Pregunta
13 may 2021 · 14:01

Según el grado de severidad ¿Cómo se clasifican las lesiones musculares?

GradoDeSeveridad
LesionesMusculares
Respuesta
6 may 2021 · 13:45
Matías
Matías Sampietro, MSc
Prevención y Readaptación de lesiones

Grado de severidad y clasificación de lesiones musculares

Recientemente se han producido nuevas clasificaciones que están en relación con el mayor conocimiento de la lesión muscular y de la respuesta de este ante el daño.

Recientemente un consenso con los mayores especialistas en lesiones musculares en deportes de conjunto, realizado en Munich, intentó mejorar la terminología y clasificación de la lesión muscular, a los fines de ser más precisos con el diagnóstico y con el pronóstico.

El objetivo de este trabajo fue presentar una definición más precisa en la terminología de la lesión muscular en habla sajona, pero que puede ser traspolada a habla hispana. Esta clasificación busca ser más precisa para facilitar el diagnostico, la rehabilitación y tratamiento y la comunicación científica. En resumen, este sistema de clasificación fue diseñado para reflejar de mejor manera el gran abanico de tipos lesión muscular visto en la práctica en deportistas. (Mueller-Wohlfahrt et al, 2012)

Terminología recomendada

La principal diferenciación se realizó sobre las alteraciones, lesiones o desordenes musculares de origen indirecto, es decir aquellos no producidos por traumatismos. Dentro de ellos se diferenció en dos categorías principales, los desórdenes musculares funcionales y los desórdenes estructurales. (Figura 3)

LesionesMusculares

Desordenes musculares funcionales

En esta categoría se incluyen aquellos desordenes musculares agudos “sin evidencia” macroscópica (en RMN o ecografía) de daño muscular. Este tipo de desórdenes están frecuentemente asociados a un incremento del tono o rigidez muscular en varias dimensiones y predispones al daño mayor. Basados en la etiología pueden existir varias subcategorías de los desórdenes funcionales.

Estos desordenes musculares funcionales presentan una entidad clínica distinta ya que dan lugar una limitación funcional por parte del deportista, por ejemplo, un doloroso aumento del tono muscular, lo que puede representar un factor de riesgo para una lesión estructural. Sin embargo, estos no son fácilmente diagnosticados por los métodos estándares de diagnóstico muscular como la RMN o la ecográfica debido a que no evidencian por estos métodos daño estructural macroscópico, pudiendo ser definidos bajo estos como ausencia de daño fibrilar.

Un reciente estudio de la UEFA sobre lesiones musculares ha demostrado su relevancia en futbol. (Ekstrand, et al 2012). Este estudio incluyo información de un periodo de observación de 4 años de RNM obtenidos dentro de las 24-48 Hrs luego de la lesión y demostró que la mayoría de las lesiones (70%) fueron sin signos de daño fibrilar. Sin embargo, estas lesiones causaron más del 50% de ausencia de jugadores a entrenamiento o partidos en sus respectivos clubes.

Dentro de los desórdenes musculares funcionales encontramos desordenes musculares relacionados al sobreesfuerzo y desordenes neuromusculares. (Figura 3).

En los desórdenes musculares relacionados al sobre esfuerzo encontramos los relativos a la fatiga y el DOMS, ambos son causados por fatiga o la respuesta muscular a un estímulo para el cual no estaba adaptado (alta demanda excéntrica, cambios de entrenamiento, exceso de entrenamiento etc). (Mueller-Wohlfahrt et al, 2012, Maffulli et al 2013)

Por otro lado en los desórdenes neuromusculares encontramos un incremento del tono muscular total o de algunos fascículos de un músculos causados principalmente a desordenes en la columna, frecuentemente mal diagnosticados y como consecuencia generaran una irritación de la raíz nerviosa involucrada ( desordenes neuromusculares a la columna) o causado a desbalance en el control neuromuscular, en especial al mecanismo de inhibición del antagonista (desordenes neuromusculares de origen neuromuscular). (Mueller-Wohlfahrt et al, 2012, Maffulli et al 2013)

Lesiones musculares estructurales

Toda lesión muscular aguda indirecta “con evidencia macroscópica” (en RNM o ecografía) de daño muscular En este grupo, Maffulli et al (2013) Mueller-Wohlfahrt et al, (2012) clasifican a las lesiones musculares estructurales en:

  • Grado 1: lesiones microscópicas que comprometen uno o varios fascículos primarios dentro de un fascículo secundario. El paciente refiere dolor sin determinar un punto preciso. Son las de mejor cura y su diagnóstico ecográfico es difícil debido a su tamaño. También son denominadas “desgarro fibrilar” debido a la zona anatómica que involucra, es decir un grupo menor de fibras del músculo.
  • Grado 2: son las típicas roturas parciales en la que su extensión es mayor, comprometiendo al menos el 50% de un fascículo secundario. En algunos casos, cuando el músculo está más superficial, pueden llegar a producir equimosis, así como en ciertos músculos superficiales evidenciarse el defecto o espacio producido por la retracción de las fibras.
  • Grado 3: desgarro completo. Compromete el vientre completo del músculo, con una separación de los extremos por retracción de éstos e interposición.

Se puede apreciar un hundimiento en la zona afectada que se denomina “signo del hachazo”. El tratamiento de estas es quirúrgico.


Respuesta
7 may 2021 · 12:32
Ernesto
Ernesto Cifuentes Merenea

Hola

Las lesiones según su gravedad se clasifican en:

  • Lesiones menores: ausencia de entrenamiento/competición durante 7 días o menores
  • Lesiones moderadas: ausencia del entrenamiento/competición a partir de 8 días y hasta 1 mes
  • Lesiones importantes: ausencia del entrenamiento/competición durante mas de 1 mes

Espero que sirva, abrazo