Pregunta
18 may 2021 · 11:56

¿Cómo se aplica la VIFT obtenida del test IFT 30-15 en deportes de prestación intermitente?

VIFT
IFT3015
Intermitente
Respuesta
18 may 2021 · 11:52
Sebastián
Mg. Sebastián Del Rosso
Biología del Ejercicio

Como Velocidad de Referencia para Individualizar Entrenamientos Intervalados de Alta Intensidad que Incluyan Cambios de Dirección (Buchheit, 2008).

Debido a que la VIFT está simultáneamente relacionada con la función aeróbica máxima, la capacidad anaeróbica (o al menos la porción de la AVR utilizada), las cualidades neuromusculares y de COD, y la capacidad de recuperación inter-esfuerzo; reproduce y valora las capacidades físicas que son solicitadas durante el entrenamiento interválico de alta intensidad que incluya COD. Por lo tanto la VIFT es una velocidad compuesta, que incluye todas las variables fisiológicas solicitadas al realizar carreras intermitentes con cambio de dirección. Por lo tanto, el 30-15IFT es altamente específico, no del deporte, sino para la programación de sesiones de entrenamiento en deportes intermitentes. En este sentido, es importante señalar que la velocidad obtenida durante tests continuos en línea recta (e.g., VL-B) es adecuada para programar carreras continuas submáximas en línea recta (e.g., 20 min al 80-85% de la VL-B).

Los Porcentajes de la VIFT se Utilizan para Programar Sesiones de Entrenamiento Interválico. Como se mencionó previamente, la VIFT es 2-5 km•h-1 mayor que las velocidades alcanzadas al final de otros tests de campo continuos; y por lo tanto, es necesario ajustar loa porcentajes de la VIFT utilizados para la programación de sesiones de entrenamiento (i.e., menores porcentajes). Si bien las carreras intermitentes de alta intensidad se llevan a cabo por encima de la vVO2máx (i.e., 110-120% para 15’’-15’’ con recuperación pasiva), la VIFT constituye el límite superior para estos ejercicios (i.e., 100%, excepto para secuencias de sprints máximos). Por lo tanto, dependiendo de las diversas combinaciones entre intensidad y duración del ejercicio y los períodos de recuperación, la modalidad de ejercicio (e.g., carreras con y sin cambios de dirección, superficie de contacto) y la duración de las series, los entrenamientos pueden incluir intensidades que se encuentran en el rango del 85-100% de la VIFT (Tabla 5).

Para Evaluar la Aptitud Física General de los Jugadores a lo Largo de la Temporada.

Nuevamente, debido a que la VIFT refleja simultáneamente la función aeróbica máxima, la capacidad anaeróbica (o al menos la proporción de la AVR utilizada), las cualidades neuromusculares y de COD y la capacidad de recuperación inter-esfuerzo; el seguimiento de los cambios en el rendimiento del 30-15IFT a lo largo de la temporada puede utilizarse para monitorear el nivel de aptitud física específica del deporte de un equipo. La desventaja de este enfoque es que utilizar solamente el 30-15IFT no permite aislar las diferentes cualidades físicas; como podría hacerse con una batería de tests (lo que se denomina realizar el perfil de un atleta). La ventaja es que un único test es suficiente para obtener una imagen general. En este sentido, hemos observado que en jugadores de hándbol profesionales, la VIFT se incrementó significativamente entre el comienzo de la fase preparatoria y el comienzo de la fase competitiva, sin observar alteraciones durante la temporada competitiva. En estudios más controlados llevados a cabo con jugadores de básquetbol jóvenes, la VIFT mostró mejoras del 5% (Buchheit et al., 2009b) al 9% (Buchheit et al., 2008) en 6-10 semanas de entrenamiento intermitente de alta intensidad (¡obviamente con individualización de las distancias de carrera en base a la VIFT!). Incluso se han observado mejoras del 6% luego de un entrenamiento en base a juegos (i.e., juegos en espacios reducidos (Buchheit et al., 2009b)) y del 5% luego de sprints repetidos cortos (Buchheit et al., 2009b) y largos (Buchheit et al., 2010). Sin embargo, es importante señalar que todos estos estudios fueron realizados durante la temporada competitiva, por lo cual pueden existir otros factores que también hayan contribuido a los cambios observados en la VIFT (e.g., sesiones de entrenamiento de hándbol, sesiones de entrenamiento de fuerza, partidos competitivos).

