El maratón de 2 horas y la milla de 4 minutos

Desde el IEWG presentamos la traducción de un polémico debate titulado "The 2-hour marathon and the 4-min mile" publicado en "The Science of Sport".


Por Ross Tucker.

En el último mes he participado en un acalorado debate sobre las posibilidades de que se pueda correr una maratón en menos de 2 horas dentro de cinco años. El problema no es si pasará algún día, porque sería un necio si afirmara con certeza que NUNCA pasará. La discusión es si puede pasar DENTRO DE CINCO AÑOS.

Eso surge porque la semana pasada se lanzó una campaña para completar una maratón en menos de 2 horas, con la premisa que "el equipo del proyecto cree que es posible alcanzar esta meta dentro de 5 años aplicando un enfoque científico especializado". Eso se explica con detalle en el sitio web, recientemente creado, de uno de los miembros del proyecto:

"El proyecto va a seleccionar corredores particulares que, posiblemente no han corrido una maratón actualmente, pero tienen las credenciales correspondientes de una distancia más corta. Entonces estos corredores serán expuestos a lo mejor que la medicina y la ciencia pueden ofrecerles en la actualidad. Tendrán respaldo médico, que abarcará desde la prevención hasta el tratamiento de lesiones, programas de entrenamiento con los mejores métodos de entrenamiento científicos para perfeccionar los programas actuales, trabajando directamente con los atletas o a través de sus entrenadores en los casos en que esto sea conveniente; supervisando el estado de entrenamiento para prevenir el sobre entrenamiento o el exceso de carreras, incorporando técnicas mejoradas de entrenamiento en altitud (hay otras estrategias además de simplemente vivir en condiciones de elevada altitud), monitoreando y mejorando la dieta durante el entrenamiento, y fundamentalmente, personalizando la nutrición durante la recuperación, en el período pre-competencia y durante las competencias. Los corredores, además, trabajarán con psicólogos deportivos y profesionales de la biomecánica y se les proporcionará una guía sobre el uso de ayudas nutricionales ergogénicas legales que tienen una base científica para el potencial beneficio"

La ciencia no tiene la suficiente influencia para prácticas “maduras”

En principio todo bien. Si usted es un entrenador de alto rendimiento, entonces la lista anterior describe lo que usted debería estar haciendo para optimizar el rendimiento. Usted ya lo sabía. Sin embargo, creo que esto no pasará en cinco años, porque tanto nosotros como los científicos queremos creer que nuestras intervenciones marcan una gran diferencia, ellos simplemente no ofrecen la potencialidad que están afirmando aquí. De hecho, el tipo de pensamiento anterior es lo que sobrevende y lesiona la aplicación de la ciencia por parte de los entrenadores del rendimiento.

En la primer lectura de lo mencionado anteriormente, creo que el concepto entero representa una percepción errónea de ciencia y medicina como "caballero blanco", porque en el enfoque previo queda implícito (táctica y operacionalmente lo que está fallando - siempre comenzando con pensamiento estratégico) que: a) las respuestas residen en algunos pocos sujetos seleccionados, y b) los corredores actuales están lejos de esos estándares ideales de esos pocos.

¿Cuan alejados del estándar deberían estar en este caso? Bien para llegar a 1:59:59 en 2019, debemos considerar una mejora de 2:57, o 2,4% en el record mundial actual, dentro de cinco años. Esto equivale a aplicar los conocimientos científicos para ayudar a Usain Bolt (o uno de sus compatriotas) a correr 9.35s, o hacer que David Rudisha o Nijel Amos bajen a 1:38.5. Estas mejoras simplemente no ocurrirán a menos que:

a) Surja una población completamente nueva o;

b) La aplicación sin restricción de tecnología que en este caso podría incluir el dopping. También puede incluir el diseño de calzado que incorpore amortiguaciones, ya sean activos o materiales que no pierdan energía elástica en el aterrizaje. Esto nos remontaría al escenario que presentó en 2008 Oscar Pistorius, cuando el IAAF creó una regla que prohibía tales dispositivos de asistencia. Un vacío legal que aún permanece abierto.

El interrogante sobre las perspectivas de una maratón en menos de 2 horas dentro de cinco años es si alguna de estas cosas es viable.

La milla en 4 min y lo que nos enseña

Aquí es donde se incorpora a la discusión la comparación con la milla en 4 min. Esto se ha ofrecido, de nuevo en el mismo sitio web que cité previamente, como apoyo a por qué los escépticos de este proyecto de menos de 2 horas (EN CINCO AÑOS) son como ovejas que creen ciegamente y no hacen un análisis (o aparentemente/supuestamente, conociendo la fisiología del maratón. Imaginense).

