De triatleta amateur a la élite: ​Primera parte

De triatleta amateur a la élite: ​Primera parte

El siguiente blog es la primera de dos partes donde exponemos el esfuerzo y el nivel fisiológico necesario que requiere ser triatleta de máximo nivel competitivo.


¿Cómo puede un triatleta de nivel normal convertirse en un triatleta de élite? Con esfuerzo, con mucho esfuerzo. Todos conocemos la teoría de las 10.000 horas para alcanzar la excelencia deportiva que propuso Malcolm Gladwell. Se queda corta. Hacen falta seguramente más de 10.000 horas de buen entrenamiento, elegir a tus padres (“Choose your parents wisely, Bertrand Russell”), crear el entorno adecuado (familia, amigos, lugar de nacimiento…), tener ciertos rasgos que definen a una persona con éxito (motivación, confianza, gestión de la presión, sacrificio, etc.) y seguramente algunas cosas más, como un poco de suerte y conocer a las personas adecuadas.

En definitiva, no es fácil. No todo el mundo podría (aunque quisiera con todas sus fuerzas) ser un triatleta de élite. Ni entrenando 40 horas/semana! Y aunque hay gente muy entrenada que crea que esforzándose un poco más podría entrar en ese “olimpo” de deportistas elegidos, la realidad es que cuanto más cerca de la élite nos encontramos, más cuesta llegar a ella. La mejor analogía que se me ocurre para explicarlo es lo que teóricamente sucede cuando un objeto se acerca al borde de un agujero negro: el tiempo se distorsiona y fluye más y más lentamente. Lo mismo sucede con el rendimiento, cuanto más y más cerca se está del máximo, más cuesta llegar a él.

Datos! Por ver la diferencia actual que puede separar un triatleta amateur (Top provincial) de un triatleta de nivel internacional en modalidad de triatlón olímpico, veamos la siguiente tabla:



En ella se muestran los resultados del primer clasificado en tres competiciones de diferente nivel: autonómico, nacional e internacional (continental y mundial). Haciendo referencia lo que veníamos hablando, fíjense en la última columna, la de la velocidad total en km/h, y en las diferencias que hay entre todos los niveles (recuerden que partimos del nivel autonómico y son tiempos siempre del primer clasificado):



Como pueden ver, la diferencia entre el nivel autonómico y el nacional es de 0.8 km/h, mientras el salto que hay que dar entre el nivel nacional-europeo y europeo-internacional es de 1.2 y 1.1 km/h respectivamente. Es decir, un triatleta amateur (nivel autonómico) que quiera progresar hasta la élite mundial no solo va a tener que mejorar unos 3.3 km/h en total, sino que el “salto” o progreso necesario en la velocidad media para pasar a categorías superiores es más alto que en las inferiores.

Por supuesto esta comparación es limitada, en el sentido de que los datos están tomados de competiciones diferentes (clima, recorrido, participantes…) y todos sabemos cómo afectan todas estas variables al resultado final. Aun así, son un reflejo de las evidencias encontradas en publicaciones científicas.

Hagamos un repaso a algunos de los datos fisiológicos, arrojados por publicaciones en revistas científicas de prestigio, sobre triatletas amateur y/o triatletas de nivel élite.

VO2max

Existen informes sobre el consumo máximo de oxígeno de triatletas, de la selección española en este caso, en los que el valor medio (hombres) es de 78.2 mlkgmin (cicloergómetro) 1. Algunos de estos triatletas compiten a nivel internacional y los valores están en consonancia con los datos propuestos para deportistas de resistencia élite 2. Por el contrario, datos propios de campo, obtenidos de deportistas recreativos (competiciones a nivel regional) con el mismo tipo de valoración, muestran como el VO2max de este tipo de triatletas es mucho menor, situándose en un rango de 50-60 mlkgmin.

....


Y hasta aquí la primera parte de este blog. La próxima semana, continuaremos con el análisis en profundidad las características fisiológicas necesarias para competir al máximo nivel y propondremos algunos tipos y formas de entrenamiento que el triatleta moderno debe plantearse realizar.


AUTOR

Carlos Sanchis

www.umbralanaerobico.es


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Díaz V, Lozano A, Zapico AG. Efecto del ciclismo sobre el rendimiento de la carrera en triatletas jóvenes. Apunts Educación física …. 2009.

2. Joyner MJ, Coyle EF. Endurance exercise performance: the physiology of champions. The Journal of Physiology. 2008;586(1):35-44. doi:10.1113/jphysiol.2007.143834.

COMPARTIR