Análisis de la Inhibición del Trapecio Utilizando una Técnica de Activación Muscular MAT

Analysis of Trapecio Inhibition with Muscle Activation Techniques

E. Blasco1, M. Sanchez1 y L. Berbel2

1Universidad Católica de Valencia. San Vicente Martir
2Neogym Center Valencia

Artículo publicado en el journal Revista de Entrenamiento Deportivo, Volumen 30, Número 1 del año .

Resumen

Objetivos: Estudiar (1) la activación del músculo Trapecio Superior mediante una técnica novedosa MAT, y (2) su correlación con una técnica científicamente validada, la Escala de Borg. Diseño: Tres meses de estudio prospectivo utilizando la técnica MAT para la testación del trapecio superior. Participantes: La muestra del estudio fueron 26 participantes voluntarios. Protocolo: Se utilizó un test de respuesta neuropropioceptiva de ambos trapecios junto a la escala de percepción del esfuerzo (Escala de Borg). Resultados: Los resultados demuestran que aquellos trapecios con testación positiva se correlacionan con una mayor percepción del esfuerzo.

Palabras clave: Trapecio, Escala de Borg, Técnicas Musculares, MAT

Abstract

Aim: Study (1) activation of the upper trapezius muscle using a novel technique MAT, and (2) its correlation with a scientifically validated technique, Borg Scale. Design: Three months prospective study using the technique for roasting MAT upper trapezius. Subjects: The study sample were 26 volunteer participants. Protocol: A test of both trapezius neuropropioceptiv aresponse by the scale of perceived exertion (Borg scale) was used. Results: The results show that those trapezoids roasting correlate positively with higher perceived exertion.

Keywords: Trapezius, BorgScale, Muscular Technique, MAT

INTRODUCCIÓN

El trapecio, se localiza en la parte posterior del tórax (Kapandji, 2006), teniendo su origen en el hueso occipital (línea nucal superior y protuberancia occipital externa) y también mediante el ligamento nucal en las apófisis espinosas de todas las vértebras cervicales (SchÜnke, Schulte, Schumacher, Voll, y Wesker, 2010). Este músculo pertenece a la articulación acromio-clavicular (ACJ), la cual corresponde al segundo grupo del complejo articular del hombro, según cita Kapandji (2006), junto con la escapulo-torácica y esternoclavicular. La ACJ, es una articulación sinovial distal entre la clavícula y el acromion, con una estabilidad que se debe a los ligamentos coracoide y trapezoide (Reid, Polson, y Johnson, 2012).

Dicha musculatura se divide  a su vez en tres porciones, que son el haz superior, haz medio y haz inferior. La porción superior se relaciona con las fibras descendentes (Kapandji, 2006), poseen su inserción abarcando la clavícula, escápula y el acromion (Reid et al., 2012). El nervio que las inerva es el craneal, también conocido como el nervio accesorio (SchÜnke et al., 2010).

En cuanto a su funcionalidad, posee un rol motor en la cintura escapular, sumándose al mismo el romboides, elevador de la escápula, serrato anterior, pectoral menor y subclavio (Kapandji, 2006). Siendo este haz, concretamente, el que nos permite inclinar la cabeza hacia el mismo lado y rotarla hacia el lado contralateral, además de bascular la escápula en sentido oblicuo hacia arriba y hacia fuera (SchÜnke et al., 2010). No obstante, cuando las tres porciones actúan al mismo tiempo, desplazan el omóplato hacia dentro y atrás, y lo giran hacia arriba unos 20º favoreciendo la abducción. Aunque en este sentido cobran mayor importancia cuando el cuerpo soporta grandes cargas e impide que el brazo se caiga y que la escápula se separe con respecto al pecho (Kapandji, 2006).

Existen diferentes técnicas que se utilizan para medir la activación de la musculatura esquelética, entre ellas se destaca la electromiografía, las terapias manuales etc. Incluso en este sentido, en la actualidad están surgiendo nuevas corrientes innovadoras, como las técnicas de activación muscular (MAT), en la actualidad tan solo existe un estudio que ha validado la técnica (Blasco, Roser, y Bernabe, 2015). Estas técnicas se basan en la identificación y tratamiento de los desequilibrios musculares con el objetivo de optimizar el sistema muscular, ya que es el punto donde se encuentra la vulnerabilidad de esta técnica.

