Actitud Evitativa

Este estado actitudinal se caracteriza por niveles de energía muy bajos, el deportista no
encuentra un PARA QUÉ poner el máximo de su esfuerzo.

El deportista con este perfil se encuentra generalmente sin objetivos de rendimiento o con objetivos de resultado muy difíciles o imposibles de conseguir. Ejemplo de esto puede ser
aquellos equipos que al inicio de la temporada se proponen conseguir los primeros puestos o salir campeones y luego de transcurrir la mitad de la competencia se dan cuenta que su objetivo es inalcanzable, entonces “transitan” la escena deportiva sin poner el máximo de esfuerzo al servicio del cumplimiento de sus objetivos.

No se ven estimulados a crecer, no ven al entrenamiento como una nueva oportunidad de crecimiento sino como una pérdida de tiempo.

Estos estados traen aparejados severos conflictos con los entrenadores y en muchos casos con los propios compañeros del equipo.

Es posible la aparición de lesiones crónicas en deportistas con este perfil.

La máxima motivación del deportista transita porque finalice todo lo antes posible, su mirada está puesta en futuro fantaseado desaprovechando la situación presente.




COMPARTIR