Deterioro muscular, funcionalidad y edad.

Deterioro muscular, funcionalidad y edad.


En la comprensión de los fenómenos relacionados con el deterioro neuromuscular y la pérdida de funcionalidad se relacionan, muy directamente, con las bases biológicas de la fuerza máxima (PMF) y la RFD (aplicación de fuerza por unidad de tiempo).

La pérdida de masa muscular y fuerza parecen estar, en gran parte, vinculados a una denervación y atrofia de fibras musculares. Se produciría, por ejemplo y por resaltar algunos de estos acontecimientos, pérdida de neuronal en algunos lugares del SNC (corteza motora, núcleo subcortical, cerebelo e hipocampo, así como a nivel de cordón espinal y asta ventral de la médula), etc. Aunque el proceso de denervación durante el envejecimiento todavía no está totalmente definido y aclarado, es mucho lo que se conoce al respecto al del mismo, como por ejemplo el papel otorgado a ciertas citoquinas con efectos neurotróficos, cuyos niveles a nivel de SNP tiende a disminuir con el paso del tiempo.

Esta pérdida acelerada de funcionalidad a nivel de unidades motoras parece afecta en mayor medida respecto a las fibras musculares del miembro inferior.

También estudios a nivel celular y biomolecular, muestran una reducción en la contractilidad del complejo actina-miosina en personas mayores, que podría ser en parte explicado por la pequeña masa muscular y composición de la proteína contráctil muscular, isoformas MHC y MLC, así como cierta reducción en la actividad enzimática, etc.

De igual forma también la capacidad de regeneración de la fibra muscular, dependiente de un pool no identificado de células miogénicas (células satélites), pueden tener un papel importante y ser un papel regulador del tamaño fibrilar, presentando las personas mayores una disminución de las mismas de forma específica y dominante a nivel dibras tipo II, siendo por tanto el área muscular de las fibras por mionúcleo algo menor. La capacidad de activación a nivel de células satélite podría estar ligeramente dificultada en ancianos, pero podría mejorar con un adecuado entrenamiento neuromuscular.

También en este declive progresivo de las propiedades regenerativas del tejido celular, parece relevante el papel de la existencia de una disminución de la síntesis proteica, lo que también es un factor importante a considerar en la disminución de la capacidad de regeneración a nivel de la proteína contráctil muscular y por tanto, contribuyendo a la pérdida de masa y función muscular en las personas mayores.

Animamos a profundizar en estas y otras relevantes cuestiones relacionadas con el deterioro neuromuscular asociado a la edad y a la necesidad de la utilización frecuente de estímulos neuromusculares apropiados (dosis) que podrían ser fundamentales para afrontar estos procesos y se tornan claves en el potencial papel del ejercicio físico para la mejora de la salud, funcionalidad y calidad de vida.

Artículo disponible: Nilwik R, Snijders T, Leenders M, Groen BBL, van Loon LJC (2013) The decline in skeletal muscle mass with aging is mainly attributed to a reduction in type II muscle fiber size. Experimental Gerontology 48 pg 492–498


Archivo adjunto: DESCARGAR

COMPARTIR