Debate: ¿Qué tipo de dieta debo elegir?

Debate: ¿Qué tipo de dieta debo elegir?

El objetivo de esta breve entrada sobre el artículo de comparación de dietas y programas para la pérdida de peso disponibles en el mercado, no es otra que la entender las necesidades reales del profesional y de las personas que realizan estas dietas. Queremos saber vuestra opinión acerca del tema. Sacar un debate, pequeño o grande dependiendo de vuestro interés, porque es la única forma de conocer las dudas o problemas que se nos plantean en el día a día.

Cómo ya sabemos, cada año salen a escena nuevos métodos, libros, recomendaciones dietéticas, técnicas innovadoras para la pérdida de peso, y sobre todo mucha información que a veces es difícil de asimilar. Estos programas de pérdida de peso representan miles de millones dentro de la industria denominada “salud”. Y lo ponemos entre comillas, porque desde Centro PRONAF entendemos que es un tema, algunos lo llaman “mercado” que está muy dañado, y que en el fondo la gente, y los verdaderos profesionales del ámbito, están hartos/as de tanto producto milagro, tanta dieta del momento, o de que la venta de productos fantásticos, ya sean deportivos, como psicológicos sea de manera continuada y no dejen de bombardearnos la cabeza.

Los programas de pérdida de peso basados en métodos, experiencias personales, o productos revolucionarios, vienen acompañados normalmente por un gran marketing (neuromarketing) afirmando que su producto es el verdadero para conseguir definitivamente tu objetivo o tu sueño.

Realmente, algo estamos haciendo mal (todos) cuando este mensaje está calando más en la sociedad que el de un trabajo basado en las evidencias y en la gestión adecuada del problema. Nos debatimos constantemente sobre temas de composición de la dieta, tipos de entrenamiento, planteamientos conductuales (psicologógicos) o incluso sobre quien debe hacer, plantear o dirigir el programa de pérdida de peso. En esta entrada, le toca el turno a la nutrición ¿qué tipo de dieta es más eficiente? ¿la composición de la misma debe ser inferior en carbohidratos, en grasas o deben ir acompañadas con intervenciones de estilo de vida?. ¿Nos debemos preocupar tanto por estos temas?

Este meta análisis intentan establecer cuál de las dietas conocidas, son las más efectivas para las personas que quieran perder peso. Interesante ¿verdad? Se abre el debate, y no va a dejar indiferente a nadie. Queremos saber vuestra opinión personal, tanto la del profesional como la de las personas que reciben estas famosas dietas. Es la única manera de entender la simbiosis que existe entre ambos, de sacar conclusiones, de entender las necesidades reales de la sociedad, sus frustraciones, sus logros o los cambios que tenemos que realizar para mejorar REALMENTE la salud. Por eso os pedimos que compartáis y que aportéis vuestras ideas, dudas y demás. Una entrada al blog que está viva y de la que se puede aprender mucho. Vamos allá!!!

Existen diferentes explicaciones fisiológicas y biológicas respecto a como afectan estas dietas en la composición corporal. De hecho, se habla mucho en estos momento de la microbiótica, de la producción de alimentos, de la genética o de los procesos biológicos por los que una dieta es mejor que otra. Pero es curioso que recientes revisiones de la literatura científica sugieren que la mayoría de ellas son igualmente eficaces, un mensaje muy diferente de lo que público o la sociedad escucha en los anuncios o en las declaraciones de los expertos.

Bradley C. Johnston y sus colaboradores nos ayudan a sacar un debate interesante para todos. Ellos realizaron un meta análisis donde buscaron información en seis bases de datos buscando los resultados más concluyentes de los programas para la pérdida de peso. En el artículo original (lo podéis descargar en la biblioteca de Centro PRONAF) podemos ver los criterios de inclusión y exclusión para su estudio. De ahí sacaron e identificaron, nada más y nada menos, que 20835 abstract o títulos relacionados con lo que pretendían describir. Después de hacer un filtro más exhaustivo entre el equipo de trabajo, se quedaron en 889 resultados interesantes. Finalmente describieron las características de 59 artículos de interés. Los estudios seleccionados fueron los siguientes:

Los resultados que podemos observar es que estudiaron a 7286 personas entre todos los estudios seleccionados, que la media de edad fue de 45 ±9 años, un peso medio de 94±15 kilos, una media de IMC de 33±4 kg/m2. El tiempo medio de la intervención o del programa fue de 24 semanas aproximadamente. Las dietas más comunes eran la Atkins, Weight Wacthers, la dieta de la zona, Biggest loser, Jenny Craig, Nutrisystem y Volumetrics. Los datos muestran que las dietas bajas en carbohidratos tenían una media de pérdida de peso de 8,73 kg ± 7-10kg aproximadamente y las dietas bajas en grasas tenían efectos parecidos con 8 kilos ±6-9kg. Que la diferencia entre las dietas bajas en carbohidratos o baja en grasas es pequeña, y se asocia a una pérdida de 8 kilos aproximadamente, variando ligeramente y dependiendo del foco que le demos a nivel conductual, deportivo o de cambio de hábitos (LEARN). En varias ocasiones nos explican que da igual el nombre de la dieta o su formato. A la hora de perder peso, todas cumplen con su objetivo siempre y cuando se cumplan con las recomendaciones. Ahora bien, la pregunta sería ¿Son todas igual de sanas?

El equipo de trabajo del PhD Bradley C. Johnston explica que la dieta ideal es la que se adapte mejor a la persona, ya que se toleran de manera diferente, y lo importante es que la persona se adhiera a ella. ¿Durante cuanto tiempo? Parece que todas estas dietas a largo plazo fallan, y en breve saldrán artículos que muestran que entre los 3 y los 5 años el 100% vuelve a coger el peso en el que se encontraban. La pregunta obvia es ¿Dónde estamos fallando?. Ya tenemos otro tema de discusión y debate.

Por otro lado, sólo 5 de los trabajos seleccionados en este trabajo informaron de los efectos adversos de sus dietas. Para nosotros es curioso este punto, aunque entendemos que vender lo negativo es algo de locos, ¿verdad? . Pues empecemos a cambiar el chip, seamos críticos y empecemos a saber lo negativo para cambiarlo y modificarlo.

Este artículo también tiene cosas negativas, también tiene limitaciones y sesgos, por eso nuestra recomendación es descargarlo, leerlo, sacar conclusiones y exponerlo en el blog para que todos tengamos varias opiniones respecto al tema y sea más dinámico. Sabemos que dependiendo de los intereses de cada empresa o de cada persona puedes leer una u otra cosa, y nuestro interés desde Centro PRONAF es manteneros informados y actualizados, entender vuestras necesidades y a partir de ahí trabajar para ofrecer el mejor servicio para vuestra salud.

Nuestra opinión sobre este tema, sobre nuestra forma de trabajo, sobre las herramientas que utilizamos para gestionar la salud de las personas o como gestionamos y actualizamos desde Centro PRONAF la psicología, el entrenamiento, la nutrición y las evaluaciones de la persona. Al igual que los proyectos futuros y otros cosas muy interesantes, la daremos en el I Foro de actualización en unos meses. Ya tenemos ganas de compartirlo con todos, ha sido mucho trabajo para ofreceros algo que marque la diferencia, por eso es importante conocer vuestras opiniones e intereses. Sois los verdaderamente importantes.

LEARN Health Is Possible

Centro PRONAF

COMPARTIR