Efectos de diferentes separaciones de manos sobre el rendimiento de push-ups pliométricos

Efectos de diferentes separaciones de manos sobre el rendimiento de push-ups pliométricos
 

Recibe más contenidos como este en tu Whatsapp de inmediato y sin perder tiempo buscando.

Recibir sugerencias

La fuerza y la potencia de la parte superior del cuerpo (UB) son factores claves del rendimiento en una variedad de deportes como el baloncesto, el béisbol y el fútbol americano. Los deportistas que pueden expresar una mayor fuerza y potencia de la UB a través de una variedad de movimientos como lanzar, pasar, bloquear y taclear suelen tener más éxito durante la competencia (Hogarth 2013, Shim 2001, Thompson 2010). La potencia se puede definir como la capacidad de desarrollar fuerza en una distancia determinada dentro de un período de tiempo determinado. Por lo tanto, la capacidad de generar fuerzas elevadas a velocidades rápidas es el sello distintivo de un rendimiento de potencia superior y puede diferenciar a los atletas de los de élite, contribuyendo en última instancia al nivel de habilidad y al éxito general del equipo (Shim 2001). Por esta razón, el desarrollo de la fuerza y de la potencia de la UB es de sumo interés para los entrenadores que buscan maximizar el rendimiento de los atletas dentro y fuera del campo. Además, las pruebas de potencia de la UB pueden ser de interés para los entrenadores para determinar la efectividad de los programas de entrenamiento, cuantificar el desarrollo de la potencia de la UB, desarrollar perfiles de potencia de los atletas y proporcionar valores normativos para la potencia de la UB en grupos de deportistas (Hogarth 2013, Tompson 2010). Además, los cambios en la producción de la potencia de la UB pueden usarse como un medio para evaluar la fatiga y optimizar la recuperación en los deportistas (Hogarth 2013).

Aunque la potencia de la UB es un factor importante en el rendimiento deportivo, parece haber una investigación limitada que examine los métodos de prueba de potencia de la UB, como el push-up (flexiones de brazos) pliométrica (Koch 2012, Shim 2001). Hasta la fecha, la investigación relacionada con el desarrollo de la potencia muscular ha buscado explorar la eficacia de las medidas de rendimiento derivadas de la curva de fuerza-tiempo durante los ejercicios de potencia de la parte inferior del cuerpo, como el salto vertical (VJ) o el salto con contramovimiento (Hogarth 2013). Estos ejercicios se utilizan comúnmente para evaluar la potencia de la parte inferior del cuerpo de un individuo, mientras que la plataforma de fuerza se considera una herramienta eficaz y confiable para evaluar la potencia de la parte inferior del cuerpo (Castagna 2013, Chamari 2008, kons 2017, Marcovic 2014, Walsh 2006). Sin embargo, los entrenadores también requieren un medio válido y preciso para evaluar la potencia muscular de la UB del atleta. Teóricamente, el mismo enfoque utilizado en las pruebas del VJ podría permitir la estimación de la potencia de la UB a través de un movimiento de la UB como lo es el 'push-up' pliométrico. El push-up pliométrico es similar al salto VJ en que ambos ejercicios requieren la producción de la máxima potencia para superar los efectos de la gravedad sobre la masa del individuo (Wang 2017). Los investigadores han probado una variedad de métodos para evaluar la potencia de la UB, que incluyen el push-up pliométrico, el press de banco balístico y el lanzamiento de banco balístico (Clark 2008, Clemons 2010, Koch 2012, Vossen 2000, West 2013). Sin embargo, a pesar de la investigación existente sobre estos diversos métodos, aún no se ha establecido una prueba de potencia de la UB “estándar de oro” universalmente reconocida.