Lo que determina realmente a estas técnicas es que se percibe la tensión muscular como el síntoma de un problema, siendo la debilidad la causa de ello. Ésta tensión aparece en otros músculos con el fin de proteger a una articulación cuando la musculatura que la controla está inhibida, es decir, no trabaja de manera adecuada, proporcionándole inestabilidad. De ahí, que en vez de tratar dicha tensión, entendida como el mecanismo de protección o solución del Sistema Nervioso a una debilidad, traten a esta última intentando localizarla y eliminarla pues es la que crea la disfunción muscular.

Dicha debilidad o inhibición muscular, se puede deber a que existe una incorrecta comunicación entre el cerebro y el músculo, dando lugar a que éste sea incapaz de contraerse como toca cuando se le somete a stress o a una resistencia a la articulación que controla, perdiendo eficacia. Esto ocurre sobre todo cuando el músculo está en acortamiento contribuyendo a la inestabilidad de la articulación y mecanismo de protección que anteriormente se explicó.

Por tanto, las técnicas de activación muscular (MAT), diseñadas por el estadounidense Greg Roskopf, son un sistema diseñado para evaluar y tratar desequilibrios musculares que busca restablecer las capacidades contráctiles de la musculatura. MAT ofrece una nueva perspectiva con respecto a las terapias convencionales, centradas en la tensión como factor principal del dolor o enfermedad. En contraposición MAT entiende la tensión y el dolor muscular como un síntoma, no como la causa del problema o la patología.
En lugar de tratar la tensión, MAT intenta localizar la causa de la debilidad o inhibición muscular. Al corregir la debilidad, el cuerpo gana estabilidad, lo que provoca una relajación de la musculatura tensa en muchos casos, ya que esta no tiene que proteger la articulación donde antes existía esta inestabilidad. Así pues a través de las técnicas MAT se pretende activar la musculatura que no funciona de manera correcta, para poder así producir un reajuste neuromuscular propioceptivo para que se envíen las señales sensoriales aferentes correctas al SNC.

MATERIAL Y METODOS

Protocolo de actuación:

Previamente a la medición, se les informó a todos los participantes del procedimiento a seguir, no obstante, el mismo día de la citación la explicación fue mucho más extensa.
Antes de iniciar las mediciones se les pasó un consentimiento informado Una vez firmado se procedió a recoger los datos personales relevantes del sujeto. Posteriormente se comenzó el test de respuesta neuropropioceptiva. Al finalizarlo, en vistas de conocer cuál ha sido su percepción del esfuerzo se utilizó como la Escala de Borg (Borg, 1982).

Muestra

Se ha contado con la participación de 26 participantes (23,13 ± 3,4 años), siendo 16 mujeres y 10 hombres. En este sentido, de toda la muestra dos fueron zurdos y el resto diestros. La muestra se seleccionó de forma aleatoria en base a su disponibilidad e interés de colaboración y no se usó ningún tipo de criterio de inclusión.

Material

En primer lugar, se ha usado la camilla para facilitar el trabajo a la persona que realiza el test sin dañar su ergonomía. Por otro lado, también se ha hecho uso de la Escala de Borg, con el objetivo de conocer que percepción del esfuerzo tiene el sujeto, objeto de nuestro estudio (Borg, 1982). Esta escala da criterios para ajustar la intensidad del ejercicio.

Por último, el test de respuesta neuropropioceptiva, llevado a cabo por un profesional cualificado en activación muscular, con la intención de garantizar exactitud y fiabilidad en los resultados. Como este ha sido el principal instrumento, se pasa a desarrollar:

La fuerza aplicada por el activador es de 10 kg aproximadamente. Esta fuerza es aplicada de manera inmediata, y el sujeto deberá soportarla, durante dos segundos. Estos test se realizan en posición de acortamiento y focalizando al máximo la línea de acción de fuerza del músculo. La clave de estos test, y que los diferencia de cualquier test analítico, es la posición en que se realizan (acortamiento de la musculatura) y el timing (de manera inmediata). Si el test es positivo, significa que el músculo testeado falla, lo que querrá decir que el sujeto ha sido incapaz de soportar esta fuerza. A continuación se pasa a explicar los pasos seguidos para el test utilizado de la evaluación del trapecio con más detalles.

En primer lugar, se coloca a la persona en una camilla en posición tendido supino, a continuación se le sitúa el brazo en una abducción estandarizada de 120º, con el objetivo de acortar el trapecio superior.

Posteriormente a este posicionamiento, se hace una rotación interna de hombro para tratar de aislar a otros músculos abductores que puedan colaborar con la porción superior del trapecio durante el test, es decir, con el fin de evitar posibles compensaciones.

