar a cabo este tipo de ejercicios o acciones, son los monitores o técnicos especialistas que trabajan en estas salas de musculación, los cuales son los encargados del asesoramiento y guía de los usuarios que estas instalaciones deportivas puedan tener, y ellos son en primera instancia los responsable de la salud de los usuarios mediante el asesoramiento para el buen desarrollo de los ejercicios que estos realicen.

Basándose en lo expuesto anteriormente, el objeto del estudio es averiguar el nivel de conocimiento de los monitores de sala de musculación sobre este tema, si consideran necesario estirar antes o después del entrenamiento, la forma de llevar a cabo dichos estiramientos (tipo, tiempo, repeticiones, demostración, etc.), así como si éstos observan en los usuarios interés por los estiramientos. Debido a los beneficios que  suponen los estiramientos según lo expuesto anteriormente, es un factor importante saber si se llevan a cabo en las salas de musculación, ya que en este ámbito es un factor poco considerado.

MÉTODO

Sujetos

La muestra estuvo compuesta por 18 sujetos con edades entre 21 a 60 años (monitores de sala de musculación en activo).

En la tabla 1 se recogen los datos obtenidos de los monitores de sala de musculación, en cuanto al tipo de empresa, formación y experiencia laboral.

Tabla 1. Información y Opinión Personal.

Material

El material utilizado en este estudio fue el siguiente:

Un cuestionario de opinión dividido en 5 apartados con un total de 23 preguntas para conocer la formación y trabajo de los monitores de salas de musculación sobre los estiramientos. El cuestionario contiene preguntas determinadas por diferentes categorías. Deberá ser rellenado de forma escrita e individual.

Procedimiento

Para llevar a cabo este estudio se realizó un cuestionario de opinión. En la realización del cuestionario, se dividió en bloques las variables del estudio, a cada bloque se le asignó preguntas cerradas, directas y categóricas, acordes con el tema correspondiente. Este proceso duró 2 semanas, el cuestionario fue revisado y aprobado de forma cuantitativa por cuatro jueces expertos obteniendo una V de Aiken del 0.85 (validez de contenido).

Una vez validado el cuestionario por los jueces expertos, fue pasado a 18 sujetos de diferentes gimnasios de las localidades de Murcia y San Javier. Para determinar la fiabilidad del cuestionario, se realizó el "test-retest" 1 semana después del primer test. En total, el procedimiento duró 1 mes.

Diseño

Se realizó un diseño no experimental.  Las variables objeto de estudio fueron averiguar si los monitores en sala de musculación tienen conocimientos sobre los estiramientos, si los recomiendan, la forma de llevar a cabo dichos estiramientos y si observan interés en los usuarios sobre los mismos.

RESULTADOS

La tabla 2 muestra los datos obtenidos sobre la actuación de los monitores ante los estiramientos en sala de musculación.

Tabla 2. Lo que realiza el monitor en la sala de musculación.

Los datos de la tabla 2 señalan que la mayoría de los monitores recomendaban los estiramientos a sus usuarios, tanto antes como después del entrenamiento, utilizando mayoritariamente la demostración de los ejercicios de estiramiento.  Según los datos, dos tercios de los monitores se preocupaban de que los usuarios realizaran dichos ejercicios. En cuanto a los grupos musculares más recomendados para estirar, la mayoría opinaron que se deben realizar tanto en el tren superior como en el inferior, aunque un porcentaje importante afirmaron que según la zona que se trabaje.

La tabla 3 registra los datos sobre la observación de los monitores respecto a la ejecución de los estiramientos por parte de los usuarios.

Tabla 3. Observación sobre la ejecución.

La tabla 3 señala que los monitores de sala de musculación percibieron un mayor porcentaje de mujeres que realizaban ejercicios de estiramientos, con respecto a los hombres. También se observa que la mayor parte de los monitores encuestados coincidieron en que los usuarios realizaban los estiramientos "a veces", tanto antes como después del ejercicio físico.

Por último, se aprecia que, según los monitores, más de la mitad de los usuarios se preocupaban y ponían interés en los estiramientos.

La tabla 4 muestra los datos sobre los tipos de estiramientos más utilizados y recomendados, el tiempo, series, etc...

