Cuerpos cetónicos: ¿Combustible o engaño?

Cuerpos cetónicos: ¿Combustible o engaño?

Traducimos esta nota de parte del famoso investigador Asker Jeukendrup sobre un tópico de reciente interés en la nutrición deportiva específica en aquellos eventos de larga duración. Les dejamos aquí el enlace al blog original: http://www.mysportscience.com/single-post/2016/05/...

16 de mayo de 2016

AskerJeukendrup

Los cuerpos cetónicos beta-hidroxibutirato y acetoacetato se producen en el cuerpo como subproducto del metabolismo de las grasas. Los cuerpos cetónicos se forman en el cuerpo principalmente cuando hay un exceso de ácidos grasos disponibles. Recientemente las cetonas han recibido mucha atención en los diferentes medios. Se ha informado que los ciclistas profesionales utilizan frecuentemente suplementos de cuerpos cetónicos. ¿Hemos encontrado un nuevo sustrato mágico (combustible) para los músculos o es todo un invento?

Los cuerpos cetónicos como combustible

La existencia de los cuerpos cetónicosse conoce desde hace mucho tiempo y su papel fue descripto hace más de 50 años en extensos estudios. Los cuerpos cetónicos pueden servir como un sustrato energético importante en ciertas condiciones, y pueden cambiar el uso de nuestras reservas corporales de carbohidratos y de grasas. Las estrategias dietéticas para aumentar las concentraciones sanguíneas de cuerpos cetónicos requieren una dieta rica en grasas y extremadamente baja en carbohidratos (dietas cetogénicas). Sin embargo, la reducción de la disponibilidad de carbohidratos puede perjudicar el rendimiento porque los carbohidratosson una fuente de combustible clave para el ejercicio de alta intensidad.

Los cuerpos cetónicos son combustibles en situaciones de inanición

Se sabe que las cetonas son principalmente utilizadas como sustrato para el cerebro durante períodos prolongados de inanición. El cerebro normalmente funciona con glucosa como único combustible. Durante la inanición la glucosa no está disponible y por lo tanto el cerebro desarrolla la capacidad de utilizar un combustible alternativo: las cetonas. Generalmente se ha considerado que esta es la función principal de los cuerpos cetónicos y dado que la inanición es muy poco común en el mundo occidental, no se les ha prestado demasiada atención. Sin embargo, ya en la década de 1960 se observó que las cetonas son fácilmente utilizadas por los músculos.

La entrega de carbohidratos durante el ejercicio es limitada

Se ha demostrado que la ingesta de carbohidratos durante el ejercicio prolongado mejora el rendimiento físico y hay indicios de que otros combustibles exógenos (ingeridos) pueden ser beneficiosos.

Sin embargo, se ha demostrado que los carbohidratos presentes en bebidas, geles o alimentos sólidos sólo pueden ingresar al músculo a una velocidad de 1 g/min. Este es el equivalente a 240 kcal/h, lo que no representa una gran cantidad considerando que los ciclistas pueden gastar hasta 1000 kcal/h durante varias horas. ¿Existenotros combustibles además de los carbohidratos que pueden ser ingeridos y que permitan la entrega de energía a los músculos?

¿Son las cetonas la solución?

Las cetonas, al menos en teoría, podrían representar un combustible alternativo o adicional. Se han utilizado sales de cetonas, pero esto requiere la ingesta de grandes cantidades de sodio o potasio lo que causa todo tipo de problemas (problemas de estómago, problemas de absorción). En la Universidad de Oxford en el Reino Unido bajo la dirección del experto profesor Kieran Clarke, se desarrolló un éster de cetona que evitaría algunos de estos problemas.

Por lo tanto, en teoría, podemos proporcionar un combustible que aporte energía adicional y sea rápidamente utilizado por el músculo, y este método no requiere que los atletas sigan una dieta cetogénica. Los atletas podían comer carbohidratos y todavía agregar cetonas, una situación de ganar-ganar.

Inconvenientes

Hay una serie de desventajas, los ésteres de cetona recientemente desarrollados son extremadamente caros (según se informa unas 2000£ o 3000$ por litro). Otro inconveniente que presentan es su sabor. Por lo tanto, en realidad se utilizan dosis bajas del éster de cetona para evitar el malsabor (amargo) y el elevado costo.

Con estas pequeñas cantidades de combustible añadido, la pregunta que se plantea es si vale la pena la adición de unos pocos gramos o unas pocas calorías por hora ya que es poco probable que obtengamos alguna diferencia en absoluto.

MCT y cuerpos cetónicos

Esta idea tampoco es tan nueva. En 1992, comencé mi doctorado con el objetivo de encontrar un combustible adicional a la glucosa. Las cetonas integraban la lista, pero el mecanismo de entrega era ligeramente diferente. Se utilizaron triglicéridos de cadena media de rápida absorción,que se convierten en cuerpos cetónicos. Los MCT son fácilmente utilizados por los músculos (una porción significativa es convertida en cetonas en primer lugar). Sin embargo, el factor limitante principal fue cuánto MCT podríamos dar a los atletas. Cuando los atletas ingerían más de 30 gramos de MCT, podían correr rápidamente……al baño. Esteles provocaba un trastorno gastrointestinal significativo.

Cuando se aportaban pequeñas cantidades equivalentes a 30 gramos o menos, no se observaban efectos sobre el metabolismo o el rendimiento. Sospecho que ocurre exactamente lo mismo con los ésteres de cetonas. A menos que podamos administrar cantidades significativas, los efectos serán insignificantes. Los suplementos de cetonas suelen contener 10 gramos de cuerpos cetónicos por porción, con un máximo de 3 cápsulas (3 x 10 gramos) por día.

Aunque algunos estudios han comenzado a estudiar los efectos de la suplementación con cuerpos cetónicos durante el ejercicio, en la actualidad no hay evidencia de que los cuerpos cetónicos tengan efectos significativos en el rendimiento.

Resumen

• Los cuerpos cetónicos son un buen combustible para los músculos

• En la actualidad los cuerpos cetónicos se comercializan como suplementos y frecuentemente los productos contienen advertencias serias.

• La mayoría de los suplementos contienen cantidades muy pequeñas, las cantidades más grandes no son muy bien toleradas

• Se han desarrollado ésteres cetónicos que se pueden suministrar en cantidades mayores con menos problemas, pero estos son extremadamente caros.

• Por lo tanto, la tolerancia, el sabor olos costos limitarán la ingesta y el consumo de suplementos de cuerpos cetónicos

• No hay suficiente evidencia para recomendar suplementos de cuerpos cetónicos a los atletas.

Refrencias:

Ketone Bodies and Exercise Performance: The Next Magic Bullet or Merely Hype? Philippe J. M. Pinckaers, Tyler A. Churchward-Venne, David Bailey, Luc J. C. van Loon

COMPARTIR