Una vez el sujeto ya esta posicionado, el profesional le aplica una fuerza inmediata aproximada de 10 Kg en una dirección descendente aproximando el brazo a la cadera. Es en este momento cuando el sujeto ha de resistir dicha fuerza impidiendo el desplazamiento del brazo durante al menos 2 segundos. Si el profesional consigue desplazar el segmento corporal del participante, el resultado sería positivo asociándolo a una respuesta neuropropioceptiva ineficaz, a diferencia de cuando el individuo sí es capaz de resistir donde esta respuesta sería entendida como eficaz.

Por otro lado, el motivo por el cual el test se realiza en acortamiento muscular es porque propioceptivamente hablando, es cuando el músculo está más perjudicado. Cuando un músculo está en posición de alargamiento, ocurre lo mismo con las fibras intrafusales que se encuentran en el interior del huso neuromuscular contribuyendo a que este mecanorreceptor envíe señal al sistema nervioso, sin que exista pérdida de información. Sin embargo, cuando el músculo está acortado, el huso neuromuscular también se acorta disminuyendo así la descarga de aferentes sensoriales, provocando que sí se pierda información. Esto ocurre porque sólo están estimuladas las motoneuronas alfa, por tanto, para que esta descarga sea mayor cuando el músculo está acortado se necesita también de la estimulación de las motoneuronas gamma, ya que estas se encargan de contraer los extremos contráctiles de las fibras intrafusales dando lugar al estiramiento de la zona central de las mismas, con lo que si dicha zona se encuentra estirada se consigue un aumento en la descarga de aferencias sensoriales hacia la médula, para que esta en base a lo que recibe envíe posteriormente las señales eferentes de forma más eficiente.

ANALISIS DE RESULTADOS

Dada la particularidad de la muestra, y el número limitado de participantes, se realizó la prueba de Kolmogorov-Smirnov para determinar la distribución normal de la muestra. Todas las variables analizadas presentan una distribución normal, por lo que se van a usar análisis paramétricos. A continuación se va a proceder a analizar las frecuencias y los descriptivos de las variables estudiadas, así como correlaciones de Pearson entre las diferentes variables analizadas. Todos los análisis se han desarrollado con el paquete estadístico SPSS versión 22 (IMB, Somers, NY, USA) para Windows.

RESULTADOS

En primer lugar se ha de señalar que de los 52 trapecios superiores testeados 26 han dado positivo en el test, siendo 14 localizados en el hemisferio derecho del cuerpo mientras que los 12 restantes pertenecen al hemisferio izquierdo. Estos 26 trapecios superiores que han dado positivo corresponden al 50% de la muestra que se ha testado, pero si contabilizamos las personas a las que al menos les falla un trapecio superior el porcentaje aumenta a un 76,9%, tal y como se puede observar en la tabla de los valores de la muestra.

Tabla 1. Datos del estudio.

Nota: Positivo = respuesta neuropropioceptiva ineficaz. Negativo = respuesta neuropropioceptiva eficaz. T.S.D. = Trapecio superior derecho. T.S.I. = Trapecio superior izquierdo. P.E.T.D. = Percepción del esfuerzo  trapecio superior derecho (0-10). P.E.T.I. = Percepción del esfuerzo trapecio superior izquierdo (0-10).

Respecto a la escala de percepción del esfuerzo de Borg, al testar el trapecio derecho el promedio de la muestra es de 5,88 +1,2, y en el trapecio izquierdo de 5,61 +0,8 de forma general. Si se tiene en cuenta únicamente los sujetos que han dado positivo en el test el valor es de 9,07 + 1,5 en el trapecio derecho y de 8,15 + 1,12 en el trapecio izquierdo, mostrando en ambos valores elevados.
Respecto a las correlaciones obtenidas, se muestran correlaciones significativas entre los trapecios con testación positiva y la escala de Borg, tal y como se muestra en la tabla 2.Estos resultados muestran que a mayor inhibición del trapecio, mayor percepción del esfuerzo perciben los sujetos de la muestra.

Table 2. Correlación de la Escala de Borg con la inhibición del Trapecio Superior.

DISCUSION

Como se ha explicado anteriormente, las técnicas MAT son novedosas, así pues carecen de bibliografía que las abalen por el momento (Blasco et al., 2015). Por ello, en este trabajo, nos hemos respaldado en una escala de percepción del esfuerzo validada científicamente (Borg, 1982) y utilizada en numerosos artículos (Borg y Kaijser, 2006; Pfeiffer, Pivanik, Womack, Reeves, y Malina, 2002; Chen, Fan, y Moe, 2002).