Tabla 4. Tipos de estiramientos, tiempo, series.

Los datos de la tabla 4 señalan que el tipo de estiramiento que creyeron los monitores más adecuado fue el dinámico y el estático por igual, y también el más utilizado por ellos. La duración adecuada  según los datos estuvo entre 15-20 segundos, y la mayoría de los encuestados no realizaron repeticiones en los estiramientos.

DISCUSIÓN

Los datos del presente estudio tratan sobre el conocimiento que tienen los monitores de salas de musculación sobre los estiramientos y la forma de trabajarlos  durante el desempeño de su profesión.
Para comenzar, es cierto el notable aumento de la población que frecuenta salas de musculación y gimnasios con el objetivo de mejora de salud o de bienestar físico-social (Angulo, 2004). Para ello es necesario profesionales especialistas que asesoren y guíen a los usuarios de estas instalaciones en el proceso de consecución de sus objetivos, independientemente de cuáles sean. En el caso concreto del presente estudio es referente a los estiramientos.

Los datos indican que el total de los sujetos con los que se llevó a cabo el estudio poseen una titulación específica sobre la profesión que desempeñan, ya sea con estudios universitarios, grados o cursos específicos en la materia. Además el 94,44% de los encuestados se han preocupado en formarse por su cuenta y todos los sujetos que se han formado por su cuenta consideran necesarios los estiramientos para un buen desarrollo de la actividad física.

Con relación a la forma de trabajar los estiramientos, se observa tras los datos recogidos que el 100% de los monitores con los que se realizó el estudio, recomiendan la realización de los estiramientos ya sea siempre frecuentemente o a veces, lo cual indica la concienciación en este ámbito por parte de los profesionales de las salas de musculación.

Coincidiendo con los resultados obtenidos en relación al momento del desarrollo de la actividad física en que los monitores recomiendan los estiramientos, ya sea antes, después o antes y después del ejercicio físico, los datos nos informan que el 27,78% de los monitores recomiendan los estiramientos, solo después del ejercicio físico, lo cual en relación al estudio realizado por Ayala, Sainz de Baranda y De Ste Croix  (2012) es un error afirmar que se deben suprimir los estiramientos dentro del calentamiento.

En cuanto a la manera de trabajar los estiramientos, existen diferentes puntos de vista en relación a la forma de trabajar de cada especialista, en relación a la forma de explicar, los monitores optan por el uso o bien de demostraciones o de hojas ya sea por escrito o con imágenes, ya que con el uso de este tipo de instrumentos y formas de trabajar, la transmisión de información es mayor que simplemente con una explicación oral. Dentro de la forma de trabajo de los profesionales en las salas de musculación, se entiende que la mitad de los encuestados coinciden en que deben trabajarse mediante estiramientos todas las zonas del cuerpo, ya sea tren superior o inferior, pero en el resto de especialistas existe una discordancia en cuanto a sus opiniones, en cuanto al tema se considera recomendable que se realice estiramiento en todos los segmentos corporales, independientemente de su trabajo posterior durante la actividad física, ya que está científicamente demostrado que los estiramientos generan diferentes beneficios positivos: 1 aumento de la temperatura corporal; 2 aumento del rango de movimiento; 3 aumento de la tolerancia al estiramiento; 4 recuperación del organismo tras un esfuerzo intenso; 5 reducción del riego de lesión durante la práctica de actividad física y 6 mejora de rendimiento sobre deportes que soliciten rangos de movimiento elevados (Ayala, Sainz de Baranda y Cejudo, 2012).
En relación a las categorías por sexo a la hora de realizar los estiramientos, los monitores observan una mayor predisposición en la realización de este tipo de ejercicios por parte del género femenino. Es cierto que las mujeres son más flexibles que los hombres, según la evolución de la flexibilidad es en el período de 10 a 11 años en el momento natural donde se alcanzan los niveles más altos de flexibilidad, provocando una disminución constante a medida que aumenta la edad (Delgado, Martín, Zurita, Antequera y Fernández, 2009). En relación a los datos obtenidos en el estudio se puede afirmar que el interés hacia la práctica de estiramientos es mayor por parte del género femenino, se puede extrapolar que las mujeres son más propensas a realizar ejercicios más complejos dentro de esta modalidad ya que pueden tener mayor bagaje de trabajo dentro de este tipo de ejercicios.

