Agotamiento Emocional

El deportista agotado emocionalmente pierde progresivamente la sensación de logro, su nivel de respuesta se deteriora significativamente. La sensación de "vacío" emocional marca la vida afectiva del deportista.

El deportista puede sentirse "quemado" o "vacío" por diferentes motivos personales y situacionales. Debido a ello, recomendamos siempre a los entrenadores planificar espacios y actividades relacionadas con la recarga de energía del deportista.

El deportista comienza a experimentar agotamiento cuando interrumpe sus contactos
sociales frecuentes, cuando experimenta mucho cansancio y la recuperación física es muy lenta, cuando las lesiones son recurrentes y la agresividad y la ira aparecen con mayor frecuencia que la habitual o en situaciones inapropiadas.

El tiempo libre y la posibilidad de elección suelen ser prescripciones clásicas ante la aparición de los primeros síntomas de agotamiento emocional.

COMPARTIR