Lo primero a tener en cuenta en los resultados obtenidos, es el alto porcentaje de testación positiva del trapecio superior, este resultado puede indicar que el funcionamiento de la musculatura superior del trapecio es inadecuado en muchos casos, por lo que urge pensar en una solución de manera que se consiga reducir el porcentaje, ya que esta situación puede ser una posible desencadenante de lesiones o patologías. A su vez, esto limitaría en gran medida a las personas afectadas en la realización de tareas domésticas, práctica deportiva y actividades laborales entre otras, teniendo como consecuencia la disminución en la calidad de vida de dichos entes. Además, las visitas médicas aumentarían lo que daría lugar a un mayor gasto sanitario.

Otra de las observaciones que se puede pensar en función de los resultados descritos se muestra, es que aquellos sujetos con una respuesta neuropropioceptiva ineficaz han tenido una percepción del esfuerzo más elevada que el colectivo de sujetos a los que el test ha resultado negativo. Con ello, se podría llegar a pensar que dicho grupo con resultados negativos, al realizar menos fuerza son los que deberían fallar en el test, no obstante, como el funcionamiento muscular en estos casos es el apropiado, se demuestra que a estos no les hace falta hacer tanta fuerza ya que con poco esfuerzo son capaces de resistir a los 10 kg aproximados que se aplican en el estudio.

La mayoría de los participantes que se encuentran en el grupo de testación positiva, a pesar de no poseer una patología diagnosticada a nivel de hombro, han llevado a cabo el test con dolor solo con la mera posición del brazo. Esto es otra de las pistas que nos ha dado hace pensar que algún tejido blando no está realizando su función en condiciones normales dado que el hecho de realizar una abducción y rotación interna de hombro les ha costado, cuando el complejo articular del hombro está diseñado para realizar los movimientos articulares anteriormente mencionados. De hecho, también se demuestra como aquellos sujetos que si tienen alguna lesión a nivel de dicha articulación fallan en el test, es decir, posiblemente la patología sea una causa que les merme la función normal de la porción superior del trapecio (Kapandji, 2006).

De los trece de los trapecios superiores derechos que dan positivo en el test, corresponden a personas con una lateralidad diestra, y dos casos en los que el sujeto posee una respuesta neuropropioceptiva ineficaz en el trapecio izquierdo, coincide con que la lateralidad es zurda. Esto me hace pensar que el hecho de que falle el trapecio superior correspondiente a la lateralidad del sujeto, puede deberse a que los entes normalmente utilizan en mayor medida el segmento corporal que para ellos es el hábil, haciendo del mismo un mal uso o sobre uso, lo que con el paso del tiempo puede contribuir la inhibición paulatina de la musculatura dando lugar al funcionamiento anormal del mismo y provocando consecuencias adversas sobre la salud del individuo.

CONCLUSION

La activación muscular, es una técnica fiable independientemente de no estar considerada científicamente ya que tan solo existe una publicación que la abale en la actualidad, no obstante tras este estudio creemos que se demuestra que la base teórica de esta técnica se basa en la fisiología muscular, biomecánica y anatomía, las cuales sí poseen estatus científico.

Referencias

1. Blasco, E., Bernabe, R., yBerbel, L. (2015). Multifidus in spinal stability: analysis of inhibition with muscle activation techniques. J Novel PhysiotherPhysRehabil, 2(2): 118.

2. Borg, G. (1982). Psychophysical bases of perceived. J.Med.Sci.SportsExercise, 14(5): 377-381.

3. Borg, E., yKaijser, L. (2006). A comparison between three rating scales for perceived exertion and two different work tests. Scandinavian journal of medicine & science in sports, 16 (1), 57-69.

4. Kapandji, A. I. (2006). Fisiología articular: esquemas comentados de mecánica humana. Madrid: Médica Panamericana.

5. Pfeiffer, K. A., Pivarnik, J. M., Womack, C. J., Reeves, M. J., yMalina, R. M. (2002). Reliability and validity of the Borg and OMNI rating of perceived exertion scales in adolescent girls. Medicine and science in sports and exercise, 34(12), 2057-2061.

6. Reid, D., Polson, K., y Johnson, L. (2012). Acromioclavicular joint separations grades I-III. Sports medicine, 42(8), 681-696.

7. Schünke, M., Schulte, E., Schumacher, U., yWesker, K. (2006). Prometheus: Panamericana.

Cita en Rev Entren Deport

E. Blasco, M. Sanchez y L. Berbel (2016). Análisis de la Inhibición del Trapecio Utilizando una Técnica de Activación Muscular MAT. Rev Entren Deport. 30 (1).
https://g-se.com/analisis-de-la-inhibicion-del-trapecio-utilizando-una-tecnica-de-activacion-muscular-mat-2078-sa-m57cfb27277ee1

COMPARTIR