¿Como es el asunto sobre la milla en 4 min?. Usted probablemente conoce la historia, corría el año 1954 y el record mundial estaba estancado en 4:01.4. El mundo observaba las carreras para ver quién podía ser el primero en romper esta barrera mítica de cuatro minutos. En Australia, John Landy toma la delantera y corre a 3 segundos de la barrera no menos de 6 veces en un período de 18 meses. Se transforma en el chico del poster por la imposibilidad de lograr la milla en 4 min, algo que el confirma cuando dice: "La milla en cuatro minutos es una pared y no lo intentaré de nuevo."

¡Entonces un estudiante de medicina, Roger Bannister, toma la pista en Oxford el 6 de mayo de 1954 y corre en 3:59.4. Traspasa la barrera, rompe la pared, y quien lo diría, seis semanas después, John Landy que falló seis veces, sale y corre en 3:58.0!

Sugiere, NO DEMUESTRA!!! que la barrera de la milla en 4 min era completamente mental o psicológica, y se necesitaba la fuerza mental de Bannister para mostrarle el camino a Landy. Desde entonces, el record ha disminuido a 3:43 y 1034 hombres lo han batido. ¿Demasiado para "imposible"…Cierto?

Por lo menos, es lo que usted ha escuchado y le han hecho creer. Y mientras que no tengo ninguna duda que los factores mentales tienen un papel SIGNIFICATIVO en el rendimiento y en nuestra aceptación de los límites (hay otros casos en la historia en los cuales al romperse una barrera se produce una avalancha relativa), hay un pequeño matiz en esta historia que usted podría haber considerado y agrega un cierto contexto a nuestra discusión sobre el tiempo inferior a dos horas.

Primero, Landy realizó sus 4:02s en pruebas contrarreloj efectivas. Estaba aislado y solo, y trabajando más duro de lo que habría trabajado con la ayuda de marcadores de paso o frente al incentivo de rivales. El tener otros corredores que marquen el paso o planteen desafíos puede tener un efecto muy pequeño, pero en su caso un 0,5% habría significado 1,5 segundos. Esto lo coloca en la cima. Bannister, por otro lado, usó dos Chrises, Brasher y Chataway, para establecer la carrera en su vuelta final, y ellos lo empujaron durante tres vueltas justo al pasar los 3:00. Ésa es una ventaja significativa.

Irónicamente, cuando Landy finalmente logró superar los 4 min con sus 3.58, no sólo había tenido un marcador de paso durante 600m (gracias a la insistencia de sus organizadores finlandeses), sino que tenía al mismísimo Chris Chataway como compañía, no como un marcador de paso si no como un competidor que lo empujó todo el trayecto hacia la meta.

Segundo, Landy eventualmente rompería los 4 min en el futuro corriendo en Turku, Finlandia, gracias a la ayuda de los atletas finlandeses que lo invitaron. De hecho, Landy había ido a Finlandia en abril de 1954, con la intención de entrenar y correr contra los mejores corredores de Finlandia, porque pensó que ellos podrían ser lo que él necesitaba para ir 2 segundos más rápido. Además, Finlandia le ofreció algo a Landy que no tenía en Australia, pistas con superficies de calidad, al menos en comparación con las de Australia.

Son importantísimas las diferencias que la superficie de la pista puede plantear. Los profesionales de la biomecánica estiman que las pistas sintéticas modernas representan/ahorran 1,5% en comparación con las pistas de ceniza/carbonilla en las que Bannister y Landy corrían (hay carbonillas mejores que otras, claro). Y por eso, como mi amigo David Esptein presentó tan elegantemente en TED, de los 1034 hombres que han roto la barrera de los 4 min para la milla desde 1954, sólo 530 se mantendrían si usted aplicara este "factor de corrección" que estima que las pistas sintéticas representan/ahorran aproximadamente 1,5% por vuelta en comparación con las pistas de carbonilla de 1950.

Significa que sólo 10 hombres por década se han unido al club desde que Bannister lo creó, y eso debe darle algún contexto a este argumento que "Cuatro minutos eran imposibles, y ahora es fácil".

El punto es que lo que nosotros observamos como grandes adelantos fisiológicos en los 60 años que pasaron desde la gran carrera de Bannister, está en parte o en la mayoría de los casos (50% del grupo desaparece) manejado por la tecnología.

Por lo tanto, para la discusión sobre la maratón en menos de 2 horas la pregunta es: ¿Qué tecnología va a permitir disminuir el tiempo 2,4% en cinco años; algún tipo de dopping? Recuerde que los 1,5s que Bannister necesitó en 1954 representaron una mejora de 0,6% del record mundial anterior. Hablar de una maratón en menos de 2 horas significa que usted cree que un 2,4% es posible gracias a la aplicación de la ciencia a una población que ya es madura (los Keniatas han estado corriendo tan rápido como han podido durante 20 años con grandes incentivos económicos). Cuando el record mundial de maratón alcance 2:00:40, entonces podemos empezar a discutir sobre sobre las pequeñas ganancias e influencias de la ciencia para disminuirlo.

