8 consejos prácticos para optimizar el rendimiento ciclista

8 consejos prácticos para optimizar el rendimiento ciclista

A continuación se presentaran algunos consejos prácticos que pueden ser útiles para entrenadores y deportistas en el entrenamiento y la competición de diversas modalidades ciclistas:

  1. No introducir cambios en suplementos, bebidas deportivas, estrategias nutricionales, ni tampoco en materiales o geometría de la bicicleta el día de la competencia. Probar todo en entrenamiento y en las condiciones más específicas posibles en términos de intensidad, temperatura, humedad, perfil del terreno, presión de las cubiertas, suspensión, etc.
  2. Determinar la ingesta de fluidos, carbohidratos, y sodio objetivo a utilizar en la competición. Una reserva extra de carbohidratos (e.g. en forma de geles) nunca está de más en competencias de más de 2,5 horas, donde quedarse sin alimentos puede afectar significativamente el ritmo de competición.
  3. Entrenar, en la medida de lo posible, a la misma hora, y bajo las mismas condiciones meteorológicas de la competencia principal.
  4. Recordar descansar antes de una carrera importante. De acuerdo a la respuesta de cada ciclista, y a sus tiempos de recuperación, se debe priorizar la misma, de modo de llegar en las condiciones óptimas a las competiciones importantes.
  5. Asistir a las competiciones, especialmente las de ciclismo de montaña que pueden llevarse a cabo en lugares alejados, con una reserva suficiente de agua, bebida deportiva, alimentos, materiales y herramientas que puedan ser necesarios, ropa suficiente, agua para lavarse, botiquín, etc., ya que en determinadas situaciones puede ser muy difícil conseguir estas cosas en el lugar de la carrera, y esto puede implicar pérdidas de tiempo, recursos y concentración.
  6. Idealmente asistir a las competiciones de ciclismo de ruta con un vehículo de apoyo, que cuente con ruedas, o directamente otra bicicleta, suficiente fluido, bebidas deportivas, diferentes alimentos dulces y salados, y con el espacio suficiente para que los ciclistas asistidos puedan abandonar la competición y subir al vehículo.
  7. En caso de tener que competir en sitios a los que haya que viajar muchos km, asistir con el mayor tiempo de anticipación posible, para recuperarse apropiadamente del viaje, adaptarse al lugar, los alimentos, etc. Si el viaje fuera un país extranjero se debería contemplar un tiempo todavía mayor de adaptación. Como regla general un día por cada uso horario que se modificó.
  8. Recordar que luego de una puesta a punto o tapering el cuerpo se encuentra en un punto límite, en este punto la diferencia entre el éxito y el fracaso puede estar en una semana. Por lo tanto, evitar enfriamientos, mal descanso o sueño, mala alimentación y exposición a patógenos en el período previo a las competiciones más importantes de la temporada.


AUTOR

Facundo Ahumada

COMPARTIR