Es importante destacar la falta de compromiso por parte del género masculino en relación a los estiramientos, los cuales son beneficiosos para la actividad física. Dentro de la población, debería ser quienes más los utilizasen ya que debido a sus características fisiológicas los hombres poseen menor rango de flexibilidad que las mujeres.

Existen diversas técnicas de estiramientos en función del objetivo que se pretenda alcanzar al realizar un estiramiento concreto, por lo cual se deberá emplear una técnica u otra. Atendiendo a la realización del estiramiento se clasifican en diferentes técnicas (Ayala, Sainz de Baranda y Cejudo, 2012):

  • Técnicas balísticas, que consisten en realizar movimientos de balanceo o movimientos brucos con rebote, en los cuales se alcanza el máximo rango de movimiento.
  • Técnicas dinámicas, mediante la contracción de la musculatura antagonista, se produce una elongación muscular que provoca la articulación del rango de movimiento de manera lenta y controlada.
  • Técnicas estáticas, se produce la elongación muscular de manera lenta, conseguida a través de una posición que se mantiene en el tiempo.

Los resultados obtenidos en cuanto a la técnica de estiramientos empleada por los diferentes monitores en las salas de musculación muestran que los estiramientos balísticos no son empleados por ninguno de los sujetos de estudio, en relación a este tema, según Ayala, Sainz de Baranda y Cejudo (2012) debido a los rebotes provocados en los estiramientos balísticos se produce una rápida y corta contracción muscular para protegerse del sobreestiramiento, y por ello no es habitual incorporarlos en los programas habituales de estiramientos. Pero si es cierto que el estiramiento balístico produce la facilitación del reflejo de estiramiento como consecuencia de la alta velocidad del movimiento, por lo cual es correcto afirmar que es productivo para la realización de ejercicios de corta duración y a altas intensidades. Además de ser beneficioso para estos profesionales de salas de musculación conocer estos datos para poder saber utilizarlos dependiendo el objetivo de sus clientes. En el caso de los estiramientos balísticos sería recomendable su uso antes de realizar ejercicios de máxima potencia con repeticiones de corta duración y explosividad, como sería en el caso de un velocista que levanta un determinado peso en prensa con bastante carga y pocas repeticiones a la máxima velocidad para la consecución de potencia y fuerza explosiva.

Con respecto a los datos obtenidos, las técnicas de trabajo de estiramientos más populares entre los especialistas en las salas de musculación, son la de estiramientos estáticos y dinámicos. La forma de trabajo de estos estiramientos permiten un mayor control y dominio del rango de movimiento en cuanto la cantidad de flexión realizada y está demostrado que este tipo de estiramientos favorecen la irrigación sanguínea de estas zonas musculares lo que provocan un aumento de la temperatura del músculo y con ello sus consecuencias como es el caso de beneficios para evitar lesiones, mejor predisposición para la actividad física etc. (Ayala, Sainz de Baranda y Cejudo, 2012).

Por todo lo señalado anteriormente el empleo de este tipo de estiramientos es el más usado dentro de las salas de musculación debido a que permiten un mayor control del estiramiento, lo cual es positivo para los usuarios que realicen los ejercicios de manera autónoma y además que este tipo de estiramientos están más asentados y son más conocidos por el conjunto de la sociedad.

En cuanto a la duración de los estiramientos, los resultados obtenidos tras la encuesta a los monitores de diversas salas de musculación, se observa que el 44,44% de la muestra creen que la duración adecuada para la realización de un estiramiento de forma correcta y efectiva debe ser de entre 15-20 segundos, lo cual no es del todo correcto ya que el tiempo mínimo de estiramientos debe rondar entre los 10-12 segundos, ya que si se mantiene el estiramiento durante un tiempo superior, esto puede provocar una compensación para reorientar la postura corporal y con ello se pierde calidad en el estiramiento (Sainz de Baranda, 2010).