Me temo que el tipo de ciencia que mencionamos simplemente no aportará este tipo de influencia a la práctica madura. Por otro lado, un nuevo calzado representa un cambio de juego, pero diría que afectaría los logros en las maratones en la misma manera en que la guerra por los trajes de baño afectó la natación en 2008.

Surgimiento y cultura, las motivaciones fundamentales que los científicos no tienen en cuenta.

El punto final, y quizá la razón más importante de por qué no funciona la comparación entre la maratón en menos de 2 horas y la milla en menos de 4 min es que en la actualidad estamos observando el resultado de la globalización en el deporte, algo que no existía en 1954.

Usted debe recordar, que el lapso de 9 años que transcurrió entre el record mundial de 4:01.4 (establecido por Hagg en 1945) y la carrera de Bannister en 1954 no fue simplemente porque la humanidad tenía un bloqueo mental contra correr por debajo de los 4 minutos. Se produjo una enorme guerra en los años cuarenta que se llevó a centenares de miles de hombres jóvenes, potenciales atletas, que podrían haber integrado el conjunto de candidatos a batir los records. Y, sin mencionar que las carreras en pista fueron apenas una preocupación durante casi una década mientras se producía la guerra y durante la reconstrucción posterior.

Claro que esto fue particularmente pertinente y perjudicial para Europa, por ello Bannister surgió a partir de una población relativamente pequeña de atletas elegidos para ocupar un lugar en la historia.

En la actualidad no podemos decir lo mismo. Desde 1990, en particular los hombres de Kenya (y más recientemente, también sus mujeres) han dominado los eventos de fondo realizados en pista y ruta. Con mi amigo Jordan Santos escribimos recientemente un trabajo sobre cuan desestabilizante ha sido su supremacía, en algunos años, el 80% de los mejores rendimientos en maratones provenían de una tribu en Kenya, llamada Kalenjin. Los 25 eran Kenyatas.

Pues bien, aquí tenemos que tener en cuenta un panorama muy amplio, la supremacía de Kenya es indiscutiblemente el resultado de muchos factores. Si usted dice altitud, o economía, o cultura, o dieta, o GENES, usted sólo tendrá parte de razón. La interacción de todos estos factores ha creado una tormenta perfecta para producir los mejores corredores en una porción muy pequeña de la población mundial. Esto es algo sobre lo cual yo también he escrito en el pasado. Este artículo de revisión en BJSM describe la contribución relativa de los genes, y posiblemente, el tipo de cuerpo de los Kenyatas (genético) también es un factor crucial. Recién estamos comenzando a comprender la fisiología (y genética) de estos corredores, pero todo indica (y espero que coincidamos) que los genes tienen ALGUNA PARTICIPACION.

Por consiguiente, lo que ha cambiado en el atletismo y en las carreras entre 1954 y 2014 no sólo fue la tecnología y el conocimiento si no que también estamos frente a una nueva población que, por el hecho de estar mejor dotados o mas predispuestos para el éxito en las carreras de fondo, ha hecho que los eventos de fondo se transformen en una forma de ganarse la vida.

El factor económico es importante; significa, literalmente, que miles de Kenyatas de 18 a 25 años están entrenando con los campeones actuales (eso es cultura, y crea una memoria institucional “desestabilizadora” en las diferentes generaciones) para romper los records y ganar las carreras mas importantes. Esto impulsa el rendimiento más de lo que la ciencia puede hacerlo. Es verdaderamente un potente estímulo de influencia, porque cuando usted tiene cultura más economía, tiene los dos ingredientes para generar el conocimiento a través de la "sabiduría institucional”.

El punto es que los atletas aprenden lo que funciona. Tuve la suerte de hablar durante una hora con Haile Gebrselassie en 2012, y durante dos horas con Wilson Kipsang en 2014, y estos hombres saben como entrenar. Ellos reciben los consejos de los mejores entrenadores y científicos, y aprenden a través de los errores propios y ajenos, saben que funciona y que no funciona.

Por eso me molesta el argumento planteado por los científicos de que ellos pueden montar su semental blanco de conocimiento en Kenya (o Etiopía) y ayudarlos simplemente a través de la buena ciencia y de una recuperación supervisada. Estos corredores se ríen de los occidentales que llevan sus monitores de frecuencia cardíaca y accesorios, porque ellos ya conocen demasiado bien sus cuerpos.

