Disfunción endotelial

El endotelio se le llama a la membrana interna que recubre a todos los vasos sanguíneos. Esta membrana, en el humano, es la estructura inmunológica más grande de todo el organismo, pesa más que el hígado, mide aproximadamente 1500 m2 y es el órgano más importante en peso de la economía humana regulando el tránsito de 7200 litros diarios de sangre. En la actualidad se la reconoce como un verdadero órgano, autócrino, parácrino y endocrino, con la particularidad de producir y liberar al torrente sanguíneo distintas sustancias que mantienen en equilibrio, modulando el tono vascular, controlando las respuestas inflamatorias, la capacidad de reparar las lesiones locales, etc.

La presencia de uno o más factores de riesgo cardiovascular, actúa como verdaderas noxas sobre esta membrana, alterando su normal funcionamiento. A este proceso se lo conoce como: disfunción endotelial, paso desencadenante para la génesis de las enfermedades cardiovasculares. La disfunción endotelial se considera un marcador temprano de aterosclerosis, antes de las primeras evidencias angiográficas de la placa aterosclerótica, y puede estar presente desde la infancia, es ahí la importancia de la prevención a edades tempranas.

COMPARTIR