Análisis electromiográfico de los músculos abdominales durante las maniobras de bracing y hollowing abdominal entre seis posiciones diferentes

Análisis electromiográfico de los músculos abdominales durante las maniobras de bracing y hollowing abdominal entre seis posiciones diferentes

Los músculos abdominales son requeridos para aumentar la estabilidad de la columna lumbar. Por ejemplo, todos los músculos abdominales, el transverso del abdomen (TrA), el oblicuo interno (IO), el oblicuo externo (EO) y el recto del abdomen (RA), muestran una alta actividad durante el movimiento dinámico y cuando se aplica una gran fuerza externa sobre el cuerpo durante los deportes. Se ha sugerido que una mayor actividad de todos los músculos abdominales contribuye a la mejora del rendimiento (Kibler 2006, Willardson 2007) y a la prevención de lesiones de la columna lumbar (Stanton 2008).

Como ejercicio para mejorar la actividad de todos los músculos abdominales, el bracing abdominal, recomendado por McGill (2007), se utiliza en los programas de acondicionamiento físico (Hibbs 2008). Se informa que la realización de los bracing abdominales aumenta la rigidez de la columna (Vera-García 2005) y la fuerza muscular (Tayashiki 2016). Tayashiki y cols. (2016) indicaron que la intervención del bracing abdominal durante 8 semanas aumentó la extensión isométrica del tronco y la fuerza de extensión de la cadera y la potencia máxima de levantamiento. Sin embargo, hay dos métodos de bracing abdominal: activar los músculos abdominales al máximo sin ahuecar la parte inferior del abdomen y empujar la cintura (activar los músculos abdominales mientras se 'infla' la parte inferior del abdomen) (Maeo 2013). Koh y cols. informaron que la intervención del bracing abdominal mediante el método de 'activar los músculos abdominales mientras se infla al máximo la parte inferior del abdomen' durante seis semanas aumentaba las áreas transversales del OI, OE y RA bilaterales (Koh 2014). Sin embargo, en el estudio de Koh y cols., también se realizaron los ejercicios de plancha y de plancha lateral además del bracing abdominal. Por lo tanto, es cuestionable si el bracing abdominal por este método contribuyó al aumento en las áreas transversales del OI, OE y RA.

El bracing abdominal de este método se utilizó no sólo en el estudio anterior (Koh 2014), sino que también se ha utilizado en el entrenamiento del fitness atlético. El objetivo de este método es inducir una alta actividad de todos los músculos abdominales debido a la contracción excéntrica, y tiene la ventaja de que 'inflar' la parte inferior del abdomen haciéndolo más fácil para visualizar la ejecución adecuada del ejercicio. Aunque este método de bracing abdominal mientras se infla la parte inferior del abdomen se usa ampliamente en el entrenamiento de fitness atlético, aún no se han medido las actividades electromiográficas (EMG) de los músculos abdominales que se utilizan con este método.

Otro método para mejorar la actividad de todos los músculos abdominales es el hollowing abdominal que 'activa los músculos abdominales mientras desinfla al máximo la parte inferior del abdomen'. El estudio previo de Tayashiki y cols. (2016), que seleccionó el método de 'activar los músculos abdominales al máximo sin ahuecar la parte inferior del abdomen' durante el bracing abdominal, indicó que la actividad del IO, EO y RA fue mayor durante el bracing abdominal que durante el hollowing abdominal. Sin embargo, no está claro si el bracing abdominal mientras se infla la parte inferior del abdomen muestra una mayor actividad de todos los músculos abdominales que el hollowing abdominal. Examinar esto es importante para establecer evidencia para el método utilizado en el estudio anterior (Koh 2014) y en el entrenamiento del fitness atlético.

Recientemente, Koji Kaneoka de la Waseda University (Japón) llevó a cabo un estudio al respecto donde el propósito fue investigar la actividad EMG del TrA, IO, EO y RA durante el bracing abdominal mediante el método de 'activar los músculos abdominales mientras se infla la parte inferior del abdomen' utilizado en el estudio anterior (Koh 2014) y el entrenamiento del fitness atlético. Para este propósito, comparó la actividad EMG de todos los músculos abdominales entre el bracing abdominal y el hollowing abdominal (activando los músculos abdominales mientras se desinfla la parte inferior del abdomen) entre seis posiciones diferentes, como estar de pie, sentado erguido y cuatro posiciones recostadas.

Se debe prestar atención no sólo a una comparación de la actividad EMG entre el bracing y el hollowing abdominal, sino también a una comparación entre las diferentes posiciones. Por ejemplo, en deportes como la natación puede ser necesaria una gran actividad de todos los músculos abdominales en posición reclinada. Además, los bracings y los hollowings abdominales se utilizan no sólo en el entrenamiento del fitness atlético, sino también en la terapia de ejercicios para pacientes con dolor lumbar. Para los pacientes con dolor lumbar que no pueden pararse y sentarse, es necesario determinar si la realización de bracing y hollowing abdominal en posición de decúbito induce una alta actividad en todos los músculos abdominales. Aunque los ejercicios de bracing y hollowing abdominal se realizan en varias posiciones, como de pie, sentado erguido y decúbito, no está claro qué posiciones muestran una alta actividad en todos los músculos abdominales.

En este estudio participaron trece hombres sanos (edad: 22±2 años). Se registró la electromiografía del transverso del abdomen (TrA), oblicuo interno (OI), oblicuo externo (OE) y recto del abdomen (RA) utilizando un cable fino intramuscular y electrodos de superficie. Los participantes realizaron el bracing y el hollowing abdominal durante 5 segundos en seis posiciones diferentes. Los datos electromiográficos durante los ensayos se calcularon como un porcentaje de la contracción isométrica voluntaria máxima (% MVIC). Se utilizó un ANOVA de dos vías para comparar el %MVIC de cada músculo del tronco entre el bracing abdominal y el hollowing abdominal entre las seis posiciones diferentes.

En la electromiografía del TrA, no hubo diferencia entre el bracing y el hollowing abdominal. Por otro lado, las actividades durante el hollowing abdominal fueron significativamente más altas que las realizadas durante el bracing abdominal en el OI y OE (p <0.05). En el RA, las actividades durante el bracing abdominal fueron significativamente más altas que durante el hollowing abdominal (p <0.05).

En conclusión, este estudio examinó la actividad EMG del TrA, OI, OE y RA durante el bracing abdominal y el hollowing abdominal entre seis posiciones diferentes. La actividad del TrA fue mayor en la posición de pie que en las posiciones superiores en decúbito prono y de costado. Las actividades del OI y EO fueron más altas durante el hollowing abdominal que durante el bracing abdominal. Además, el RA mostró una mayor actividad durante el bracing abdominal que durante el hollowing abdominal. No se recomienda el bracing abdominal bajo el método de inflar la parte inferior del abdomen para una alta actividad del OI y OE.

SHARE