CONCLUSIÓN

Un mayor porcentaje de los monitores de sala de musculación se han formado en ciclos formativos. Además, éstos han tenido que formarse por su cuenta para ampliar información sobre este tema, ya que en el centro de trabajo no les han formado lo suficiente en este ámbito.
Un 100% de los monitores en sala de musculación recomiendan la realización de estiramientos, ya sea "siempre", "frecuentemente" o "a veces". De este porcentaje, un 72.22% lo recomiendan realizar antes y después del ejercicio físico.

El tipo de estiramiento que más se recomienda con un 55.56% es el "dinámico y estático", ya que éstos lo consideran el más adecuado.

El tiempo recomendado por los monitores de sala de musculación a los usuarios en la realización de cada ejercicio de estiramiento, es de 15-20 segundos con un porcentaje de 44.44%.

Se observa que un 72.22% de los monitores de sala de musculación, no recomiendan realizar series. En cambio, el resto de monitores que los recomiendan, un 80% mandan realizar 3 series.
Un 50% de los monitores de sala de musculación consideran tanto el tren superior como el tren inferior de igual importancia.

Referencias

1. Álvarez del Villar, C. (1985). La Preparación Física del Fútbol Basada en el Atletismo. Madrid: Gymnos.

2. Angulo, C. (2004). La encuesta de empleo del tiempo y práctica deportiva. Indice: revista de estadística y sociedad, 5, 12-13.

3. Ayala, F., Sainz de Baranda, P., y Cejudo, A. (2012). El entrenamiento de la flexibilidad: técnicas de estiramiento. Revista andaluza de medicina del Deporte. 5(3), 105-112

4. Ayala, F., Sainz de Baranda, P., y De Ste Croix, M. (2012). Estiramientos en el calentamiento: diseño de rutinas e impacto sobre el rendimiento. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, 12(46), 349-368.

5. Battinelli, T. (1995). Capacidades motoras y específicas. RED: revista de entrenamiento deportivo, 9(2) 35-37.

6. Colado, J.C. (1996). Fitness en las salas de musculación. Barcelona: Inde Publicaciones.

7. Delgado, O., Martín, M., Zurita, F., Antequera, J., y Fernández, M. (2009). Evolutividad de la capacidad flexora según el sexo y el nivel de enseñanza. Apunts: medicina de l’esport, 44(161).

8. Espejo, L. (2007). Utilización de los estiramientos en el ámbito deportivo. E-balonmano.com: Revistas Digital deportiva, 3(3), 33-37.

9. García, J. (2008). Usuarios de Macro gimnasios privados. IV Congreso Internacional y XXV Nacional de Educación Física. Palacio de exposiciones y Congresos de Córdoba 2, 3, 4 y 5 de abril.

10. Martínez, E. (2003). La velocidad. Pruebas aplicables en Educación Secundaria: grado de utilización del profesor. Lecturas: educación física y deportes, 57.

11. RAE. (2014). Página web de la Real Academia Española. Dirección URL: http://www.rae.es/ [Consulta: 19 Junio 2014].

12. Rodríguez, P.L. y Moreno, J.A. (1997). Justificación de la continuidad en el trabajo de estiramiento muscular para la consecución de mejoras en los índices de amplitud articular. Apunts: educación física y deportes, 48, 54-61.

13. Sáez, F. y Gutiérrez, A. (2007). Los contenidos de las capacidades condicionales en la educación física. Revista de investigación en educación, 4, 36-70.

14. Sainz de Baranda, P. (2010). El entrenamiento de la flexibilidad: técnicas y parámetros de la carga. En V. Martínez (Ed.), Actividad física, salud y calidad de vida (pp. 227-242). Madrid: Fundación Estudiantes.

15. Weineck, J. (2001). Salud, ejercicio y deporte: activar las fuerzas con un entrenamiento adecuado, prevenir enfermedades con el deporte correcto. Barcelona: Paidotribo.

Cita en Rev Edu Fís

Patricio Palao Puche, Juan Carlos Escaravajal Rodríguez, Francisco Otálora Murcia, Zaida Ruiz Fernández y Silvia Moreno Cánovas (2014). ¿Qué saben sobre Estiramientos?, los Monitores de Sala de Musculación. Rev Edu Fís. 31 (4).
https://g-se.com/que-saben-sobre-estiramientos-los-monitores-de-sala-de-musculacion-1757-sa-L57cfb272482bd

COMPARTIR