Check your motion: la dorsiflexión de tobillo

Esta entrada tiene una características algo distintas y especiales.

La hacemos en honor y agradecimiento al Dr. Pedro J. Marín Cabezuelo y, por extensión, al Dr. Marzo Edir Da Silva Grigoletto.

El Dr. Marín, profesor en la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid, es sin duda uno de los mejores investigadores y docentes de nuestro país (España) y posiblemente también a nivel internacional, especialmente en el área del entrenamiento mediante vibraciones (WBV).

Sus amplios conocimientos en biomecánica y entrenamiento han hecho que le lleven a diseñar distintos sistemas para la valoración funcional del movimiento.

En este caso queremos agradecer desde aquí, el hecho de esta intensa y laboriosa tarea de investigar y desarrollar herramientas para facilitar la labor de los profesionales del ejercicio y por otro, el gran detalle que ha tenido con el IICEFS y en este caso con su Director, Juan Ramón Heredia, al obsequiarle con uno de los primeros ejemplares personalizado (en España solo profesionales y compañeros como Héctor García, Iván Gonzalo o el Dr. Zarzuela también han empezado a trabajar con él).


Muchísimas gracias por ello, es todo un honor y esperamos poder obtener datos y avanzar en esta interesante línea de trabajo.

Este material estará pronto disponible para todos los profesionales.

Respecto a la dorsiflexión (adjuntamos un interesante vídeo de utilización del sistema “leg motion”) el sistema viene a mejorar esta valoración, frente a otras bastante utilizadas (obviamente con sus limitaciones) como el “Lunge test”, donde colocando la pierna del evaluado adelantada a una distancia aproximada de un pie respecto a la otra pierna, éste trata de acercar la rodilla a la pared sin levantar la región calcánea del suelo, midiendo la distancia máxima obtenida (los valores normativos para establecer un ROM reducido es una distancia inferior a 10 cm o un ángulo inferior a 35º entre la tibia y la vertical), siendo necesario comparar la extremidad contralateral. Algún estudio ha relacionando el “Lunge test” con la medición mediante inclinómetro digital y con goniómetro (1).

La limitación en la dorsiflexión parece poder relacionarse con ciertas patologías (aunque dicha relación no resulta evidente si es causa o efecto de alguna de esta patologías). Esta movilidad resulta determinante a este nivel en el entrenamiento de sujetos que deban utilizar sus extremidades inferiores en actividades de desplazamiento global (2,3,4,5,6).



Bibliografía

1. Konor M, Morton MS, Eckerson JM, Grindstaff (2012). Reliability of three measures of ankle dorsiflexion range of motion. The International Journal of Sports Physical Therapy. 7 (3), 279

2. Macrum E, Bell DR, Bolling M, Lewek M, Padua D. (2012). Effect of Limiting Ankle-Dorsiflexion Range of Motion on Lower Extremity Kinematics and Muscle-Activation Patterns During a Squat. Journal of Sport Rehabilitation. 21, 144-150

3. Backmann LJ, Danielson P (2011). Low Range of Ankle Dorsiflexion Predisposes for Patellar Tendinopathy in Junior Elite Basketball Players: A 1-Year Prospective Study. The American journal of Sports Medicine. PMID: 21917610

4. Fong CM, Blackburn JT, Norcross MF, McGrath M, Padua DA (2011). Ankle-Dorsiflexion Range of Motion and Landing Biomechanics. Journal of Athletic Training. 46 (1), 5-10

5. Whitting KW, Steele JR, McGhee DE, Munro BJ (2011). Dorsiflexion capacity affects achilles tendon loading during drop landings. Medicine & Science in Sports & Exercise. 43 (4), 706-13

6. Malliaras P, Cook JL, Kent P (2006). Reduced ankle dorsiflexion range may increase the risk of patellar tendon injury among volleyball players. Journal of Science of Medicine in Sports. 9( 4), 304-9

COMPARTIR