Salto Vertical.

La capacidad de salto vertical es una habilidad crucial en el desempeño de varios deportes como voleibol, baloncesto y el fútbol. La ejecución de esta tarea motora depende de la coordinación de las acciones segmentarías del cuerpo, que está determinada por la interacción entre las fuerzas musculares (modulada por impulsos enviados por el sistema nervioso central) y la red de momentos que son generados alrededor de las articulaciones para cumplir con las exigencias mecánicas de la tarea.

Tomado de Rodacki 2002.

Los resultados de estudios cinemáticos y electromiográficos han demostrado que el salto vertical se lleva a cabo de acuerdo con un patrón estereotipado. Se evidenció que la sincronización, la secuencia y la amplitud de la activación de los músculos y las articulaciones en los movimientos son bastante comparables; incluso cuando el movimiento se lleva a cabo por diferentes sujetos.

A continuación podemos ver la comparación de 2 saltos CMJ 1(sin fatiga) CMJ 2 (con fatiga) a través de la actividad del Sóleo.

Tomado de Rodacki 2002.


Se pudo encontrar que algunas limitaciones del movimiento (por ejemplo, la reducción del segmento del tronco) apenas altera el patrón de variables que se utilizan para describir la coordinación en la activación de la musculatura.

Otros autores estudiaron la coordinación del salto vertical bajo la fatiga y también sugirieron la existencia de un patrón consistente, con independencia de las propiedades de generación de fuerza de los músculos.

Rodacki A.L.F, Fowler N.E, Bennet S.J. (2002) .Vertical jump coordination: fatigue effects. Official Journal of the American College of Sports Medicine.0195-9131/02/3401-0105/$3.00/0.

COMPARTIR