Para Mejorar el Perfil de un Jugador en Combinación con los Resultados Obtenidos con Tests Adicionales.

Aislar la capacidad de recuperación inter-esfuerzo. La comparación de la VIFT con la velocidad obtenida en la versión continua modificada del 30-15IFT (i.e., realización del protocolo original pero sin los períodos de recuperación), permite aislar la capacidad de recuperación inter-esfuerzo. Simplemente, a mayor diferencia entre velocidades, mayor la capacidad de recuperación. Se ha observado que la diferencia media en la velocidad en jugadores de deportes de conjunto moderadamente entrenados fue de + 3.6 ± 0.8 km•h-1. Posteriormente estimamos que una diferencia mayor a 4 km•h-1 (20%) podría ser un buen indicador (i.e., magnitud del efecto al menos “grande” en base a la escala de Cohen) de una buena capacidad de recuperación inter-esfuerzo. A la inversa, una diferencia de velocidad menor a 3 km•h-1 (15%) podría reflejar una pobre capacidad de recuperación.

Aislar la capacidad de COD. Al comparar la VIFT con la velocidad alcanzada en la versión modificada del 30- 15IFT en línea recta (i.e., realización del protocolo original pero en una pista de atletismo y sin cambios de dirección), permite aislar la capacidad de COD. En este sentido, cuanto menor es la diferencia entre las dos velocidades, mayor es la capacidad de COD. Se ha observado que la diferencia media en la velocidad en jugadores de deportes de conjunto moderadamente entrenados fue de – 2.0 ± 1.2 km•h-1. A partir de esto hemos estimado que los jugadores que exhiben una diferencia de velocidad mayor a 3 km•h-1 (15%) pueden presentar una pobre capacidad de COD (i.e., mucho peor que el promedio). A la inversa una diferencia menor a 1 km•h-1 (6%) podría ser indicativa de una buena capacidad de COD.

VIFT

Valoración de la capacidad de resistencia intermitente. El resultado del 30-15IFT completado hasta el agotamiento con carreras intermitentes a diferentes porcentajes de la VIFT puede ser utilizado para valorar la capacidad de resistencia intermitente específica. La confiablidad de dichos ejercicios es buena (15%, resultados no publicados). Como se ha mostrado previamente para ejercicios submáximos continuos la pendiente de la relación intensidad vs. tiempo hasta el agotamiento (con transformación logarítmica para hacer la relación linear) provee un índice denominado “Índice de Resistencia Intermitente (IEI)” (IEI: a mayor pendiente peor resistencia). Así como la VIFT refleja el límite de intensidad para ejercicios intermitentes de alta intensidad, el IEI indica la capacidad de un individuo para sostener esfuerzos intermitentes submáximos a máximos durante un juego, y puede ser utilizado para optimizar e individualizar la duración de las series de entrenamiento interválico. Por ejemplo, en lugar de que todos los jugadores realicen carreras intermitentes durante 8 minutos, aquellos que exhiben un mejor IEI (o mayores tiempos hasta el agotamiento a un porcentaje dado de la VIFT), podrían correr por 10-12 min; mientras que aquellos que poseen un menor IEI (o menor tiempo hasta el agotamiento) podrían correr solo 5-6 min. Otra forma práctica de individualizar las series es utilizar el 70% del tiempo hasta el agotamiento a una intensidad dada (i.e., para un jugador con un tiempo hasta el agotamiento de 10 min podemos proponer 2 series de 7 min; observaciones empíricas). Por último, el tiempo hasta el agotamiento y de IEI han mostrado ser herramientas sensibles para monitorear el estatus de aptitud física de los jugadores; debido a que tanto el tiempo hasta el agotamiento como el IEI mejoraron luego de un período de entrenamiento que incluyó juegos en espacios reducidos en jugadores de hándbol jóvenes.