Efectos del entrenamiento pliométrico unilateral versus bilateral sobre el rendimiento de la carrera de resistencia

Efectos del entrenamiento pliométrico unilateral versus bilateral sobre el rendimiento de la carrera de resistencia
 

Recibe más contenidos como este en tu Whatsapp de inmediato y sin perder tiempo buscando.

Recibir sugerencias

El rendimiento de la carrera de fondo depende de la compleja interacción de numerosos factores fisiológicos y biomecánicos. Los determinantes fisiológicos incluyen el consumo máximo de oxígeno (VO2máx), el umbral de lactato y la economía de carrera (RE). La RE es la tasa submáxima de consumo de oxígeno o el costo de energía de correr a una velocidad de carrera dada, con valores más bajos que indican una mejor RE. La RE puede variar hasta en un 30% en corredores de resistencia homogéneos con respecto al VO2máx. Aunque los factores aeróbicos sustentan en gran medida el rendimiento de resistencia, se sabe que las características biomecánicas influyen en la RE, que se puede mejorar con el entrenamiento pliométrico (Beattie 2017).

Distintos parámetros biomecánicos pueden afectar a la RE, incluida la longitud de la zancada, los ángulos articulares de las extremidades inferiores y los factores neuromusculares asociados con la rigidez mecánica del sistema musculotendinoso (Moore 2016). Las mejoras en este último se han asociado con el entrenamiento pliométrico (Saunders 2016). El entrenamiento pliométrico implica una contracción muscular excéntrica seguida inmediatamente por una contracción concéntrica para permitir que el músculo almacene y devuelva la energía elástica. Los estudios han demostrado un 4-8% de la RE mejorada después de 6-9 semanas de entrenamiento pliométrico estructurado que varía ampliamente en volúmenes e intensidades (Spurrs 2013) además de mejoras concomitantes de 2.6-5% en 3 km y 5 km de carreras contrarreloj (TT) (Pellegrino 2016) en corredores de resistencia entrenados.

Además, un aumento crónico de la excitación muscular de los extensores de las piernas debido al entrenamiento de la fuerza y el pliométrico se ha correlacionado moderadamente con aumentos en la velocidad de la carrera y disminuciones en el consumo de oxígeno a velocidades submáximas (Taipale 2013).

Sin embargo, hasta la fecha ninguna investigación ha comparado directamente el entrenamiento de fuerza y/o pliométrico unilateral (UPT) y bilateral (BPT) en una serie de variables de rendimiento de carrera, de fuerza, de potencia y de resistencia. Por lo tanto, recientemente Ian J. Greenwood y colegas de la University of Northampton (Reino Unido), llevaron a cabo un estudio al respecto cuyo objetivo fue comparar los efectos del UPT y del BPT sobre la RE, rendimiento de resistencia, máximo torque extensor de rodilla isométrico con contracción voluntaria (MVC) y altura del CMJ, en corredores entrenados de forma recreativa.

Es decir, se investigaron los efectos de una intervención de entrenamiento pliométrico unilateral versus bilateral de 11 semanas sobre el torque extensor de la rodilla con contracción voluntaria máxima isométrica (MVC), altura de salto con contramovimiento (CMJ), economía de carrera (RE) y rendimiento de tiempo de prueba de 3 km (TT). Veintisiete corredores de resistencia entrenados de forma recreativa (12 mujeres y 15 hombres) fueron asignados aleatoriamente a uno de los tres grupos: entrenamiento pliométrico unilateral (UPT; n = 9), entrenamiento pliométrico bilateral (BPT; n = 9) y control (CON; n = 9). Se midieron RE, VO2máx, TT de 3km en cinta rodante, MVC isométrica (bilateral y unilateral) y CMJ (bilateral y unilateral) antes y después de 11 semanas de entrenamiento (UPT y BPT; volumen equivalente, 20-40 minutos, 2-3 días/semana). Se utilizó un ANOVA de medidas repetidas bidireccional separado para evaluar las diferencias dentro y entre los grupos en RE, VO2máx, TT de 3 km, torque del extensor de rodilla MVC isométrico y CMJ.

Después de 11 semanas de entrenamiento pliométrico, hubo mejoras significativas en ambos grupos para la RE (UPT 5.6%; BPT 4.9%, p <0.01), rendimiento de TT de 3 km (UPT 2.4%; BPT 2.5%, p <0,01) y CMJ (UPT 12.5%; BPT 14.5%, p <0,01). Además, el torque del extensor de rodilla MVC isométrico mejoró en el grupo unilateral (14.0%, p <0.01).

No se detectaron diferencias significativas en el VO2máx ni en las medidas antropométricas (p >0.05). No se detectaron diferencias estadísticamente significativas entre las intervenciones de entrenamiento (p >0.05) en ninguna medida. Estos datos demuestran que UPT y BPT dan como resultado mejoras similares en la RE y en el rendimiento de carrera de TT de 3 km en corredores de distancia recreativos.

 

¿Te gustó este contenido? Recibe sugerencias de más y nuevos artículos en tu Whatsapp en el acto y con solo un clic.

Recibir sugerencias