Volviendo a la analogía de la milla en 4 min, el punto importante es que hay una nueva población que ha triunfado, y de esos 1034 hombres que han corrido por debajo de los 4 min, o mejor dicho, de los 530 que lo han hecho después de realizar correcciones sobre la tecnología, la mayoría nació en África. De hecho, yo diría que la mayoría habrá nacido en África.

Así cuándo usted señala lo ocurrido en 1954 y dice que "la barrera de los 4-min no es diferente a la barrera de menos de 2 horas de 2014”, efectivamente está equivocado, porque no ha podido reconocer cómo la aparición de una nueva población en un deporte profesional ha regulado el rendimiento y la cultura (y por lo tanto el conocimiento).

Ésta es la visión macroeconómica del rendimiento deportivo. ¡La analogía aquí es que un economista que intenta predecir y luego alterar el comportamiento futuro del Dólar americano sobre la base de lo que pasó en los años cincuenta va a estar totalmente equivocado, porque el mundo ha cambiado; es plano! Los Nuevos mercados surgen, existe la globalización y por ejemplo, en este análisis, el impacto de China, India y otras naciones de BRIC no eran un factor en 1954, pero lo son ahora. De manera similar, nosotros no podemos inferir mucho de un límite o barrera en 1954, porque durante el 2014 hemos visto el equivalente deportivo de la "globalización" y la aparición de un nuevo mercado.

El mayor salto en el rendimiento de los últimos 50 años (sin tener en cuenta la tecnología y el dopping) no provino de la ciencia si no que de esta expansión, parte de la maduración del deporte (el mundo de deporte es ahora plano, por lo que los mejores atletas, genéticamente, están focalizados en sus eventos óptimos). En mi opinión, extrapolar esto al 2,4%, simplemente no es posible.

Por este motivo es tan importante la comparación entre los caballos y los galgos. Desde los años setenta, los caballos no se han vuelto más rápidos. Desde 1960, los galgos no se han vuelto más rápidos. ¿Qué nos dice esto? Dice que, a pesar de los incentivos para volverse más rápidos (hay dinero suficiente en ambos casos), se ha llegado a un límite, porque siempre se han criado caballos y galgos con un propósito específico. Así, en una rápida evolución, primero se amplió el pool génico y luego se realizó una selección hasta el punto en que se alcanzó un límite. La emergencia fue imposible porque se “agotó” la genética y por lo tanto no hay mas posibilidades dentro de la “muestra optimizada”, formada por los mejores candidatos. Tampoco es probable que surja una nueva muestra.

De manera similar, a menos que usted pueda encontrar una nueva población, la emergencia está acercándose a su fin también en los humanos. Los Jamaiquinos y los Americanos africanos nunca dominaban los sprints, ahora lo hacen. Los Africanos del este dominan las carreras de fondo.

Comentario final - una campaña falsa

Es falaz comparar a Roger Bannister buscando un 0,6% con un proyecto que busca un 2,4%, porque los records mundiales se están volviendo asintóticos (hay muchos papers que lo han demostrado).

Es falaz pasar por alto la cultura del running que ha evolucionado durante diez generaciones de corredores campeones para pensar que la ciencia deportiva típica hará este tipo de diferencias, está sobre estimada su capacidad.

Es falso ignorar el hecho que la aparición de un nuevo grupo es lo que permitirá el progreso, y esto no garantizará el 2,4% en cinco años, en esta etapa del ciclo de vida de las carreras de maratón.

Y finalmente, la promesa no es bondadosa. Sí, estoy siendo cínico, pero cuando la ciencia deportiva promete y luego no cumple, a la larga realmente nos produce mucho daño. Para mi este es el problema. No la ciencia, o los científicos, a pesar de lo que usted puede pensar. De hecho, muchos de los científicos del proyecto son excelentes, y tengo el mayor respeto por su trabajo. Han publicado muchos trabajos y merecen su reputación.

Éste es un tema de marketing y comunicación relacionado con la transmisión de la ciencia y su "comercialización" dentro del mundo de los deportes. No creo que sea útil.

Sin embargo, me encantaría observar un 1:59 en 2019, pero creo que no pasará. De hecho, estoy ofreciendo una apuesta de $1000 a Dr Andrew Bosch sobre este tema, si se rompe la marca de 2 horas deberé pagar. Si no, me compraré unas buenas cenas.

Y finalmente, también para Andrew, (debido a que la “manada” avanza sin realizar ningún avance), aquí les dejo mi punto de vista diferente; un poco de historia, economía, cultura y fisiología. Y también les dejo una reflexión sobre caballos y galgos (clic aquí).

Publicación original en: http://sportsscientists.com/2014/12/2-hour-maratho...

COMPARTIR