0

El Español en el Periodismo Deportivo

Artículo publicado en el journal Revista de Educación Física, Volumen 29, Número 4 del año .

CONCLUSIONES

El periodismo deportivo no empobrece la lengua, ni los periodistas que ejercen su profesión en esta especialidad desatienden el idioma.

Esta es la principal conclusión del Seminario Internacional de Lengua y Periodismo que, organizado por la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) y la Fundación San Millán de la Cogolla, reunió los pasados días 10 y 11 de mayo a lingüistas y periodistas en el Monasterio de Yuso para debatir sobre el uso del español en el periodismo deportivo.

Hay que olvidarse de los tópicos de que el periodismo deportivo empobrece la lengua y de que los periodistas deportivos no prestan atención al idioma. El periodismo deportivo muestra su preocupación por el buen uso del idioma con la exaltación de la relación entre cultura y deporte y también mediante cuestiones de orientación, reflexión y formación especializada.

El rango alcanzado por el deporte en los medios ha aumentado, entre otras cosas, por su gran poder de atracción. La información ha dejado de estar regulada por la demanda y ha pasado a estar regida por la sobreoferta, y a la vez el periodista está ahora sujeto a un examen constante, a través de las redes sociales, en el que el lenguaje desempeña un papel muy relevante: el espectador tiene más herramientas que nunca para contrastar la información, también la lingüística.

Los peligros del periodismo deportivo son muy parecidos a los del periodismo general—rutina, abuso de términos comodines y frases hechas, expresiones vacías, estereotipos, extranjerismos...—, con el agravante de moverse en un territorio de emociones, subjetividad máxima, exaltación y grandilocuencia en el que proliferan las hipérboles, las metáforas forzadas, el amarillismo y la parcialidad.

La lucha por las audiencias a cualquier precio hace que se caiga a menudo en el lenguaje vulgar, que empobrece la labor de los redactores. La solución es no renunciar a los valores del periodismo, a su deontología (incluido el uso apropiado del idioma), para preservar la credibilidad. También pesan en la cuenta del «debe» el apremio del tiempo, que obliga a la improvisación, y la tendencia a dar por sabidos terminología y datos que el destinatario general no tiene por qué conocer.

Otro problema que se detecta en el periodismo deportivo es el sexismo informativo (más que lingüístico): por cada 24 horas dedicadas a deportes, solo 44 minutos se dedican al deporte femenino, y su tratamiento, a menudo muy distorsionado, contribuye a asentar prejuicios y estereotipos.

En contra de lo que se afirma con frecuencia, el lenguaje deportivo también enriquece la lengua. Es muy creativo. Aparte de ciertos tics petulantes (perder la verticalidad, especular con el balón...) e impropiedades léxicas, muchas de las cuales acaban arraigando en el lenguaje común (victoria pírrica por muy ajustada o hacer aguas por hacer agua), hay aportaciones interesantes en la gramática (usos transitivos específicos del lenguaje del fútbol de verbos como bailar, empatar o circular) o aportaciones léxicas (semifallo, autogol, trivote, jugón, tiquitaca...) que obligan a prestarle especial atención.

Se trata de un ámbito que genera más neologismos que otros y los incorpora al imaginario colectivo (resultado gafas, cerocerismo...; cruces léxicos, como villarato, batigol, Moudrid, picagate, mouchísimo...; juegos con las siglas: ¡Qué NBArbaridad!; utilización muy expresiva de prefijos y sufijos: puyolazo...). Puede considerarse una punta de lanza de innovaciones lingüísticas.

El hecho de que la mayor parte de la terminología deportiva se haya creado en otros idiomas enfrenta al lenguaje deportivo al problema de cómo lidiar con los extranjerismos.

Por lo general, cuando un deporte se populariza, el lenguaje reacciona y empieza a traducir sin esfuerzo, pero, como ocurre en otros ámbitos, entre los especialistas suele haber reticencia a los términos en español y algunos periodistas usan a veces extranjerismos para demostrar que «conocen» la terminología.

Se trata de buscar el equilibrio entre lo que es difícil de adaptar al español y lo que hemos sido capaces de transformar, y de reflexionar sobre ello día a día, noticia a noticia, porque los usos cambian.

El tiempo normaliza, transforma y asienta la terminología (caen en desuso, por ejemplo, formas como órsay, réferi, córner, linier, forward...), pero la diversificación de los medios dificultan las versiones únicas en español, por lo que sería conveniente apurar los plazos en busca de esa unificación.

El procedimiento de integración de los extranjerismos (calcos [semánticos y léxicos], silabación natural, economía de expresión [elipsis, truncamientos], trasvase de palabras patrimoniales...) no tiene el mismo ritmo en todos los campos: de las casi 400 modalidades deportivas, solo se informa con regularidad de una novena parte.

Aunque el ámbito deportivo ha dejado de ser una isla idiomática con poco contacto con la lengua común gracias a la popularización que han llevado a cabo los medios, el lenguaje del deporte es tan rico y diverso que resulta inabarcable para el periodismo.

Labores de estudio y sistematización como las llevadas a cabo por el Termcat, el Diccionario Espasa de términos deportivos o el Diccionario temático de los deportes, de Antonio Morales del Moral y Manuel Guzmán Ordóñez, sobre los que se trató en este seminario, se suman a un creciente número de glosarios, diccionarios y libros de estilo especializados, pero aún queda mucho trabajo por hacer en los diccionarios y en los libros de estilo generalistas.

Vídeos de las mesas redondas:

http://www.youtube.com/playlist?list=PLABC3FCFCBEB24966&feature=plcp

El seminario en tuits:

Primera mesa:
http://www.manualdeestilo.com/sin-seccion-asignada/la-importancia-del-lenguaje-periodistico-del-deporte/

Segunda mesa:
http://www.manualdeestilo.com/sin-seccion-asignada/el-miedo-al-espanol-extranjerismos-neologismos-etc/

Tercera mesa:
http://www.manualdeestilo.com/sin-seccion-asignada/terminologia-deportiva/

Referencias

Cita en Rev Edu Fís

(2013). El Español en el Periodismo Deportivo. Rev Edu Fís. 29 (4).
https://g-se.com/el-espanol-en-el-periodismo-deportivo-1671-sa-957cfb2723f7d7

COMPARTIR