Debido a sus similitudes con el VJ en lo que respecta a la producción de potencia máxima contra la gravedad, el push-up pliométrico puede ser una evaluación confiable de la potencia de la UB (Hogarth 2013). Con este fin, una pequeña parte de la literatura ha investigado el push-up pliométrico como medio de evaluación de la potencia de la UB. Koch y cols. (2012) investigaron los patrones variables de la fuerza de reacción del suelo (GRF) en 4 diferentes push-ups pliométricos (flexiones con aplausos y 3 flexiones con caída desde cajón con diferentes alturas). Mientras tanto, Wang y cols. (2017) desarrollaron una ecuación predictiva para estimar 1 máxima repetición del press de banco a partir de medidas de rendimiento pliométrico de los push-ups. Hasta ahora, la literatura publicada ha permitido la auto-selección de la separación de las manos durante la realización de push-ups pliométricos, aunque en ejercicios similares como el push-up tradicional y el press de banco, se ha demostrado que la separación de las manos y el ancho del agarre, respectivamente, afectan la fuerza y la producción energética (Gottschall 2018, Lokckie 2017, Stastny 2017). Además, 2 investigaciones previas han encontrado asociaciones entre diferentes tipos de push-ups pliométricos y patrones de activación muscular (Freeman 2006, García-Masso 2011). Además, aunque se ha sugerido que el ancho de los hombros se mida y se use para estandarizar las evaluaciones de potencia de la UB, parece que ningún estudio reciente ha investigado los efectos de la separación de las manos específicamente en los resultados de rendimiento de push-ups pliométricos.

Recientemente, el Dr. Tunde K. Szivak del Merrimack College (EEUU), llevó a cabo un estudio junto a otros colaboradores, cuyo propósito de tal estudio fue investigar los efectos de la colocación de la separación de las manos sobre medidas de rendimiento de push-ups pliométricos (altura, fuerza máxima [pF], potencia máxima [pP], trabajo total y tasa de desarrollo de la potencia [RPD]). Los autores presumen que los resultados de fuerza y potencia variarían con los cambios en la separación de las manos. Según el conocimiento de estos autores, este puede ser el primer estudio que investiga los efectos de la colocación del ancho de las manos sobre el rendimiento de los push-ups pliométricas.

Diez sujetos masculinos (edad: 24.14±2.79 años, altura: 178.14±5.21 cm y masa corporal: 91.55±6.04 kg) realizaron 2 push-ups pliométricos al 120%, 150% y 170% del ancho biacromial de cada sujeto (6 push-ups) en un orden aleatorio. Los datos de altura (H), fuerza máxima (pF), potencia máxima (pP) y tasa de desarrollo de la potencia se recopilaron utilizando una plataforma de fuerza.

El análisis de varianzas de medidas repetidas unidireccionales no mostró diferencias significativas en las medidas de rendimiento en todas las separaciones de manos. Se realizó un análisis secundario utilizando un modelo de regresión lineal de efectos mixtos debido al pequeño tamaño de la muestra. El análisis de regresión mostró una diferencia significativa en la pF (p <0.05) entre 120% y 170% de separación de las manos. Los resultados del estudio sugieren que, aunque la producción de potencia de la parte superior del cuerpo (UB) parece ser similar en diferentes separaciones de las manos, el desarrollo de la fuerza (pF) de la UB puede verse afectado significativamente por la separación de las manos durante el push-up pliométrico.

Los resultados del estudio sugieren que la colocación del ancho de las manos puede afectar las medidas de rendimiento pliométrico y debe tenerse en cuenta si se utiliza un push-up pliométrico para evaluar la potencia de la UB de un individuo. Según el conocimiento de los autores, este es el primer estudio que investiga los efectos de la variación de la separación de las manos sobre el rendimiento de los push-ups pliométricos.

Aplicaciones prácticas

Los resultados de este estudio de investigación sugieren que durante la ejecución pliométrica de los push-ups, la pF se optimiza en la separación de manos más estrecho, aunque las variaciones en la separación de las manos no parecen afectar significativamente ni al RPD ni a pP. Por lo tanto, cuando se usa el push-up pliométrico para evaluar la potencia de la UB, los entrenadores deben permitir que los atletas seleccionen por sí mismos el ancho de separación de las manos según sus preferencias personales y comodidad para permitir el máximo rendimiento. Mientras tanto, si se realiza una prueba para determinar la pF, los entrenadores deben considerar usar el 120% del ancho biacromial del individuo para la colocación de las manos. Con respecto a las consideraciones de entrenamiento, los resultados de la presente investigación apoyan la noción de que es importante entrenar en una variedad de posiciones de la separación de las manos para optimizar la fuerza y la potencia de la UB.

Los entrenadores pueden considerar el ancho de la separación de las manos como otra variación potencial del entrenamiento para aumentar o disminuir la intensidad de la GRF para estimular la sobrecarga progresiva y desarrollar la potencia de la UB en las posiciones que mejor replican las demandas del deporte de un atleta

 

¿Te gustó este contenido? Recibe sugerencias de más y nuevos artículos en tu Whatsapp en el acto y con solo un clic.

Recibir sugerencias