Endotelio

Los vasos sanguíneos están constituidos por tres capas, la más externa denominada adventicia, la media llamada túnica media y la más interna, el endotelio. Esta membrana unicelular recubre a la totalidad de los vasos sanguíneos en su interior y la misma posee una extensión aproximada de 150 metros cuadrados. En la actualidad se sabe que se comporta como un verdadero órgano, autócrino, parácrino y endocrina, con la particularidad de producir y liberar al torrente sanguíneo distintas sustancias que mantienen en equilibrio, modulando el tono vascular, controlando las respuestas inflamatorias, la capacidad de reparar las lesiones locales, etc.

Cuando esta membrana se encuentra agredida por diferentes noxas puede pasar a estar en un estado disfuncionante y es ahí cuando comienza la génesis de la enfermedad ateroesclerótica.
COMPARTIR