Biomecánica básica deportiva: sistemas de equilibrio

Biomecánica básica deportiva: sistemas de equilibrio

A continuación presentamos parte del material que estaremos presentando en el curso de Entrenador en Deportes de Resistencia Nivel Inicial que da inicio en los próximos días, específicamente de la asignatura Biomecánica de los deportes de Endurance. Esperamos que dicha entrada despierte vuestro interés y sean parte de esta nueva capacitación presentada por el IEWG.


SISTEMAS DE EQUILIBRIO

Podemos definir el equilibrio como el estado de un cuerpo cuando las fuerzas que se producen sobre el mismo se compensan recíprocamente. Entonces, para que un sistema se encuentre en equilibrio la sumatoria de los momentos de fuerza que afectan al sistema debe ser igual a cero.

Existen tres situaciones de equilibrio:

1. Estable: cuando al cuerpo o sistema se le aplica una fuerza que lo desequilibra, y tras un breve periodo de tiempo recupera el estado inicial.

2. Inestable: cuando se aplica una fuerza desequilibradora y no recupera su posición inicial.

3. Indiferente: cuando al aplicarle una fuerza al sistema se mantiene en todo momento en situación de equilibrio estable.

Para que un cuerpo cambie su estado de reposo o de movimiento, se debe aplicar una fuerza. En función de donde se aplique dicha fuerza, podemos diferenciar entre concéntrica y excéntrica. La fuerza concéntrica resulta ser la que se aplica sobre el centro de gravedad, y da lugar a un movimiento de traslación rectilíneo. La fuerza excéntrica no se aplica sobre el centro de gravedad y da lugar a un movimiento de traslación y de rotación.

Las fuerzas que actúan sobre un cuerpo, a su vez, pueden ser dividas en:

  • Fuerzas internas: las ejercidas por el cuerpo o sistema (ej.: contracción muscular).
  • Fuerzas externas: las que actúan sobre el cuerpo o sistema (ej.: fuerza de gravedad).

Siguiendo los conceptos de la mecánica clásica, el cuerpo humano se comporta de acuerdo a los principios establecidos por las leyes de Newton:

Primera ley de Newton: “Todo cuerpo seguirá en su estado de movimiento o reposo si no hay una fuerza que actúe sobre él”.

Segunda ley de Newton: Las aceleraciones producidas a un cuerpo son directamente proporcionales con las fuerzas aplicadas sobre el mismo e inversamente proporcional a su masa”.

Tercera ley de Newton:Cuando un cuerpo ejerce una fuerza sobre otro, el segundo ofrece una fuerza a igual magnitud y de sentido contrario”.

Autor

Mg. Franco E. Cragnulini

Profit Lab

COMPARTIR